Política

Fracasó un intento para dar con el prófugo "hombre mortero"

Un domicilio de la provincia de Neuquén fue allanado ayer por orden del juez federal Sergio Torres en el marco de la búsqueda de Sebastián Romero, el ex precandidato de la izquierda en Rosario que fue filmado disparando un arma "tumbera" en las inmediaciones del Congreso nacional contra la policía en el marco del tratamiento de la reforma previsional.

Miércoles 18 de Abril de 2018

Un domicilio de la provincia de Neuquén fue allanado ayer por orden del juez federal Sergio Torres en el marco de la búsqueda de Sebastián Romero, el ex precandidato de la izquierda en Rosario que fue filmado disparando un arma "tumbera" en las inmediaciones del Congreso nacional contra la policía en el marco del tratamiento de la reforma previsional.

El allanamiento fue en el lugar donde impactó la dirección IP en la cual se posteó una carta que Romero difundió a través de Facebook días atrás.

Si bien el allanamiento dio negativo, en el lugar se constató que sí vivía Demián Romero, quien sería integrante del Partido Socialista de los Trabajadores Unificado (PTSU), del cual fue precandidato el ahora prófugo. Además, se secuestraron teléfonos y otros dispositivos, a la par que se sigue la búsqueda de Romero.

"Mi nombre es Sebastián Romero y soy un perseguido político del gobierno de Macri. Soy un obrero como tantos otros, pero hace más de tres meses que no veo a mi familia, mis amigos, a mis compañeros de la fábrica ni a mis vecinos. Estoy siendo perseguido como si fuera un terrorista porque fui parte de los miles que el 18 de diciembre resistimos en las calles contra el robo que estaban haciéndole a los jubilados en el Congreso", escribió en Facebook.

El hombre fue imputado por la Fiscalía a cargo de Alejandra Mangano por los delitos de intimidación pública y resistencia a la autoridad: la investigación sobre su paradero comprende sus relaciones personales y el análisis de sus comunicaciones.

Fuga y misterio

El manifestante se profugó al día siguiente de los incidentes que tuvieron lugar en inmediaciones del Congreso y, por orden del juzgado, se emitió el pedido de captura, mientras que a los pocos días se allanó su domicilio en la ciudad de Rosario, sin resultado: allí ni siquiera estaban sus familiares inmediatos, con quienes vivía y quienes sí aparecieron al momento en que la Policía se disponía a allanar la vivienda.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario