Política

Fiscal pidió que Cristina vaya a juicio por encubrir el atentado a la Amia

Eduardo Taiano se lo solicitó a Bonadío. Por esta causa la senadora tiene un pedido de desafuero y hay varios acusados detenidos

Miércoles 07 de Febrero de 2018

El fiscal federal Eduardo Taiano pidió ayer enviar a juicio oral y público a la ex presidenta Cristina Kirchner, al ex canciller Héctor Timerman y al ex secretario de Legal y Técnica Carlos Zannini, entre otros, por la causa que investiga el presunto encubrimiento del atentado a la Amia.

La solicitud la hizo ante el juez federal Claudio Bonadio, a cargo de la causa impulsada por el ex fiscal Alberto Nisman y por la cual pesa un pedido de desafuero de la actual senadora nacional y permanecen detenidos varios acusados.

El pedido también alcanza al dirigente Luis D'Elía, al ex líder de Quebracho Fernando Esteche y al representante de la comunidad islámica Jorge Khalil (todos con prisión preventiva) y al ex titular de la AFI Oscar Parrilli, al diputado Andrés Larroque, al ex vicecanciller Héctor Zuain, a la ex procuradora del Tesoro Angelina Abbona y al supuesto espía Allan Bogado.

Once son los implicados en la causa que se inició por la denuncia hecha por Nisman el 14 de enero de 2015, cuatro días antes de aparecer muerto en su departamento, en la que aseguraba que la firma del Memorándum de Entendimiento con Irán (por la cual se buscaba tomar declaración en Teherán a los acusados) había sido la herramienta utilizada para intentar desviar la investigación y dejar de inculpar a los funcionarios iraníes señalados como los autores intelectuales de la voladura de la Amia.

"El gobierno de Cristina Kirchner pasó de una posición respetuosa de los intereses nacionales a una actitud contraria y de ocultamiento, cimentada en la violación al principio republicano de gobierno, la división de poderes, la independencia judicial y, sobre todo, en desmedro de los intereses de las víctimas del atentado y sus familiares", remarcó Taiano en su requerimiento.

El pedido ahora será evaluado por Bonadio, quien además tendrá que examinar los planteos que hagan las demás partes y luego sí elevar el caso a juicio. De todos modos, parece difícil que se realice este año.

"La realidad fue que sólo se trató de uno de los medios elegidos por las partes para viabilizar el plan criminal que negociaron durante dos años, pues su letra resultó funcional a la maniobra espuria", opinó Taiano sobre el Memorándum, que había sido aprobado por el Congreso y luego quedó caduco por un fallo de la Justicia.

"Para comprender debidamente el rol que ejerció Cristina Kirchner en esta maniobra es preciso tener en claro que el delito denunciado no se hubiera cometido sin su decisión y sus consecuentes acciones", dijo sobre el rol de la ex mandataria.

Su participación —según la acusación— es por haber dado "una expresa instrucción para que se diseñara e implementara el plan de encubrimiento tendiente a desvincular a los acusados de nacionalidad iraní de la causa por el atentado a la Amia a efectos de garantizarles su impunidad definitiva".

Taiano, tal cual había denunciado Nisman, aseguró que el objetivo era lograr un reposicionamiento comercial con Irán y que el acuerdo fue posible gracias al cambio de política al asumir Cristina Fernández respecto al mandato de su marido, Néstor Kirchner, sobre el atentado a la Amia y sus responsables.

"Tal fue el grado de compromiso que asumió Kirchner en este plan criminal de impunidad que se ocupó de seleccionar a parte de sus colaboradores o, para ser más exactos, sus consortes de causa, valiéndose asimismo de otras personas para ejecutar la maniobra", concluyó.

En ese sentido, deslizó la acusación contra los demás imputados, entre ellos Timerman, quien estaba bajo arresto domiciliario y salió en libertad por una resolución extraordinaria en el receso de verano a raíz de sus graves problemas de salud, y quien había mantenido reuniones secretas en plena negociación por la firma del Memorándum.

Por lo pronto, Zannini, Esteche, D'Elía y Khalil siguen detenidos y sus arrestos fueron confirmados por la Cámara Federal, lo mismo que sucede con la prisión preventiva de Cristina Kirchner, la cual está supeditada a la orden de desafuero hecha por Bonadio y que tiene que tratar el Senado nacional.

Caso Báez

Por otra parte, la Cámara Federal porteña ordenó ayer nuevamente al juez Sebastián Casanello que se pronuncie "en un plazo razonable" sobre los pedidos de indagatoria a la ex presidenta Cristina Kirchner en el marco de la causa por presunto lavado de dinero en la que está acusado el empresario Lázaro Báez.

Se trata de los pedidos que hicieron el fiscal del caso, Guillermo Marijuan, así como los de los querellantes Unidad de Información Financiera (UIF) y Oficina Anticorrupción (OA).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario