Política

En la "slow city" y sin celulares

Miércoles 09 de Enero de 2008

Las calles de arena surcan más o menos caprichosamente el pinar de Mar de la Pampas. No hay ruidos y nadie parece tener apuro. Tampoco Agustín Rossi, que recibió a La Capital en el complejo turístico donde se aloja desde el 29 de diciembre pasado, y hasta el sábado. “Acá no hay señal de celular”, avisó Rossi, para graficar el grado de desconexión con que está disfrutando sus vacaciones, junto a su familia. Luego aclara, “en realidad, levanto mensajes a la noche y recién ahí me doy cuenta de la cantidad de llamados que contesto durante el resto del año, y que no debería ni contestar” dice.
  Rossi, como la mayoría de funcionarios de la primera línea del gobierno nacional, aprovecharon ese hueco que dejó Cristina Fernández al tomar sus propias vacaciones entre los últimos días del año y los primeros de enero. La posibilidad de que un llamado urgente lo coloque otra vez en funciones se reduce cuando la jefa máxima también está de vacaciones. Rossi no es un jugador menor en el esquema de poder kirchnerista y, aunque Cristina propuso “vacaciones relajadas para todos”, no se atrevería a estar inhallable.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario