Política

Escándalo en el Incaa con un gerente acusado de corrupción

Una denuncia sostiene que entre enero y abril se malversaron fondos del instituto por más de 6 millones de pesos.

Lunes 28 de Mayo de 2018

El ministro de Cultura, Pablo Avelluto, confirmó en La Cornisa con Luis Majul que el gerente de Asuntos Internacionales "puso a disposición su cargo y que mañana será dado de baja". Por su parte, Bernardo Bergeret, manifestó: "En ningún momento he presentado renuncia alguna".

La denuncia. El día 11 de mayo de este año comenzó a circular una denuncia anónima, en la que se manifestaba que entre enero y abril del año en curso se habrían malversado fondos del Incaa por $6.487.600 en gastos de imprenta originados en requerimientos de la Gerencia de Relaciones Internacionales, y se adjuntaban quince expedientes con las facturas y un listado de funcionarios y proveedores involucrados.

Avelluto 2

La investigación interna identificó una "gran cantidad de contrataciones directas con el mismo objeto, originadas todas en el mismo sector requirente, en un breve período de tiempo y por montos inferiores a $500.000, en las que se habría eludido la celebración de licitaciones, sustrayéndolas del control de las autoridades superiores" y "eludieron la Gerencia de Asuntos Jurídicos".

Como resultado de la investigación, "se decidió aceptar las renuncias del gerente de Asuntos Internacionales, Bernardo Bergeret, y del gerente de Administración, Nicolás Yocca; se rescindió el contrato de la abogada Sandra Menichelli; se suspendió a Alejandro Righini de la Coordinación de Internacionales y se apartó a Pablo Maggioni del área de Compras. Asimismo, se puso en conocimiento de estas irregularidades a la Oficina Anticorrupción", comunicó el organismo.

Sin embargo, Bergeret salió al cruce del comunicado y aseguró: "Ante un comunicado de la oficina de prensa del INCAA enviado en el día de la fecha quiero desmentir públicamente la veracidad del mismo en lo que a mi persona se refiere y aclarar que en ningún momento he presentado renuncia alguna. Una vez más las autoridades del INCAA han realizado una maniobra haciendo trascender a los medios que yo había sido 'echado', cuando en realidad por ser un empleado de planta permanente, para tal fin debería concluir el sumario y acreditada la culpabilidad que se me atribuye. Lo único probado hasta el momento es que han hecho una manipulación mediática y utilizado a periodistas en su buena fe para difundir noticias falsas: Primero, que me cesaban y ahora que renuncié. Nada de eso es cierto. Ya vamos viendo quién miente en este tema hasta ahora. Los periodistas pueden acreditarlo".



¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario