Política

Fariña y Elaskar fueron procesados y embargados por lavado de dinero

El juez Casanello dispuso las medidas contra los empresarios por estar vinculados a operaciones millonarias injustificadas.

Jueves 08 de Mayo de 2014

Los financistas Leonardo Fariña y Federico Elaskar fueron procesados por el juez federal Sebastián Casanello por el delito de lavado de activos y embargados por 32 y 27 millones de pesos, respectivamente, en el marco de la causa en la que también está imputado el empresario kirchnerista Lázaro Báez.

Casanello dispuso el procesamiento de Fariña por cinco casos de lavado de activos y el de Elaskar por ocho, por estar vinculados a operaciones comerciales millonarias sin poder justificar los fondos y con la convicción de que utilizaron dinero proveniente de ilícitos.

El juez detectó que Fariña "lavó" 30.314.971 de pesos y Elaskar otros 25.252.242, mediante la compra de autos y camionetas de alta gama, propiedades, campos, empresas y movimientos de dinero en cuentas bancarias. También fueron embargados el departamento en el que Fariña vivió con su ex esposa, la modelo Karina Jelinek; un auto BMW, una Ferrari, un campo en la provincia de Mendoza y acciones de tres sociedades sospechadas de haber intervenido en las maniobras. Fuentes judiciales revelaron que la decisión de Casanello deja por ahora al margen a Báez, sobre quien adoptó medidas para profundizar la investigación, para lo que resulta indispensable la colaboración de los poderes judiciales de Panamá y Suiza. En otra causa conexa, Casanello sobreseyó a Báez por presunta extorsión a Elaskar luego de un dictamen del fiscal Guillermo Marijuán, que pidió desvincular al empresario por falta de pruebas (ver aparte).

El origen del escándalo. La causa se inició en abril del año pasado en el programa de Canal 13 Periodismo Para Todos, donde Fariña y Elaskar dijeron que a través de la financiera SGI, propiedad del segundo de ellos, se lavaron más de 50 millones de euros de Báez que sacaban ilegalmente del país.

Tras un centenar de declaraciones testimoniales, allanamientos y documentación analizada, el juez concluyó que Fariña y Elaskar "tenían conexión con personas relacionadas con actividades delictivas" y lavaron dinero en la compra de diversos bienes. Sobre Fariña dijo que es "inusual y carente de justificación económica que una persona de 25 años haya adquirido dos automóviles de alta gama en el término aproximado de un año, sin registrar al momento de obligarse a su financiación ingreso por actividades formales (en base a Afip y Ansés) o de otras fuentes acordes al perfil de gastos evidenciado".

El juez sostuvo que Fariña acreditó un sueldo de 6.400 pesos y lo vinculó a operaciones comerciales sobre una camioneta BMW X6, una Ferrari modelo California, un departamento ubicado en la Avenida del Libertador 2423, piso 23, en el que vivió con Jelinek; cinco campos en Mendoza y un auto Mercedes Benz. "La característica de su derrotero mediático es que lo que empezó como una sorpresiva irrupción glamorosa en el jet set vernáculo, propia de la sección espectáculos de un periódico, se orientó progresivamente hacia la sección 'policiales' o 'judiciales'", sostuvo Casanello.

El juez vinculó a Fariña con los empresarios Carlos Molinari y Roberto Jaime Erusalimsky —quienes están citados a indagatoria para fin de mes— con los bienes que compraba. Entre ellos, los campos en Mendoza fueron comprados por Fariña por cinco millones de dólares en efectivo y luego vendido a Erusalimsky por 1.800.000 dólares.

Por su parte, Molinari figura vinculado a la Ferrari California y su empresa Rei Fiduciaria pagando casi dos millones de pesos por la fiesta de casamiento de Fariña con Jelinek. En tanto, los también empresarios Daniel Bryn y Mario Acevedo Fernández fueron citados a indagatoria para mediados de junio por supuestamente estar vinculados a los bienes que compraron Fariña y Elaskar.

Según consta en uno de los documentos que forman parte del expediente, Fariña le pagó $79.255 a la empresa Palbrid SA por su casamiento. Se trata de la sociedad de Bárbara Diez, organizadora de eventos y esposa del jefe de gabinete porteño Horacio Rodríguez Larreta.

En cuanto a Elaskar, el juez remarcó irregularidades con "operaciones de cambio que fueran detectada por el Banco Central en SGI, consistes en la adquisición de moneda extranjera por cuenta de terceros", la "venta de moneda extranjera" no teniendo autorización para ello, entre otras cosas. "

Un escándalo con ribetes políticos y del ámbito de la farándula que seguirá su curso de acción en el ámbito de la Justicia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario