Política

"Este es el gobierno más peronista de la historia, después de Perón"

Entrevista. La senadora Roxana Latorre aseguró que el flamante ministro de Defensa, Agustín Rossi, "va a aportar a la campaña porque tiene una estructura territorial muy importante".

Lunes 10 de Junio de 2013

Roxana Latorre | Bío |10 de mayo de 1952, Rosario. Senadora por Santa Fe desde 2001 por el PJ. En 2003 fue reelegida en el cargo en fórmula con Carlos Reutemann, binomio que vuelve a competir en las elecciones de 2009 y gana los comicios, pero a los pocos meses rompe con Reutemann y forma su propio bloque (Federalismo Santafesino).

La senadora Roxana Latorre (Federalismo Santafesino) conformó en 2009 un unibloque cuando rompió su sociedad política con Carlos Reutemann y desde allí viene apoyando casi todas las iniciativas que salen de la Casa Rosada y llegan a la Cámara alta. No se define como "kirchnerista" sino simplemente como "peronista", pero asevera que los gobiernos de los Kirchner (Néstor primero y luego Cristina) "son los más peronistas de la historia" después de los que encabezó el general Juan Perón.

"Es un modelo inclusivo. Todas las variables que uno analiza arroja resultados positivos", declara en una entrevista con LaCapital. Puesta a hablar sobre el PJ santafesino, Latorre asegura que apoyará, desde su lugar, la nómina de diputados del Frente para la Victoria para las elecciones de octubre. La legisladora asegura que le cree a Reutemann cuando dijo que sus dirigentes cercanos sellaron una alianza con el PRO en la provincia sin su venia ni aval explícito. Sostiene ese argumento con un razonamiento contundente: "Reutemann es una persona que juega su capital cuando pone en juego su nombre".

—¿Va a participar en la campaña del peronismo en Santa Fe?

—Desde mi lugar, voy a apoyar la lista de diputados.

—¿Cómo viene el armado de la lista?

—Es una lista que tiene la presidenta in péctore, como ha ocurrido con todos los grandes conductores. Ha pasado lo mismo con Reutemann en la provincia. Ella debe estar mirando a los dirigentes con más inserción y con mayor representatividad de las áreas más populosas de la provincia. Se la mira con mucha atención a María Eugenia Bielsa, a (Jorge) Obeid y al chico (Alejandro) Ramos. No me gusta dar nombres porque hay muchos dirigentes, y muy talentosos.

—Bielsa dijo en varias oportunidades que no va a ser candidata. ¿Cree que aceptará si se lo pide la presidenta?

—No sé, porque es un tema muy personal. De todas maneras, Bielsa tomará las decisiones adecuadas, sobre todo si quiere ser candidata a gobernadora en 2015.

—Por el peso territorial, ¿la cabeza de lista del PJ debería ser de Rosario?

—Sería lo deseable, porque es la ciudad que más votos aporta. Pero repito, eso a mí me excede porque es un tema exclusivo de la presidenta.

—¿Qué evaluación hace de la salida de Agustín Rossi del escenario electoral?

—Rossi va a aportar a la campaña porque tiene una estructura territorial muy importante y ha hecho un trabajo político muy bueno en lo territorial. Además, para la provincia es un orgullo, no había un ministro santafesino en el gabinete nacional desde hace muchos años.

—De todas maneras, Rossi estaba muy jugado con su candidatura en Santa Fe...

—Bueno, él tenía mucha visibilidad porque defendió con hidalguía, como presidente de bloque, los proyectos del Ejecutivo. En general, los presidente de bloque, como tienen que defender cuestiones controvertidas, suelen tener alguna dificultad territorial.

—¿No lo sacaron de la cancha porque no medía bien en las encuestas?

—La verdad, no creo eso, y además me parece que es resorte de la presidenta hacer los movimientos que crea necesario.

—Usted estuvo en el espacio que lideró Reutemann. ¿Cómo evalúa la alianza entre algunos de sus dirigentes con el PRO de Macri?

—Han hecho una alianza con el espacio con el cual competimos Reutemann y yo en las elecciones de 2009, Santa Fe Federal, con el PRO. De acuerdo con la declaración de Reutemann, lo hicieron los dirigentes a título personal. Obviamente que él está en un espacio de la oposición en la Cámara de Senadores y no lo oculta. Por eso, en la práctica, viene votando en línea con el socialista (Rubén) Giustiniani.

—¿Usted cree que esos dirigentes reutemistas hicieron un acuerdo con el PRO sin su venia?

—Sí le creo. Reutemann es una persona que juega su capital cuando pone en juego su nombre. Es un poco la historia de él.

—¿Cómo está su relación con Reutemann?

—Tengo una relación correcta desde lo personal, pero no tenemos relación política.

—¿La relación política se terminó en 2009?

—Nosotros durante todo el gobierno de Néstor Kirchner y la primera parte del gobierno de Cristina integrábamos el bloque oficialista y votamos el 99 por ciento de las leyes que ellos mandaron al Senado. Cuando se desata el conflicto con el campo, en 2008, de cara a una elección en una provincia que tenía alta conflictividad por el tema de la 125, él decide que nos corramos. Después, en 2009, se constituye un gran espacio de oposición en el Parlamento que prácticamente era obstruccionista. Cuando hubo que votar el pago de deuda con reservas o el pliego de Marcó Del Pont, ahí reflexiono: yo soy peronista y después del gobierno del general Perón estos son los gobiernos más peronistas de la historia. Pero no dejo de reconocer que fui llegando a los distintos lugares de la mano del propio Reutemann, en el marco del peronismo, y tengo un gran respeto por su persona.

—¿A partir de allí empieza a votar junto con el kirchnerismo?

—No todos, por ejemplo me abstenía en el nombramiento de Reposo como procurador general de la Nación y a partir de mi decisión retiran el pliego y la proponen a Gils Carbó, que la verdad está haciendo un trabajo muy interesante.

—¿Pero usted se define como kirchnerista?

—No, no. Yo soy peronista, pero acuerdo con todas las medidas de este gobierno. Hay mucho por hacer, pero la verdad es que se está haciendo un trabajo más que interesante. Es un modelo inclusivo. Todas las variables que uno analiza arrojan resultados positivos.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario