Política

Es inconstitucional el memorándum firmado con Irán

La Cámara Federal de Buenos Aires dejó sin efecto el acuerdo, que era resistido por la oposición y parte de la comunidad judía. El gobierno apelará para que el fallo sea revisado.

Viernes 16 de Mayo de 2014

La Cámara Federal porteña declaró ayer inconstitucional el memorándum de entendimiento firmado por Argentina e Irán para avanzar en la causa por el atentado a la mutual judía Amia, y le solicitó al Ejecutivo que "no se dé comienzo a la ejecución" del acuerdo hasta que se resuelva la apelación que hará la Casa Rosada.

Dispuso, además, que se le solicite a Interpol que revalúe los pedidos de detención contra tres acusados que no están en vigencia y que "extreme los esfuerzos y recursos para averiguar el paradero de los imputados".

Los camaristas Eduardo Farah y Jorge Ballestero, de la Sala I del tribunal de alzada, revocaron un fallo del juez federal de la causa Amia, Rodolfo Canicoba Corral, que avaló el memorándum al hacer lugar a un planteo, mediante una acción de amparo, de Amia y la Daia.

El gobierno avisó que apelará la medida ante la Corte, facultad con la que cuenta debido a que es parte del pleito como demandado. El trámite de apelación fue anunciado anoche por el ministro de Justicia, Julio Alak, y el canciller Héctor Timerman (ver aparte).

El memorándum, firmado en Adis Abeba (Etiopía) el 27 de enero del año pasado por Timerman y su par iraní Ali Akbar Salehi y aprobado un mes después por el Congreso nacional a través de la ley 26.843, estableció una "comisión de la verdad" entre ambos países para analizar las pruebas de la causa.

En su voto, el juez Farah sostuvo que el memorándum es "sustituto de la averiguación de la verdad" y que la referida comisión "importaría admitir la indebida intromisión" de la Cancillería "en cuestiones ajenas a su competencia constitucional y, en consecuencia, aceptar una violación flagrante a la división de poderes ínsita en el sistema republicano de gobierno".

"El memorándum no mejoró el statu quo existente en la causa al respecto, sino que, por el contrario, lo posterga indefinidamente en el tiempo y, en todo caso, lo sujeta al tenor de las recomendaciones de una comisión cuya naturaleza, atribuciones y objetivos pueden interferir sobre la actuación judicial", sostuvo el camarista.

Agregó que "las negociaciones diplomáticas entre ambos países dejaron de lado el real conflicto existente en torno a una asistencia judicial que fue requerida por el juez de la causa y negada hasta ahora por el gobierno de Irán".

Farah dejó afuera de las críticas a Néstor y Cristina Kirchner, sobre quienes resaltó "los múltiples esfuerzos en procura del esclarecimiento de la verdad de lo ocurrido y del avance de la investigación".

Por su parte, Ballestero señaló que una de las falencias del memorándum es la falta de participación de las víctimas. "Todas las comisiones de la verdad, sin excepción, han previsto la participación de las víctimas, de suerte que se trata de un requisito sine qua non para diferenciarlas de otro tipo de comisiones que no se ajustan a los estándares internacionales", agregó.

Ballestero también consideró que la comisión se inmiscuye en las funciones del Poder Judicial.

El juez la calificó como "un organismo alternativo a la Justicia", cuyas facultades de análisis del caso "se superpondrán con aquellas que constitucionalmente le son asignadas, de manera exclusiva, al magistrado que interviene en el expediente".

Así, consideró que se está ante "la imposibilidad de sostener la vigencia de una ley que otorgó legalidad a un acto del Poder Ejecutivo que, lejos de echar luz para alcanzar la verdad y la justicia sobre uno de los crímenes internacionales más graves de la historia, arrojan al vacío el incesante reclamo de los damnificados".

"El Memorándum suscripto entre ambas naciones no logró ofrecer una respuesta satisfactoria a las innumerables interrogantes que la causa judicial plantea", concluyó.

Aliciente. Tras conocer que la Cámara dejó sin efecto el memorándum con Irán, el vicepresidente de la Daia, Waldo Wolff, expresó: "Hubiéramos preferido una derogación por ley. Si bien es un aliciente que la división de poderes exista, nos resulta insólito el desgaste al que estamos sometidos las víctimas de un atentado en nuestro país".

Consultado sobre si cree que el gobierno apelará el fallo, el dirigente consideró: "Si bien está dentro de sus facultades, nos sentiríamos más contenidos si no lo hace".

El atentado a la mutual judía ocurrió en Buenos Aires el 18 de julio de 1994 y provocó 85 muertes y heridas a gran cantidad de personas. Por el hecho no hay ningún detenido.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario