Política

“Este es un cambio de época, histórico, no puede detenerse en revanchas”

Mauricio Macri hizo un discurso de la victoria medido y abarcativo, en el que invitó a quienes votaron a Daniel Scioli a sumarse a su gestión. Se mostró feliz pero sereno, sin desbordes.

Lunes 23 de Noviembre de 2015

Mauricio Macri salió al escenario pocos minutos después de que su contrincante, Daniel Scioli, reconociera la derrota. “Es un día histórico y un cambio de época, que no puede detenerse en revanchas”, dijo en un tramo de su discurso. En un búnker desbordante de júbilo y precedido por unas palabras de su compañera de fórmula Gabriela Michetti, el presidente electo se mostró feliz pero sereno, sin desbordes ni gritos.
         “Quiero agradecerles a muchos, pero en especial a una persona que ha sido un bastión,  Marcos Peña”, destacó Macri de entrada, en homenaje a quien será su jefe de Gabinete. Cada nombre que citaba el ganador era recibido por una ovación cerrada. “Estoy acá jugado por todos los argentinos, para que cada día estén un poco mejor”, dijo, y luego se dedicó a homenajear a su familia, tanto a sus padres como a sus hijos. Al fondo sonreían sus aliados Lilita Carrió y  Ernesto Sanz. Macri no tardó en apelar a otro de sus leit motiv: la Argentina del esfuerzo. Y recordó cuando en la campaña ingresó en las casas de muchos argentinos.  “Es un día histórico y un cambio de época, y como tal es un cambio que nos tiene que llevar a las oportunidades para crecer y progresar. No puede detenerse este cambio en revanchas ni ajustes de cuenta. Hay que poner toda la energía y la vitalidad en construir la Argentina que soñamos”. Macri reiteró otro slogan: “Sí se puede” que el público coreó de inmediato. El mismo que hizo famoso el presidente estadounidense Barack Obama en su campaña de 2008. Con este clima, pidió que “se sumen” a quienes no lo votaron ni participaron del proyecto. “Cada uno de los que nos está mirando debe encontrar su camino de desarrollo personal y de su familia. Yo estoy para eso”. Para el presidente electo, “este país maravilloso es de los que tienen más espíritu emprendedor”, que atribuyó a los inmigrantes que cruzaron el Atlántico, como sus padres. Siempre apelando al público,  dijo: “Ustedes hoy hicieron posible lo imposible”. En este discurso de tono vitalista y regenerativo, El líder del PRO reiteró el lema  del “cambio” que da nombre a su coalición.  “Este cambio tiene que poner toda la energía y la vitalidad en construir la Argentina que soñamos, porque es verdad lo que hemos  venido diciendo, que tenemos que construir una Argentina con pobreza cero, que lo vamos a hacer juntos, que tenemos que enfrentar y  derrotar al narcotráfico, y que tenemos que unir a todos los  argentinos detrás de eso”, enumeró el presidente electo. Una lista bastante abrumadora de las tareas por delante que tendrá que afrontar con un Congreso en el que su fuerza será minoría.

Tal vez por esto, Macri envió un mensaje a quienes votaron por Scioli en el ballottage y les pidió “que se sumen” porque,  aseguró, “la Argentina necesita que desarrollemos nuestras  capacidades”.
“No va a ser fruto de un iluminado, eso no existe, esa Argentina la vamos a conseguir si cada uno de ustedes encuentra el camino  del desarrollo y del progreso, y yo estoy acá para ayudarlos a  encontrar ese camino, es mi tarea”.
      Al respecto, Macri agregó: “Le pido a Dios que me ilumine para poder ayudar a cada argentino a encontrar su forma de progresar,  su forma de transcurrir la vida al lado de su familia, su forma de  ser feliz, y les pido, escúchenme bien, estoy acá porque ustedes  me llevaron a este lugar, entonces les pido que no me abandonen,  que sigamos juntos, que el 10 de diciembre empieza esta etapa  maravillosa de la Argentina”.  Macri aprovechó su discurso como presidente electo para decirles “a los hermanos de América latina y del mundo, que queremos tener  buenas relaciones con todos los países, que queremos trabajar  todos. Sabemos que el pueblo argentino tiene mucho para aportarle al mundo y queremos encontrar una agenda de cooperación”.                 
       El cierre fue como le gusta a Macri y a la gente del PRO: a puro baile, con globos y mucho papel picado. Todo el mundo se sumó a la fiesta, tanto arriba como abajo del amplio escenario del búnker de Cambiemos, mientras el presidente electo se paseaba con su hija Antonia sobre los hombros y besaba a su esposa, la siempre elegante  Juliana Awada.

Cristina lo recibe mañana

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner felicitó anoche a Mauricio Macri por el triunfo obtenido y a la vez lo convocó a un encuentro para mañana en la residencia oficial de Olivos. Hoy por la tarde la jefa del Estado recibirá a Daniel Scioli y a Carlos Zannini, los integrantes de la fórmula del FpV.
  La mandataria felicitó en un breve diálogo telefónico al electo presidente y además conversó con su esposa, Juliana Awada, a quien también le transmitió su felicitación por el resultado. Durante la charla, Mauricio Macri también felicitó a la presidenta por “la jornada electoral ejemplar”, tras lo cual acordaron el encuentro mañana en la residencia, prevista para las 19.
  En tanto, para hoy a las 18 está previsto que Cristina reciba en Olivos al candidato del Frente para la Victoria, Daniel Scioli, y su compañero de fórmula, Carlos Zannini.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS