Política

El socialismo va hacia una lista de unidad

Mañana cierran las postulaciones para la   interna. Madura una grilla con Bonfatti a la cabeza y otros sectores partidarios en espacios clave.

Lunes 18 de Abril de 2016

Si bien el Partido Socialista (PS) tiene previsto cerrar mañana sus listas para las internas del 19 de junio próximo, la fuerza política se encamina hacia una grilla de unidad con Antonio Bonfatti a la cabeza y la promesa de integración de otros sectores a espacios clave en pos de una renovación que deje atrás la pobre performance electoral de 2015.
  Bonfatti fue el primero en blanquear su pretensión de suceder a Hermes Binner en el máximo cargo partidario, aunque luego del VI Congreso Nacional Ordinario del PS, realizado a mediados de marzo en Rosario, dos dirigentes se sumaron a la puja interna: Héctor Polino (ex diputado nacional y actual titular de la ONG Consumidores Libres) y Roy Cortina (legislador porteño).
  A Polino lo acompaña en la corriente Igualdad y Participación el diputado provincial Rubén Giustiniani (titular del PS entre 2003 y 2012), con un enfrentamiento de larga data con Binner y Bonfatti, mientras que Cortina optó por lanzar el espacio Evolución y Cambio.
  Sin embargo, en los últimos días tomó cuerpo una posible lista de unidad. De hecho, sólo resta un guiño de Cortina, según deslizó a La Capital una fuente socialista, que graficó: “El acuerdo es viable y pasaría por la integración de todos los sectores. La idea es dejar de lado una conducción partidaria personalista en la que nadie tenía la potestad de definir las cosas”.
  En esa línea, otro dirigente advirtió —en voz baja— que el PS “está en un momento político muy pobre, abonado por la incertidumbre que generan aquellos socios del Frente Progresista Cívico y Social (FPCyS) con chances de migar a otro espacio (en alusión a los radicales con sintonía fina con Cambiemos)”.
  Las críticas hacia la actual conducción del socialismo sacudieron el reciente congreso partidario al momento de analizar el escenario político nacional y el desempeño en las últimas elecciones presidenciales (25 de octubre de 2015, primera vuelta), a las que el PS concurrió sin candidato propio y bajo el sello de Progresistas, que postuló a Margarita Stolbizer a la Casa Rosada (obtuvo sólo 2,5 por ciento de los votos).
  Para no pocos dirigentes, el haber arrancado en su momento con un espacio político con expectativas electorales para luego terminar sin una fórmula presidencial es “un claro ejemplo de lo que no se debe repetir”.
  Asimismo, sectores socialistas cuestionaron la hegemonía partidaria santafesina y el reciente voto de los diputados nacionales avalando el acuerdo con los holdouts.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario