Política

"Es respetable y creíble lo que dijo la testigo, pero Fein demostró ser muy seria"

Anibal Fernández dijo que “si estuviera mintiendo, se está metiendo en un lío grande. Tiene que ratificarlo ante la Justicia". Pero advirtió que la fiscal Viviana Fein "ha demostrado ser muy seria" en sus actuaciones.

Miércoles 18 de Febrero de 2015

El secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, afirmó hoy que “es absolutamente respetable y creíble” lo que dijo la testigo del operativo en el departamento de Alberto Nisman, tras su muerte hace un mes, aunque al  mismo tiempo respaldó a la fiscal del caso, Viviana Fein, porque “ha demostrado ser muy seria”. El funcionario reconoció que si la testigo Natalia Fernández “ratificara” en sede judicial las versiones que confió a un diario porteño, “va en camino a la nulidad esa parte del procedimiento”  que investiga el fallecimiento de Nisman.

En su ya habitual conferencia de prensa matutina a las puertas de la Casa Rosada, Fernández evaluó que “una señorita dice una determinada situación, descabellada”, pero concedió que “es respetable y creíble” y que “no tengo por qué invalidarla, no tengo por qué hacerlo porque yo no estaba”.

“Si estuviera mintiendo, se está metiendo en un lío grande, muy, muy grande. Tiene que ratificarlo ante la Justicia. Si lo que  está haciendo es mentir, tendrá que pagar por ello, porque está  enlodando a todo el mundo”, prosiguió. Aníbal Fernández indicó que “yo escucho a la fiscal Fein, a los que han trabajado en el mismo lugar, y se condicen con la fiscal  Fein. Yo tengo que creer en la fiscal Fein”.

“¿Lo ratificará ante la Justicia? Una cosa es hablar ante un medio y otra ante un juez”, planteó el funcionario, aunque remarcó  que le “merece respeto” la respuesta de la fiscal del caso, que  ayer advirtió que lo que contó la testigo Natalia Fernández “no existe” y es “descabellado”.

“No tengo otro remedio que respetarla”, insistió el funcionario al ser consultado sobre el testimonio de Natalia Fernández, de  26 años. La testigo, que fue llevada al departamento de Nisman para presenciar el operativo entre la noche del 18 de enero y la madrugada  siguiente, denunció al diario Clarín que se manipuló el celular  del investigador de la causa AMIA, se subrayaron papeles de trabajo  y hasta se usó una cafetera del lugar. Además, sostuvo que la fiscal Viviana Fein le mostró una bolsa con cinco "casquillos de bala, pititos o algo así", que en la escena del hecho se dijo que "el disparo en la cabeza" que recibió el  fiscal fue realizado "a once centímetros de distancia" y que, "en  el edificio de enfrente, encontraron un casquillo de un francotirador de un arma que no hay en Argentina".

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS