Política

Expectativa por la posible ampliación de la indagatoria a un empresario

Se trata del ex CEO de la constructora española Isolux Corsan, el único de los detenidos que admitió haber pagado coimas a Planificación Federal.

Lunes 06 de Agosto de 2018

En el marco de la causa por presunta corrupción en la obra pública, el empresario Juan Carlos de Goycoechea podría ampliar hoy su indagatoria, mientras buscaba acogerse a la figura de arrepentido para que se le reduzca la pena.

El ex CEO de la constructora española Isolux Corsan es el único de los detenidos que reconoció haber pagado coimas a representantes del Ministerio de Planificación nacional durante la gestión kirchnerista.

De Goycoechea se ofreció a declarar como arrepentido a cambio de recuperar la libertad, lo que debe ser analizado por el fiscal Carlos Stornelli y el juez federal Claudio Bonadio, quienes llevan adelante el caso.

Por medio de su abogado, Jorge Landaburu, el sospechoso dijo estar dispuesto a revelar detalles de la presunta trama de corrupción en torno a la obra pública y pidió también ser incluido en el Sistema de Protección de Testigos.

Además, Bonadio podría tomarle hoy declaración a un grupo de empresarios y ex funcionarios que estarían vinculados a la causa, pero que todavía no tienen orden de detención.

Por otra parte, el magistrado podría en los próximos días pedir la captura internacional de Oscar Thomas, ex director ejecutivo del Ente Binacional Yacyretá, el único de los imputados que permanece prófugo.

El sábado pasado fue detenido el directivo del grupo Pescarmona Francisco Valenti, que volvió a la Argentina tras unas vacaciones en Dubai, y ya son 17 los apresados en el marco de la causa.

El empresario fue recibido por los efectivos policiales en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza y se sumó a los 16 involucrados de la causa que ya estaban con prisión preventiva.

Todos ellos aparecen en los cuadernos de Oscar Centeno, quien fue durante muchos años el chofer del ex secretario de Coordinación del Ministerio de Planificación Federal Roberto Baratta.

En esos escritos figuran presuntas coimas que los directivos de diferentes compañías les habrían pagado a los funcionarios nacionales por trabajos de obra pública.

Según Centeno, esos cuadernos fueron quemados "en la parrilla del fondo" de su casa, ubicada en el partido bonaerense de Vicente López, pero la Justicia aún tiene una copia de los mismos.

La empresa española Isolux Corsán les pagó a funcionarios 12,6 millones de dólares, según se desprende de los cuadernos de Centeno. También les entregó tres bolsos, una valija "de más o menos 40 kilos", una mochila y una bolsa con efectivo, sin identificar cuánto dinero había dentro, un dato que ahora deberá corroborar la Justicia.

Esos sobornos, que se habrían pagado durante más de diez años, tienen sus correlato en proyectos de obra pública. El Estado le adjudicó contratos por unos 6.000 millones de dólares para realizar, por lo menos, 15 emprendimientos.

Integró consorcios para la construcción de centrales hidroeléctricas, trenes de alta velocidad, líneas de alta tensión, rutas y centrales térmicas a lo largo y a lo ancho del país.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario