Política

Fernández advirtió que el 10 de diciembre "no es una fecha mágica"

Aludió de ese modo al futuro del control de cambio en la Argentina. Y destacó que López Obrador le prometió su apoyo en "todo lo que necesite".

Martes 05 de Noviembre de 2019

El presidente electo Alberto Fernández mantuvo ayer en México una reunión bilateral con el mandatario de ese país, Andrés Manuel López Obrador, tras la cual, consultado en conferencia de prensa acerca del futuro del control de cambio vigente en la Argentina, enfatizó: "El 10 de diciembre no es una fecha mágica".

"El 10 de diciembre no es una fecha mágica. Ese día cambia un gobierno, no la realidad económica", aseveró Fernández respecto de si durante su gobierno se mantendrán los controles de cambio impuestos por Mauricio Macri a partir de la derrota electoral del 27 de octubre pasado.

"Lo que la Argentina vive en materia de dólares es lo que Macri produjo en materia de dólares", continuó, para luego agregar que, en todo caso, recién en esa fecha se conocerá a ciencia cierta cuántas reservas quedan en el Banco Central (BCRA).

Fernández brindó una conferencia de prensa en el Palacio Nacional al término de su reunión bilateral con López Obrador. Y subrayó que el presidente de México le prometió su apoyo en "todo lo que necesite la Argentina". Al respecto, resaltó: "Es un gran punto de arranque. Me voy muy contento porque tenemos muchas cosas en común.

De hecho, el mandatario electo aseguró que sintió una "gran satisfacción" por haber encontrado a alguien que "piensa tan parecido" a él y que conoce "en profundidad" la compleja situación económica de la Argentina.

Mano a mano

La reunión duró cerca de 80 minutos y giró, principalmente, en torno a las relaciones económicas entre ambos países. "Hablamos de poner en valor nuestro vínculo en materia automotriz, de autopartes, y fundamentalmente en materia de carnes. También sobre la exportación de porotos negros, porque México gran demandante", explicó Fernández.

Luego aclaró que "prácticamente no tocaron" el tema Venezuela, porque "todos saben" lo que ambos piensan sobre esa problemática, y adelantó que la integración regional será clave para su gobierno.

"Lo que tenemos que discutir es cómo uno ingresa al mundo global. En los últimos años, las características de quienes gobernaron hicieron que se debilitaran los bloques latinoamericanos. Estoy empeñado en hacer que América latina vuelva a unirse. Que la Unasur funcione, más allá de las diferencias ideológicas, es un tema central", precisó.

Antes del encuentro, López Obrador había aludido a su predisposición a ayudar a que la Argentina supere la crisis: "Mejoraremos nuestras relaciones económicas y comerciales. Hay muchas cosas que podemos hacer".

Fernández, por su parte, aludió a su futuro vínculo con Estados Unidos. "Tuve una muy buena charla con (el presidente Donald) Trump y parece ser que también están predispuestos ayudarnos", indicó.

Tema clave

Respecto de la Argentina, el mandatario electo advirtió que "no puede tener las tarifas dolarizadas, cuando el resto de la economía no lo está".

En ese sentido, Fernández no confirmó si habrá un congelamiento de tarifas, pero adelantó: "Todos y todas deberán hacer un esfuerzo. Cuando digo todas, me refiero a las empresas energéticas".

El primer viaje internacional de Fernández tras los comicios generales continuó con una cena en la que estarán presentes los principales empresarios mexicanos, incluido el magnate de las telecomunicaciones Carlos Slim.

El presidente electo viajará mañana de regreso a la Capital Federal, donde —según confió su entorno— comenzará con los diálogos de transición.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario