Política

Fariña admitió reunión con Garavano y cuestionó a su exabogada

El arrepentido además reveló la oferta que le hizo Lázaro Báez para sacarlo de la cárcel.

Jueves 25 de Abril de 2019

El arrepentido Leonardo Fariña declaró este miércoles por la mañana en el juicio por la ruta del dinero K y por la noche en una entrevista reveló que Lázaro Báez le había hecho una oferta para sacarlo de la cárcel.
"Me mandó a decir que tenía información de que podría sufrir un atentado y que si yo lo despegaba de la causa me ayudaba a salir", contó en TN.
Durante su declaración ante la Justicia, Fariña sostuvo que el encuentro que mantuvo con el ministro de Justicia Germán Garavano se dio por cuestiones referidas al programa de Protección de Testigos e Imputados del que formaba parte.
Anoche, el exvalijero de Báez volvió a negar haber sido "guionado" por el funcionario, como había denunciado su exabogada, Giselle Robles, a la que acusó de defender los intereses del empresario.
"Declarar hoy fue sacarme un peso de encima. Soy respetuoso de los procesos judiciales y por eso ahora salgo a defenderme de manera pública", afirmó en el arranque de la entrevista, en la que insistió en que su exabogada "hizo manifestaciones totalmente falsas".
"Mi exabogada se paseó por todos los programas de televisión diciendo falsedades. Muestra e-mails previos a mi salida de la cárcel y presenta siete en la Justicia, pero con contradicciones que no sé cómo va a poder corroborar", sostuvo en relación a Robles.
A la hora de hacer una autocrítica, el exvalijero reconoció: "Abiertamente mentí, llegué a decir que Lázaro Báez era una víctima de un conglomerado de medios".
"La cárcel te cambia cualquier visión que tenés de la vida. Pero soy tan terco que necesité mucho tiempo". Y sobre las recientes declaraciones públicas del excontador de los Kirchner, Víctor Manzanares, aseguró: "Antes de fin de año alguna opereta se come".
De sus días en prisión, reveló: "Báez me mandó a decir que tenía información de que podría sufrir un atentado y que si yo lo despegaba de la causa me ayudaba a salir de la cárcel".
"Estaba preso por una causa de evasión por un campo que no compré para mí. Mis posibilidades de salir eran nulas. Por eso hice cosas fuera de la razón", explicó.
Además, ahondó en la teoría de que sus exabogados lo traicionaron: "Franco Bindi tomó mi defensa con un objetivo, que era llegar a Lázaro Báez. Un abogado no puede compartir defensas cuando hay intereses contrapuestos".
"No es casual lo que hay detrás de la detención de Martín Báez. Tengo la teoría de que lo entregaron, no lo pusieron a derecho. Lázaro no movió un dedo", opinó.
A pesar de eso, dijo que Lázaro es una persona a la que le tiene "estima". "Se lo dije hoy a Leandro, para ver si una persona idónea se lo puede hacer llegar. Me van a pute... por lo que estoy diciendo, pero separo las conductas delictuales que tuvimos nosotros, que las reconozco. Después hablo de algo que tiene que ver con lo afectivo", exclamó.
En un momento Fariña se quebró y asumió: "Le pifiamos feo, le pifié muy feo". Al hablar en plural, se refería a Leandro Báez. "Lo vi golpeado, hay que enfrentarse así con un padre. Es fuerte verlo y entender el lío en el que nos metimos", aseveró.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario