Política

En Arroyo Seco, Cristina anunció que el desempleo bajó al 7,8 por ciento

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner adelantó hoy que el desempleo bajó 0,3 por ciento en el tercer trimestre del año, respecto a igual lapso de 2007. Al hablar en la fábrica de calzados Grimoldi, en Arroyo Seco, provincia de Santa Fe, la jefa del Estado recordó que el año pasado había 8,1 por ciento y hoy el índice es de 7,8. ► Video: las palabras de la presidenta en Arroyo Seco.

Viernes 05 de Septiembre de 2008

Arroyo Seco-  La presidenta Cristina Fernández de Kirchner adelantó hoy que el desempleo bajó 0,3 por ciento en el tercer trimestre del año, respecto a igual lapso de 2007. Al hablar en la fábrica de calzados Grimoli, en Arroyo Seco, provincia de Santa Fe, la jefa del Estado recordó que el año  pasado había 8,1 por ciento y hoy el índice es de 7,8.

“Esto significa que miles de trabajadores han encontrado un  trabajo”, destacó Fernández de Kirchner, quien además reiteró que  “vamos a seguir apostando a la producción” y que el Gobierno está  trabajando en una legislación antidumping para proteger a la  industria nacional.

La jefa del Estado, en compañía del gobernador santafesino, Hermes Binner; del ministro del Interior, Florencio Randazzo, y del  secretario de Industria, Fernando Fraguío, entre otros, recorrió las instalaciones de Grimoldi, que hoy inauguró la ampliación de su  planta de Arroyo Seco.

En otro párrafo de su alocución, la presidenta destacó el  emprendimiento y “felicitó” a sus directivos señalando que “no necesitamos empresarios buenos, necesitamos buenos empresarios que sepan que el trabajo bien remunerado da beneficios”.
“Además de buenos empresarios, los necesitamos inteligentes,  para entender la necesidad de agregar valor”, enfatizó.


En este marco, destacó la importancia que tiene para cualquier  individuo tener trabajo y felicitó al empresario Alberto Grimoldi,  por ser “un buen empresario”, resaltando el hecho de que sus  empleados “lo aplaudan”.

Además destacó que “hoy, los argentinos tienen el mejor salario mínimo y  medio de toda América Latina. Falta más, pero es el mejor salario”, remarcó.

En ese sentido, la presidenta recordó que “ser buen administrador, no significa hambrear a los trabajadores”.
Reiteró que el gobierno persigue el objetivo de contar con “un  buen mercado interno con trabajadores capacitados en la  agroindustria y en la industria. Son los ejes del crecimiento y del  desarrollo”, subrayó.

En ese contexto, adelantó que en el tercer trimestre, la  desocupación en relación al mismo período del año pasado “se ha  reducido en 0,3 por ciento”.

“Estábamos en 8,1, y este trimestre está en 7,8. Esto  significa que miles de trabajadores han encontrado un trabajo”, manifestó.
También reiteró que el Gobierno va “a hacer lo que sea  necesario para proteger a nuetras industria de lo que se llama el dúmping  social”.

Al respecto, destacó que “estamos agilizando toda la  legislación antidumping, que no significa proteccionismo sino protección,  como tienen todos los países que protegen a sus industrias, a sus  comercios, a sus trabajadores”.

Según dijo, “estamos en una senda donde nuestros productos,  más allá de las bajas circunstanciales de los mercados, van a tener  muy buenos precios; pero necesitamos a esos alimentos ponerle  mucho valor agregado”, advirtió.

Al recordar que en otras épocas el país era el que contaba con  los niveles más altos de desarrollo industrial de la región  -destacó particularmente el sector de la aviación militar-, la  Presidenta se preguntó: “¿qué nos pasó?” y adjudicó la caída a “los cantos  de sirena” que provienen del exterior y a “creer más en lo que  nos dicen de afuera que en nuestras propias ideas”.

En ese sentido, fustigó a algunos “sectores de la dirigencia  argentina que siempre les importó más lo que decían los de afuera  que lo que decían los de adentro”.

Finalmente, remarcó: “queremos financiamiento para producir  aquí, en el país, y agregar valor” a la producción.
“El otro (capital), el que solamente viene para especular, ese  no nos interesa”, enfatizó, antes de remarcar que “vamos a seguir  apostando a la producción”.

Petitorio. La presidenta Cristina Fernández de Kirchner arribó pasadas las 12.20 a la planta de la empresa Grimoldi, donde presidió la ceremonia inaugural de ampliación de la fábrica de calzado de cuero de alta calidad y ni bien bajó del helicóptero se dirigió hasta un cerco perimetral donde la aguardaban militantes kirchneristas para saludarla. Posteriormente recorrió la fábrica y saludó a los trabajadores. A escasos metros, columnas de productores agropecuarios, custodiados por Gendarmería, intentaban infructuosamente hacerle llegar un petitorio con nuevos reclamos.

Unos 250 productores se encontraban en un camino lateral aledaño a la fábrica de la empresa Grimoldi donde aguardaban expectantes poder entregarle a la primera mandataria un petitorio con nuevos reclamos par el sector, entre ellos los problemas generados por la sequia y la suba de los precios de los insumos.  

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario