Política

El Senado convirtió en ley el proyecto de papel para diarios

Por 41 votos a 26, el kirchnerismo impuso su iniciativa. Debate, ironías y cruces en el recinto. La polémica iniciativa declara de interés público la distribución y producción del insumo.

Viernes 23 de Diciembre de 2011

El Senado nacional aprobó y convirtió en ley el proyecto que declara de interés público la fabricación, comercialización y distribución de papel para diarios y además ratificó el marco que regula la norma. El proyecto enviado por el Poder Ejecutivo obtuvo 41 votos a favor aportados por el Frente para la Victoria y por sus aliados de Nuevo Encuentro y del Movimiento Popular Neuquino. También votaron a favor de la norma el porteño Samuel Cabanchik (de Proyecto Buenos Aires Federal); la pampeana peronista disidente María de los Angeles Higonet; el riojano Carlos Menem; y el radical disidente de Corrientes, José Roldán.

En contra votaron 26 legisladores de los bloques de la oposición conformada mayormente por el radicalismo y e Peronismo Federal; mientras que se abstuvo el representante del Partido Renovador de Salta. En tanto, se ausentaron de la votación los radicales Emilio Rached y Pablo Verani, el peronista pampeano Carlos Verna y la correntina del Partido Liberal, Josefina Meabe. A través de la iniciativa aprobada ayer, el Poder Ejecutivo propone declarar de interés público la producción de pasta de celulosa y papel de diario, así como su distribución y comercialización.

Según el texto, el marco regulatorio tiene por objeto "asegurar para la industria nacional la fabricación, comercialización y distribución regular y confiable de pasta celulosa para papel de diario", el cual será aplicable a personas físicas y jurídicas con domicilio en el país. Entre otras cuestiones, el proyecto establece la creación de una comisión bicameral de seguimiento de la fabricación, comercialización y distribución de la pasta de celulosa y papel, integrada por 8 senadores y 8 diputados de diferentes bloques.

Dispone además que el Ministerio de Economía será la autoridad de aplicación de la norma, el cual tendrá a su cargo controlar el marco regulatorio, y contará con el asesoramiento de una Comisión Federal Asesora, integrada por un representante de los diarios de cada provincia; uno de las entidades de consumidores y 3 de los trabajadores.

La presidenta de la comisión de Medios y Libertad de Expresión del Senado, la kirchnerista Liliana Fellner, aseguró que el proyecto oficial "tiene que ver con la democracia" y contiene medidas vinculadas "al derecho a la libertad de expresión y a la pluralidad de voces". Fellner explicó que la normativa busca "garantizar a todos los medios de prensa, en condiciones de igualdad en materia de precios y cantidad, el acceso al insumo básico para hacer un diario".

Por su parte, el senador del Frente para la Victoria, Aníbal Fernández, aseguró que "estamos defendiendo la propuesta de defensa de la libertad de expresión de todos los argentinos". Además, explicó que "del total producido por la empresa Papel Prensa, Clarín y La Nación utilizan el 71 por ciento para cubrir sus necesidades y el 29 por ciento restante se distribuye entre 168 medios que deben pagar un precio 15 por ciento mayor e importar para abastecerse".

A su turno, el titular de la bancada del radicalismo, el formoseño Luis Naidenoff, criticó la iniciativa diciendo que "este proyecto no establece un interés público, sino uno gubernamental de silenciamiento y control". El radical Ernesto Sanz avisó que su bloque "no acompaña al oficialismo en la propuesta del dictamen de mayoría" sino que alienta un dictamen de minoría, porque considera que el proyecto del kirchnerismo "se encierra en la lógica de la pelea que no es la nuestra ni la de la sociedad", afirmó el legislador radical, y cuestionó que la ley "avance sobre lo que hasta hoy era una actividad privada".

El senador peronista disidente por San Luis, Adolfo Rodríguez Saá, consideró que "la mejor forma de proteger la libertad de prensa es no legislar sobre ella. No venimos a defender a Clarín, ni a La Nación, ni a los accionistas de Papel Prensa. Venimos a plantear que esta ley viola la Constitución porque reglamenta formas del ejercicio de la libertad de prensa".

Rossi sentó su posición sobre Cablevisión

"Se trata de un conflicto entre privados a partir de un reclamo judicial por abuso de posición dominante por parte de la empresa del grupo Clarín", sintetizó ayer el jefe de bloque de diputados nacionales del Frente para la Victoria, el santafesino Agustín Rossi, al referirse a la intervención dictada por la Justicia a la empresa Cablevisión. En ese marco, agregó: "No tenemos ningún interés en politizar el conflicto".

En una entrevista con LaCapital, en su despacho del tercer piso del Palacio del Congreso, el rosarino explicó: "Actuó la Justicia, a través de una medida concreta que debería ser cumplida. Vemos que el grupo Clarín politiza el tema, involucra al gobierno nacional, pero la realidad es que el gobierno no está interviniendo en esto, y que el grupo Clarín busca evitar se discuta la única discusión válida en este momento, si hay o no abuso de posición dominante". Luego, Rossi vinculó este conflicto a la ley de medios audiovisuales, sancionada en 2009: "Las empresas de medios están saliendo del closet, en el sentido de que en el nuevo contexto jurídico y político, comienza a colocar las distintas realidades sobre la mesa. Ya no hay miedo, ya no habrá silencio eterno sobre algunos temas que parecían inabordables en la Argentina".

Por lo demás, el Chivo Rossi criticó fuerte a un grupo de diputados opositores que en el día de ayer recibieron a directivos de la compañía Cablevisión y le expresaron su apoyo, rechazando la intervención de la justicia. Con la coordinación de Patricia Bullrich (Unión por Todos, ex bloque Coalición Cívica), los diputados Ricardo Gil Lavedra ( UCR), Eduardo Amadeo ( Peronismo anti K), y, entre otros, el rosarino Carlos Favario del PDP, partido que integró los elencos gubernamentales durante la última dictadura militar, salieron fuertemente a cuestionar la intervención de la Justicia mendocina que determinó la intervención del directorio de Cablevisión.

"Los diputados no somos los abogados que defendemos a los grupos económicos o de medios. Hay un poder del Estado que está actuando y no corresponde que otro poder del Estado ( legisladores) salgamos a contradecir a la justicia", señaló el jefe de bloque del oficialismo.

Porcentajes

El senador del Frente para la Victoria, Aníbal Fernández, aseguró ayer que “del total producido por la empresa Papel Prensa”, los diarios Clarín y La Nación “utilizan el 71% para cubrir sus necesidades y el 29% restante se distribuye entre 168 medios que deben pagar un precio 15 por ciento mayor e importar para abastecerse”.

Rossi sentó su posición sobre Cablevisión

(Por Rodolfo Montes / La Capital ). _ “Se trata de un conflicto entre privados a partir de un reclamo judicial por abuso de posición dominante por parte de la empresa del grupo Clarín”, sintetizó ayer el jefe de bloque de diputados nacionales del Frente para la Victoria, el santafesino Agustín Rossi, al referirse a la intervención dictada por la Justicia a la empresa Cablevisión. En ese marco, agregó: “No tenemos ningún interés en politizar el conflicto”.
  En una entrevista con La Capital, en su despacho del tercer piso del Palacio del Congreso, el rosarino explicó: “Actuó la Justicia, a través de una medida concreta que debería ser cumplida. Vemos que el grupo Clarín politiza el tema, involucra al gobierno nacional, pero la realidad es que el gobierno no está interviniendo en esto, y que el grupo Clarín busca evitar se discuta la única discusión válida en este momento, si hay o no abuso de posición dominante”. Luego, Rossi vinculó este conflicto a la ley de medios audiovisuales, sancionada en 2009: “Las empresas de medios están saliendo del closet, en el sentido de que en el nuevo contexto jurídico y político, comienza a colocar las distintas realidades sobre la mesa. Ya no hay miedo, ya no habrá silencio eterno sobre algunos temas que parecían inabordables en la Argentina”.
  Por lo demás, el Chivo Rossi criticó fuerte a un grupo de diputados opositores que en el día de ayer recibieron a directivos de la compañía Cablevisión y le expresaron su apoyo, rechazando la intervención de la justicia. Con la coordinación de Patricia Bullrich (Unión por Todos, ex bloque Coalición Cívica), los diputados Ricardo Gil Lavedra ( UCR), Eduardo Amadeo ( Peronismo anti K), y, entre otros, el rosarino Carlos Favario del PDP, partido que integró los elencos gubernamentales durante la última dictadura militar, salieron fuertemente a cuestionar la intervención de la Justicia mendocina que determinó la intervención del directorio de Cablevisión.
  “Los diputados no somos los abogados que defendemos a los grupos económicos o de medios. Hay un poder del Estado que está actuando y no corresponde que otro poder del Estado ( legisladores) salgamos a contradecir a la justicia”, señaló el jefe de bloque del oficialismo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario