Política

Fernández fue a buscar a Portugal la "receta" para negociar con el FMI

El candidato presidencial del Frente de Todos se reunió con el primer ministro Antonio Costa. Al "caso luso" lo ponen como un modelo a seguir.

Sábado 07 de Septiembre de 2019

El candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, se reunió ayer en Lisboa con el primer ministro de Portugal, Antonio Costa, con quien busca entablar un vínculo político de cara a un eventual triunfo del peronismo en las elecciones del 27 de octubre.

Fernández fue recibido por Costa en el Palacio de Sao Bento, sede del Parlamento donde, en un encuentro, que duró una hora y media, ambos dirigentes dialogaron sobre "la experiencia portuguesa, la situación de la Argentina, y abordaron el futuro del acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea", según fuentes del candidato peronista.

En la reunión, Fernández subrayó la "necesidad de trabajar junto a España para concretar el acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur", anunciado a finales de julio, pero que todavía debe materializarse.

Al brindar una conferencia en el Congreso de los Diputados español, Fernández subrayó el jueves que está a favor de una mayor integración con Europa, pero añadió que ese objetivo debe lograrse "sin perjudicar a la Argentina".

Asimismo, Fernández y Costa comentaron en profundidad el actual modelo portugués, coincidiendo en que tenía ciertos paralelismo con la política económica que desplegó Néstor Kirchner entre 2003 y 2007.

Costa, líder del Partido Socialista de Portugal, gobierna desde finales de 2015 con el apoyo de comunistas, verdes y el Bloco de Esquerda, cercano a los españoles de Podemos, y es considerado un modelo a seguir por el resto de líderes socialdemócratas europeos.

Consiguió un acuerdo que parecía imposible al lograr una convergencia a la izquierda dominada por la centroizquierda, lo que provocó un vuelco a la tendencia de declive de los socialistas.

Alternativa

El gobierno del Costa representa en la actualidad una "alternativa social a la austeridad neoliberal", que no pone en duda las reglas de juego de la eurozona.

"El gobierno portugués es un ejemplo a seguir por otros partidos socialdemócratas europeos con los que queremos estrechar lazos", sostuvieron quienes acompañan a Alberto Fernández.

Lo que logró el socialista Costa es lo que anhela el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, quien negocia contrarreloj con la fuerza de izquierda Unidos Podemos para llegar a un acuerdo que le permita permanecer al frente del Ejecutivo.

Estando en España, el candidato del Frente de Todos ya había expresado que creía que existía una sintonía entre el proyecto electoral que él encabeza, y que lleva como vice a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, con los gobiernos socialdemócratas europeos.

De hecho, Alberto Fernández defendió su alianza con la ex presidenta como estrategia política, al asegurar que la unidad entre los diferentes sectores del peronismo es lo que permitió vencer en las primarias del 11 de agosto al presidente Mauricio Macri por más de 16 puntos.

"Lo más importantes es estar unidos para ganar a los conservadores", aseguró.

Tras su paso exprés por Portugal, Fernández regresó ayer mismo a España, y luego de una jornada de descanso, partirá de regreso a Buenos Aires.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario