Política

Fin de semana de movidas en rechazo a la prisión domiciliaria de Etchecolatz

Con una marcha y un siluetazo, militantes de Hijos y de la CTA Autónoma, entre otras agrupaciones, protestarán el fin de semana próximo en la ciudad de Mar del Plata contra la prisión domiciliaria que allí cumple el represor Miguel Etchecolatz.

Jueves 04 de Enero de 2018

Con una marcha y un siluetazo, militantes de Hijos y de la CTA Autónoma, entre otras agrupaciones, protestarán el fin de semana próximo en la ciudad de Mar del Plata contra la prisión domiciliaria que allí cumple el represor Miguel Etchecolatz.

El sábado, a las 18, habrá una movilización en repudio a la decisión judicial, que partirá desde el Tribunal Oral Federal Nº 6 (avenida Luro y Santiago del Estero) y se dirigirá hasta la Rambla, con la participación de Rubén Eduardo, hijo de Julio López, el testigo desaparecido en 2006 tras declarar en La Plata en un juicio contra el ex comisario bonaerense.

El domingo, a las 17, se realizará un siluetazo en la entrada del bosque Peralta Ramos, donde vive actualmente el represor.

La actividad consistirá en la demarcación simbólica del "camino de la impunidad" hacia la vivienda del represor con las siluetas de desaparecidos hechas en cartón, incluida la de López.

"La única casa para un genocida es la cárcel", sostienen las agrupaciones, que exigen prisión común para Etchecolatz.

Etchecolatz, de 88 años, fue trasladado el viernes pasado a una casa ubicada en la calle Nuevo Bulevar, entre Guaraníes y Tobas, en el bosque Peralta Ramos.

Allí vivirá con su esposa, que oficiará de garante de cuidado, en tanto que estará vigilado por un dispositivo de monitoreo electrónico y no podrá tener armas de fuego.

Los jueces José Sobrino, Julio Panelo y Fernando Canero (TOF 6) le habían otorgado el miércoles de la semana pasada la prisión domiciliaria por edad avanzada y por su débil estado de salud.

El ex jefe de la Brigada de Investigaciones de la Bonaerense fue condenado a prisión perpetua en seis juicios por delitos de lesa humanidad.

Actualmente, Etchecolatz afronta otros procesos por crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura militar.

Días atrás, organismos de derechos humanos rechazaron la prisión domiciliaria otorgada al represor al considerar que es un "retroceso gigantesco" en el proceso de "memoria, verdad y justicia".

De inmediato, el Concejo Deliberante marplatense condenó que a un acusado por delitos de lesa humanidad se le permita vivir en esa ciudad.

"Etchecolatz es el límite", tituló —en tanto— el documento que dieron a conocer distintas organizaciones de derechos humanos, al tiempo que advirtieron que "si no hay Justicia, habrá escrache para los genocidas", como ocurrió en la década del 90 frente a los domicilios de los represores.

Como jefe de Investigaciones de la Policía Bonaerense durante la dictadura, Etchecolatz fue mano derecha del también siniestro represor Ramón Camps.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario