Política

Escrutaron el 20 por ciento de las mesas y se mantiene la tendencia del domingo

En el recuento final de los votos hasta anoche se habían revisado cerca de 1.500 mesas, de un total de 7.628. Hoy arranca el conteo en el departamento La Capital.

Jueves 18 de Junio de 2015

Con el tradicional bulevar Pellegrini de la capital santafesina cortado al tránsito vehicular, en medio de un estricto operativo de seguridad y frente a un enjambre de cámaras y micrófonos de medios periodísticos de toda la provincia y enviados de los canales porteños, el presidente de la Corte Suprema de Justicia, en su rol de titular del Tribunal Electoral, dio por iniciado ayer —con la lectura formal del acta respectiva— el escrutinio definitivo del que surgirá el próximo gobernador. Por lo pronto, los resultados de las 1.500 mesas escrutadas hasta el momento no difieren respecto de la tendencia que arrojó el recuento provisorio de los comicios del domingo pasado.

El trámite, que comenzó a las 9.30 conforme a las pautas "amplias y flexibles" que determinó anteanoche el organismo electoral respecto de la apertura de urnas cuestionadas, se desarrolló en la primera jornada "con celeridad y en absoluta normalidad, con 20 mesas escrutadoras habilitadas", según evaluó al cierre de esta edición de La Capital una alta fuente del Tribunal.

De hecho, hasta anoche se habían escrutado alrededor de 1.500 mesas (casi el 20 por ciento del total de 7.628) correspondientes a los primeros seis departamentos de la provincia, comenzando en orden alfabético por Belgrano, Caseros, Castellanos, Constitución, Garay y General López.

Si las tareas continúan al mismo ritmo, las autoridades confían en poder comenzar esta tarde con el conteo en el departamento La Capital y, "lo más pronto posible", con las mesas de Rosario, donde están localizadas más de la mitad de las mesas observadas en el escrutinio provisorio concluido en la madrugada del lunes.

A full. Al igual que con las primarias abiertas (Paso) del 19 de abril, cuyo escrutinio insumió once jornadas (pero con un número mayor de candidaturas en juego), las tareas se desarrollan en doble turno, de 8 a 13 y de 15 a 20.

Es que, según señaló la secretaria Electoral de la provincia, Claudia Catalín, "el Código Electoral indica que hay que terminar el proceso lo antes posible, para lo cual habría que habilitar días y horas".

"Entonces, se irá evaluando conforme transcurran las jornadas y, seguramente, se irán habilitando días y horas durante el fin de semana", indicó Catalín. La idea sería trabajar el sábado, feriado nacional por el Día de la Bandera.

Por lo pronto, de las 1.500 mesas escrutadas hasta el momento en Santa Fe, en 37 casos se procedió a la apertura de urnas por aplicación del artículo 118, que, según explicó la funcionaria, contempla "claramente" en qué situaciones es posible solicitar que las mismas se abran.

"No se puede pedir la apertura de urnas en general y por anticipado sino a medida en que se van produciendo las dudas con motivos fundados y frente a la diferencias de datos numéricos en alguna de la documentación disponible", agregó.

Oficialmente se consignó también que, como determinó el Tribunal Electoral en la acordada que el martes desestimó sendos planteos de los apoderados del PRO y del Frente Justicialista para la Victoria (FJpV) para abrir todas las urnas y contar voto a voto, la mecánica de trabajo consiste en "controlar las actas de escrutinio, que son las que tienen valor legal y las que corresponden a lo que confecciona cada autoridad de mesa con sus auxiliares y fiscales presentes, versus los certificados de escrutinio, que son una copia del acta también firmada por las mismas autoridades y por los fiscales de cada partido político en cada punto de la provincia, y que han traído como resguardo de la información generada en cada mesa", precisó Catalín.

Al respecto, la funcionaria enfatizó: "Esto es lo que se controla y verifica y, en caso de dudas o alguna situación que llame la atención, podrán pedir la apertura de la urna, conforme lo establece el Código Electoral Nacional en su artículo 118".

Respecto de la extensión del escrutinio definitivo, estimada habitualmente entre una semana y diez días, Catalín la supeditó a "la cantidad de urnas que se abran".

Enfático mensaje directo a los apoderados partidarios

El director nacional Electoral, Alejandro Tullio, expresó ayer su conformidad con lo resuelto por el Tribunal Electoral de Santa Fe de abrir o revisar sólo las urnas consideradas dudosas.

Al respecto, el funcionario expresó que revisar todas las urnas es un pedido que "carece de sentido común".

Tullio, en declaraciones a La Ocho, sostuvo que la decisión del Tribunal Electoral santafesino se ajusta a la ley y les pidió a los apoderados de los partidos políticos "no hacer un ejercicio temerario de sus facultades".

"Cuando hay discrepancias o dudas sobre la validez del acta, se puede abrir una urna. La ley electoral es muy clara. No deja margen para interpretaciones diferentes. Dice cuáles son los casos en que es posible declarar nula un acta y, alternativamente, para evitar la nulidad, se puede abrir la urna y recontar los votos", precisó.

Asimismo, Tullio agregó: "Hay un número de situaciones, o descripción de las mismas, que llevan a la apertura de las urnas. Lo que deben hacer los apoderados de los partidos en el escrutinio que se inició hoy (por ayer) es estar atentos, mirar las actas con cuidado y no hacer un ejercicio temerario de las facultades que tienen de objetar la validez de un acta".

"El sentido común indica que los votos ya contados, firmados por el presidente de mesa y los fiscales de los diferentes partidos, hacen plena fe" del acto comicial, advirtió el funcionario.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS