Elecciones 2017

En los comicios a concejal de Santa Fe se juega parte del futuro de cara a 2019

El candidato del PJ apunta dentro de dos años a pelearle la Intendencia al radicalismo. El socialismo se aferra a una figura mediática reconocida

Domingo 22 de Octubre de 2017

Cuesta identificar un ministro del gabinete nacional que no haya pisado la ciudad de Santa Fe en el último mes. Es que la capital provincial fue una meca para los funcionarios y figuras consulares de Cambiemos que llegaron para hacer campaña. De la partida, no fue ajeno el mismísimo presidente Mauricio Macri.

Con sus embajadores, Cambiemos contribuyó a afianzar la polarización con el kirchnerismo en toda la provincia pero con especial atención en la ciudad de Santa Fe donde el peronismo, en la sumatoria de sus postulantes a concejal sacó más votos que las otras fuerzas.

Todo indica que el dato de la buena performance del peronismo capitalino no sería el que más inquietó a Cambiemos. Al fin y al cabo ninguno de los candidatos a concejal del PJ se mostró abiertamente kirchnerista y la figura que en ese universo partidario sacó más votos, el cantante de cumbia Marcos Kaniche Castelló, fue en todo caso un notorio anti-K y el único en la provincia en lograr dos fotos —una para las Paso y otra para las generales de hoy— con quien jugó este año a ser la figurita difícil: el senador nacional Omar Perotti, la gran reserva electoral de los peronistas para 2019 según afirman muchos.

Castelló se siente confiado en reproducir hoy su buen desempeño de agosto. Está convencido que su imagen de ídolo por la que los jóvenes suspiran en los barrios (y el centro también) y se le arremolinan como moscas para obtener un foto a su lado es el plus que ningún otro peronista tiene para empardarle. Castelló será uno de los concejales peronistas. Su elección ya está fuera de discusión. Sólo resta ver cuántas bancas más logra obtener. Otra certeza es que el kirchnerismo vuelve a no hacer pie en la ciudad.

La incógnita que persistirá después del comicio es si la suerte que obtenga el cantante le permitirá cimentar una candidatura a intendente para intentar desalojar en 2019 a los radicales. Ese, dicen, es el anhelo de esta revelación del PJ.

Hay otra razón no menor por la que la Casa Rosada puso en su radar de prioridades a la ciudad de Santa Fe y es que el socialismo, que gobierna la provincia desde hace una década, logró el único acierto en sus candidaturas y con ella el premio consuelo de haber salido primero en cantidad de votos en la Paso a la hora de los postulantes considerados de modo individual.

El periodista peronista, oriundo y radicado en la ciudad de Santo Tomé, Emilio Jatón, ya le había hecho el enorme favor al Partido Socialista en las elecciones de 2015 cuando ganó la senaduría por el departamento La Capital.

Si bien en las Paso, Jatón ya por imperio de la desesperación del oficialismo provincial convertido en candidato a concejal (lo que implicará que abandone su banca en el Senado), sacó muchos menos votos, igualmente fue el candidato más votado de todos, convirtiéndose así en un dolor de cabeza para el hombre fuerte local de Cambiemos: el intendente José Corral, quien también es el presidente del comité nacional de la UCR.

Todos dan por sentado que Jatón no hará mala elección y que deberá dejar su banca senatorial al actual ministro de Salud, Miguel González, su suplente. El periodista es famoso por conducir durante décadas el noticiero del horario central de la TV abierta local, y al igual que el cantante esa fama le da un piso de conocimiento que cualquier político envidia.

También en su caso la pregunta es si repetirá la performance de agosto y vencerá al radicalismo de Corral, a quien el socialismo —que salió en todos los sitios tercero menos en las Paso de concejales santafesinas— considera el causante de sus males por haberse ido a Cambiemos. Jatón tuvo, no obstante, inconvenientes inesperados. Los sondeos le hicieron ver que el gobernador Miguel Lifschitz, pese a que su gestión tiene buena imagen, no le sumaba y que el primer candidato a diputado nacional, el radical Luis Contigiani, le restaban. Por eso Jatón en el debate televisivo se vio obligado a renegar de su pertenencia al Frente Progresista y en las últimas semanas su cartelería y sus spots televisivos y radiales solo llevan su foto y su nombre.

Todas estas particularidades hicieron al intendente Corral un protagonista singular de la campaña. Corral se puso la campaña al hombro y casi se diría que no abandonó en momento alguno a su candidato y actual secretario general de su administración, Carlos Pereyra, quien a diferencia de sus principales oponentes, es casi un desconocido para el gran público.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario