Política

En medio de la pelea con el Gobierno, Lorenzetti dejó la presidencia de la Corte

Así se lo anunció a sus colegas de la Corte, alegando "cansancio moral". A fines de abril fue reelecto para seguir al frente del máximo tribunal durante el período 2016.

Lunes 04 de Mayo de 2015

El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, decidió dejar la  titularidad del máximo tribunal cuando finalice su actual mandato en diciembre próximo, al alegar “cansancio moral”, en medio del enfrentamiento con la Casa Rosada.
 
Así se lo anunció este lunes a sus colegas Juan Carlos Maqueda y Elena Highton de Nolasco durante una reunión informal, pese a que a fines de abril pasado fue reelecto para continuar al frente del máximo tribunal durante el período 2016.
 
Según supo la agencia Noticias Argentinas (NA) de fuentes de la Corte, Lorenzetti aseguró que su enfrentamiento con el gobierno nacional y las críticas que recibió en los últimos tiempos de parte de dirigentes oficialistas y de la propia mandataria Cristina Kirchner  motivaron su decisión de dejar la presidencia del cuerpo.
 
Antes de ser reelecto por sus pares, el magistrado ya tenía cierta “resistencia” a mantenerse en el puesto, pero aceptó por “pedido” del resto de los jueces de la Corte, señalaron los voceros.
 
Además, durante ese acuerdo celebrado días atrás, ninguno de los supremos se postuló para presidir el cuerpo.
 
La decisión de Lorenzetti se formalizará en el tribunal el martes de la próxima semana, cuando se vuelvan a reunir sus integrantes y probablemente definan a las autoridades que  comandarán el cuerpo el próximo año.
 
Es que Lorenzetti tiene un viaje programado y recién se reintegrará el próximo lunes, y al día siguiente, en la jornada de los acuerdos, se empezará a evaluar quien ejercerá la  presidencia a partir del próximo año.
 
La designación del nuevo presidente del tribunal para el período 2016 se dará en un momento tenso en la relación de la Corte con el Gobierno, a raíz de la ampliación del cuerpo que  viene promoviendo el Ejecutivo y es resistida por los jueces.
 
En las últimas semanas, la relación entre la Casa Rosada y Lorenzetti se complicó con las críticas de funcionarios del Gobierno y de la Presidenta, que en marzo pasado cuestionó al  cuerpo por la investigación del atentado a la Embajada de Israel y días atrás respondió al jefe de la Corte por sus declaraciones sobre el narcotráfico.
 
A los constantes cuestionamientos, el tribunal pareció responder al declarar nula la lista de conjueces designados por el Congreso Nacional y de los cuales algunos se sospecha de  cierta condescendencia para con el Ejecutivo.
 
Luego, la elección de Lorenzetti como presidente del Alto Tribunal -fue votada por todos sus pares, Carlos Fayt, Juan Maqueda y Elena Highton- fue interpretada como una señal de  respaldo de sus colegas en medio de la pelea con el Gobierno.
 
Highton en ese acuerdo había sido reelegida como  vicepresidenta del cuerpo, aunque ante una nueva elección de  autoridades puede reverse también esa decisión.
 
Lorenzetti comenzó a ejercer como presidente de Corte en 2007  y desde entonces fue sucesivamente reelecto por sus pares.
 
En esta nueva elección lo llamativo fue que se realizó  tempranamente, pues el acuerdo para designar las autoridades de  la Corte para el período siguiente se solía llevar a cabo  recién entre los meses de agosto o noviembre.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS