Elecciones 2019

Fernández arrasó en Buenos Aires y Macri en Córdoba

Apoyado en la tremenda elección de Kicillof, el presidente electo triunfó por 16 puntos en la provincia. El macrismo sacó 32 más en la Docta.

Lunes 28 de Octubre de 2019

Cada uno en su lugar. Alberto Fernández y Mauricio Macri arrasaron en sus bastiones. El primero lo hizo en la provincia de Buenos Aires y el segundo en Córdoba. De hecho, cada uno de ellos cerró sus respectivas campañas en dichos territorios. Fernández en Mar del Plata, Macri en La Docta. Axel Kicillof, quien avasalló a María Eugenia Vidal en la Gobernación del distrito que representa a la mayor parte del padrón, jugó un papel fundamental, clave en el resultado general. También el gobernador cordobés Juan Schiaretti, socio fuerte del macrismo.

En la provincia de Buenos Aires, el nuevo presidente de la Nación se impuso con un 52%, con Frente de Todos, sobre el 36% de Macri y Juntos por el Cambio.

En este sentido, La Matanza, principal fuerte del peronismo, fue tierra de la fórmula Fernández-Fernández, con el 64%, y para Macri-Pichetto 23%. Ahí, donde el peronismo se hace extremadamente fuerte, Kicillof ratificó el dominio y favoreció el triunfo de Alberto F.

El otro sitio de marcado respaldo para Fernández fue Florencio Varela, donde la diferencia creció, con una victoria de 67% a 20% para el Frente de Todos. En Moreno, los números marcaron 63% a 23%.

Contrariamente, los espacios que habitualmente respaldan al macrismo en la provincia de Buenos Aires, volvieron a hacerlo. Hubo marcadas diferencias en Vicente López, donde Macri sacó un 57% y Fernández un 30%. En General Pueyrredón (Mar del Plata el asunto estuvo más ajustado, al cierre de esta edición con sólo un punto porcentual del macrismo por encima de la dupla F-F.

En Córdoba, Macri se erigió con amplio dominio desde hace al menos cuatro años, lo ratificó a cada paso y lo hizo ayer una vez más, en la provincia en la que en las Paso obtuvo una ventaja de casi 18 puntos porcentuales que esta vez creció a más de 30 puntos.

Con el 99% de las mesas escrutadas anoche Macri se imponía con el 61% contra el 29 de Alberto F., un crecimiento superlativo en algo más de dos meses.

La ciudad capital marcó la tendencia, con un arrollador 66% sobre el 24% del peronismo. Como en 2015, con un caudal de votos que prácticamente definió la elección y el triunfo del macrismo, La Docta lo apoyó. En Río Cuarto, por citar otra sección fuerte, Macri llegó a un 57%, ante un 31%.

Los números condicen con la historia y se ubicaron dentro de una lógica impuesta en los papeles. Dos sitios donde además la crisis pegó distinto. Mientras Buenos Aires es uno de los distritos donde peor han impactado las políticas neoliberales y el aumento de la pobreza, en Córdoba, los niveles socioconómicos son otros.

Buenos Aires y Córdoba son junto a Santa Fe los tres distritos más importantes, los que dejan mojones en las elecciones de acuerdo a la inclinación. Sin embargo, esta vez en Santa Fe, se vieron números más parejos entre uno y otros (igualmente, el macrismo creció respecto a las Paso y se impuso, quizás favorecido por el viraje del voto socialista).

Fernández arrasó en Buenos Aires y Macri en Córdoba, cada uno cosechando allí sus mejores resultados teniendo en cuenta el mapa completo de la República Argentina.

En este sentido Córdoba vuelve a marcar el camino de la disidencia en las urnas con el resto del país, aunque ahora no fue la única.

Tanto en Buenos Aires, como en Córdoba, la tercera fuerza más votada fue la del Consenso Federal encabezada por Roberto Lavagna.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS