Política

En el corte de Gualeguaychú esperan la llegada de Gendarmería

Mientras el gobierno delinea la estrategia frente a la orden judicial de desalojo, los integrantes de la asamblea pidieron una asamblea al juez Gustavo Pimentel para  explicarle sus razones de mantener el bloqueo.

Miércoles 09 de Junio de 2010

Ambientalistas de Gualeguaychú  aguardaban esta mañana en el corte de Arroyo Verde la llegada de  Gendarmería para instarlos a abandonar la ruta, cortada desde hace más  de tres años en rechazo de la pastera UPM (ex Botnia), a la vez  que pidieron una audiencia al juez Gustavo Pimentel, para  explicarle sus razones para mantener el bloqueo.

En la Residencia de Olivos, en tanto, la presidenta Cristina  Fernández de Kirchner mantenía un encuentro con el jefe de  Gabinete, Aníbal Fernández, el ministro de Seguridad y Justicia, Julio  Alak, y el titular de Gendarmería, Héctor Schenone, para delinear la  estrategia oficial frente a la orden judicial de desalojo.

En una carta pública dirigida a Pimentel y la fiscal Milagros  Squivo, la Asamblea les advirtió que ambos han sido “colocados en  una situación difícil” porque “quienes tienen en sus manos la  responsabilidad de aportar soluciones miran para otro lado”, en  referencia clara al gobierno nacional.

Asimismo, advirtieron que su lucha “no va a menguar” y  pidieron a Pimentel y Squivo “preservar la paz social”.

A través del ministro de Justicia Julio Alak, el gobierno aseguró esta mañana que “hoy” debe ser desalojado el acceso al puente  General San Martín y destacó que “hay una orden judicial expresa,  clara y contundente” que tiene que ser acatada por los  asambleístas.

“El gobierno la va a hacer cumplir, a través de las fuerzas de  seguridad federales, en este caso de la Gendarmería, en el marco  del estado de derecho”, sostuvo el funcionario, aunque insistió  que “no vamos a cometer ninguna acción que ponga en riesgo la vida  de los manifestantes”.

La Asamblea, en la carta, también criticó a los ciudadanos de  Gualeguaychú que reclamaron el levantamiento del corte ante la  Justicia, a quienes calificó de “mezquinos que, impulsados por el  lucro y la ambición, no dudan en denunciar, resultando funcionales a  quienes pretenden debilitarnos y fragmentarnos”.

Si bien ayer Pimentel dispuso acatar una resolución de 2006  según la cual Gendarmería debe mantener liberada la ruta, la  Asamblea pidió al juez y a la fiscal que “bajo una serena reflexión se  abran a un encuentro fraternal” con los ambientalistas “antes de  tomar una decisión, antes de que sea tarde”.

“Recíbannos, escúchennos, dense la oportunidad de  entendernos”, reclamaron, porque “en sus manos está preservar la paz social”.

En tanto, tras la decisión del juez, desde ayer el corte de  Arroyo Verde, habitualmente mantenido por un puñado de personas, era  escenario de una concentración mayor de personas, a la espera de  que personal de Gendarmería llegue al lugar a comunicarles la  decisión judicial.

Si bien ayer adelantaron que “resistirán” un desalojo, los  manifestantes confiaban hoy en que, tal como insistió el gobierno, no  serán sacados por la fuerza del lugar.

Al mismo tiempo que se conoció la carta, el abogado de la  Asamblea Osvaldo Fernández informó que se pidió ante el Juzgado  Federal de Concepción del Uruguay, una audiencia con Pimentel y Squivo  para exponer las “razones de la lucha y del corte”.

“Por estas horas llevan ustedes sobre sus hombros una carga  impuesta por circunstancias a las que son ajenos”, admitieron en el  mensaje los ambientalistas, en referencia a los reclamos del  gobierno para que la Justicia disponga la liberación de la ruta.

Según los asambleístas “se está pretendiendo utilizar el  Código Penal como herramienta para enfrentar uno de los más intensos  conflictos sociales que sacude a la República”.
Asimismo, admitieron que, si bien se trata de un conflicto  entre dos pueblos “inimaginable en el pasado”, actualmente “se  ciernen oscuros intereses sobre nuestra naturaleza que ponen en riesgo  la vida y la salud del ecosistema y de las personas”.

Advirtieron también que la Asamblea “levanta una causa que no  va a menguar por la aplicación de las estrechas posibilidades que  otorga el procedimiento penal. Algo está pasando en la Argentina  dada la conflictividad social existente”, señalaron.

“No es el derecho penal el camino para afrontar las luchas  sociales”, remarcaron, a la vez que les señalaron que “tienen una  oportunidad de demostrar que se puede pasar por encima de las  acechanzas y la oscuridad”.  El ministro de Justicia, Seguridad  y Derechos Humanos, Julio Alak, aseguró esta mañana que “hoy”  debe ser desalojado el acceso al puente General San Martín, que une Gualeguaychú con la localidad uruguaya de Fray Bentos, y destacó  que “hay una orden judicial expresa, clara y contundente” que tiene  que ser acatada por los asambleístas.

“El Gobierno la va a hacer cumplir, a través de las fuerzas de  seguridad federales, en este caso de la Gendarmería, en el marco  del estado de derecho”, sostuvo el funcionario, quien dijo confiar  en que “gran parte” de los integrantes de la Asamblea Ciudadana  Ambiental de Gualeguaychú “van a acatar” la disposición de la  Justicia.

En declaraciones a Radio 10, Alak dijo que esta mañana  definirá con el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, y el comandante  general de la Gendarmería nacional, Héctor Schenone, “la  implementación” de la medida, y añadió: “Consideramos que debe darse hoy” el  desalojo. (DyN)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS