Política

"Es un inmenso disparate jurídico", dijo Cristina sobre la causa Hotesur

La ex presidenta se presentó a declarar ante el juez Julián Ercolini. Pidió su sobreseimiento y dijo que en el país no hay Estado de Derecho

Viernes 10 de Noviembre de 2017

La ex presidenta Cristina Kirchner pidió ayer ser sobreseída, calificó de "inmenso disparate jurídico" y "ficción de jueces" las acusaciones en su contra, y sostuvo que en la Argentina "no hay Estado de Derecho", al presentarse para declarar en la causa Hotesur.

"Todo esto no es más que un inmenso disparate jurídico del cual no pienso formar parte. No me pienso prestar a esta ficción de jueces que te leen tus derechos pero que luego no los aplican", le dijo la actual senadora electa al juez federal Julián Ercolini, según el acta de la declaración indagatoria.

La ex presidenta se negó a que le lean sus derechos, hizo un breve monólogo y presentó un escrito en el que pidió ser sobreseída, al rechazar las acusaciones por el supuesto uso de hoteles de su sociedad Hotesur para falsos alquileres a cambio de sobornos para adjudicar obra pública durante su gobierno.

La audiencia duró 20 minutos y comenzó con un frío apretón de manos por parte de Cristina Kirchner al juez Ercolini y al fiscal del caso, Gerardo Pollicita, en la audiencia realizada en un clima tenso en la secretaría del Juzgado que lleva la causa, según explicaron fuentes judiciales.

"Son tantas y tan groseras las mentiras que se han dicho que la acusación ingresa en el terreno del ridículo, del que no se regresa", afirmó en el escrito en el que reclamó ser sobreseída. "En la causa se han violado de manera grosera las reglas más elementales que hacen al debido proceso legal", agregó la ex presidenta.

Además cuestionó la acusación por no atribuirle "un hecho puntual, concreto y específico de carácter delictivo".

"Por el contrario, sólo se hace referencia a operaciones comerciales regulares y lícitas que fueron declaradas ante los organismos competentes, instrumentadas de conformidad con las prácticas legales, bancarizadas y por las que se pagaron todos los impuestos correspondientes", criticó en el escrito.

La ex mandataria y senadora nacional electa por la provincia de Buenos Aires se retiró por el mismo ingreso lateral por el que había llegado, poco antes de las 9, luego de un breve incidente con un joven youtuber, identificado como Arturo Maluco, que intentó franquear la seguridad para entregarle un Oscar de plástico, algo que no logró.

Cristina Kirchner se retiraba en ese momento por un acceso lateral a los Tribunales, miró al youtuber de reojo y a la estatuilla y siguió caminando, tras lo cual el joven fue demorado y se le pidieron sus datos personales para luego dejarlo ir.

La ligó Parrilli

Posteriormente se registró otro episodio, ocurrido cuando la ex mandataria bajó la ventanilla de su auto para recriminar en voz alta a su ex secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, por haberla ido a esperar.

La senadora electa arribó con su abogado Carlos Beraldi, subió al juzgado de Ercolini y comenzó la quinta declaración indagatoria en causas penales en su contra, donde se negó a escuchar la lectura de las imputaciones en su contra porque manifestó que ya las conocía, y tampoco quiso escuchar la lectura de sus derechos. Expuso brevemente ante el juez y el fiscal las razones de esas negativas, y sostuvo que "no hay Estado de Derecho en la Argentina", expresión que pidió dejar "constancia en la causa".

Tras escucharla en silencio, el juez Ercolini sólo le preguntó si deseaba agregar "algo más" y, ante la negativa de la ex mandataria, terminó la indagatoria con la entrega de un escrito de casi 70 páginas en el que pidió ser sobreseída.

En su quinta visita como indagada a Tribunales, Cristina, tras su breve monólogo, no respondió preguntas.

La semana próxima se espera en indagatoria a sus dos hijos, Máximo y Florencia, ambos imputados al igual que ella por presunto lavado de dinero, en una ronda de 24 citaciones ordenadas por Ercolini.

Cristina Kirchner ya fue enviada a juicio oral en la causa por la venta de dólar futuro al final de su gobierno, fue procesada en la causa Los Sauces y también en la que investiga el direccionamiento de la obra pública a favor del detenido Lázaro Báez, en Santa Cruz, y está indagada en la causa por supuesto encubrimiento agravado de iraníes prófugos por el atentado a la Amia, a raíz de la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman.

En el caso Hotesur, se sospecha del alquiler por parte de Valle Mitre, de Báez, de varias plazas hoteleras del Alto Calafate, Las Dunas y La Aldea, todos hoteles pertenecientes a los Kirchner.

La firma Valle Mitre fue la antigua administradora de la firma Hotesur y desde el 2013 siguió ejerciendo ese rol la firma Idea, del empresario Osvaldo Sanfelice, quien fuera socio de Máximo Kirchner en emprendimientos inmobiliarios.

Alquileres

Desde 2009 a 2013, Báez pagó 27.592.110 de pesos por el alquiler de plazas hoteleras en el Alto Calafate y un canon mensual de 40 mil dólares. "No debe perderse de vista que en el presente legajo se encuentran incorporados elementos de convicción bastantes como para fundamentar la verosimilitud de la hipótesis criminal bajo estudio, y los consecuentes montos millonarios emergentes de la maniobra, por lo que, consecuentemente, se evidencia la razonabilidad de la viabilidad de las medidas cautelares propuestas", argumentó el juez Ercolini, al mantener la vigencia de la inhibición general de bienes sobre la ex presidenta.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario