Política

En un clima de apatía, el PJ local cerraba sus listas

Hoy se sabrá si a nivel provincial habrá contienda en las urnas o si prevalecerá la unidad. Habrá pelea en la mayoría de los distritos.

Sábado 09 de Abril de 2016

Dentro de un mes es cita en las urnas de los afiliados al peronismo santafesino. Con miras a esa fecha, a la medianoche de ayer concluyó el plazo para inscribir las listas de quienes aspirarán a conducirlo en cada una de sus unidades básicas, departamentales o para ser su presidente provincial. Hoy se conocerá si habrá contienda —es decir, si hubo más de un inscripto para competir a nivel provincial— o si una lista de unidad volverá abstracta la cita del 8 de mayo.

   Casi podría decirse que el único síntoma de clima diferente que ayer se vivió en la sede central de PJ santafesino, en ciudad capital, fue el alivio de su decena de empleados, que luego de cuatro meses de espera, paros y manifestaciones cobraron sus sueldos. Así de lejos está el peronismo de sus enfervorizados climas electorales. Hay dos razones para la apatía: lo lejos que terminó quedando el poder —revalidado por el socialismo— y que nadie parece querer confrontar. Ni siquiera los que aún ayer decían que pelearían la presidencia (el bielsismo, que hizo trascender que iría con la candidatura del ex diputado Pablo Di Bert, o el kirchnerismo, insistiendo con José Luis Freyre) hicieron anuncios o presentaciones formales, y menos asumieron compromisos públicos. Hace semanas se bajó del ring el diputado Luis Rubeo tras denunciar que nadie quería en serio una interna.

   Según la mayoría de la dirigencia peronista, ello es a causa de que todos están convencidos de que la mejor opción para evitar desgastes es un acuerdo de unidad y dejar el partido en manos de un histórico: el diputado Ricardo Olivera. El principal apoyo del sanjustino serían los senadores provinciales, el senador Omar Perotti e incluso Agustín Rossi, entre otros, o según sea quien hasta ayer contaba la especie.

   El acuerdo se suscribiría solo para la conducción provincial, ya que las departamentales y los distritos serían disputados. Al cierre de esta edición, para conducir las departamentales de Rosario o Santa Fe habían sido anotadas al menos tres listas en cada jurisdicción.

   Al cierre de esta edición, la junta electoral no había informado si analizó el pedido de suspensión del proceso electoral presentado por la afiliada Daniela Olivares, quien quejándose por no haber podido acceder con anticipación a los padrones sostiene que no fueron resguardadas las garantías procedimentales mínimas.

   El 8 de mayo, los afiliados justicialistas de Santa Fe deberán elegir su nueva conducción provincial del consejo ejecutivo, junta electoral, tribunal de disciplina y Juventud Peronista. Además, se elegirán los congresales nacionales y autoridades departamentales y de cada una de las localidades y unidades básicas de las diferentes ciudades.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario