Política

Empleado de la UFI-Amia puso en duda la capacidad profesional de Lagomarsino

El ex titular del departamento de Informática dijo que Lagomarsino no pudo solucionar inconvenientes en el sistema Excalibur y que iba “muy poco” a la sede de la fiscalía.

Jueves 07 de Mayo de 2015

El empleado que estaba al frente del departamento de Informática de la UFI-Amia cuando el fallecido fiscal general Alberto Nisman contrató al técnico Diego Lagomarsino en 2007 afirmó que este último no pudo solucionar inconvenientes en el sistema Excalibur y que iba “muy poco” a la sede de la fiscalía.

Germán Darío del Río declaró como testigo ante la fiscal que investiga la muerte de Nisman, Viviana Fein, y relató cómo llegó Lagomarsino a la fiscalía dedicada a investigar el atentado a la Amia, según informaron fuentes judiciales.

Nisman presentó en la Unidad Fiscal a Lagomarsino en 2007 como una persona a consultar ante “cualquier inconveniente” que surgiera con los sistemas informáticos en la fiscalía, según el relato del empleado de la UFI.

En ese contexto, Del Río refirió que cuando Lagomarisno fue convocado “por un inconveniente en el servidor del sistema Excalibur, no lo pudo solucionar”.

“Lo trajo Nisman en el 2007. Lo presentó como una persona de su confianza que iba a trabajar para él”, declaró.

“En el trascurso de 2009 fue requerida la asistencia de Lagomarsino por un inconveniente en el servidor del sistema Excálibur, pero no lo pudo solucionar”, recordó.

El técnico informático imputado en la causa por haber sido quien, según el mismo declaró, prestó el arma a Nisman de manera previa a su muerte iba “muy poco” a la fiscalía, concluyó Del Río.

Lagomarisno es el único imputado en la en la causa en la que se investiga la muerte de Nisman, por ser el titular del arma que apareció el 18 de enero junto al cuerpo del fiscal en el baño del departamento ubicado en el piso trece del lujoso complejo Le Park de Puerto Madero.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS