teletrabajo

El Senado convirtió en ley la regulación del teletrabajo

Se aprobó con 40 votos a favor y 30 en contra. La nueva norma iguala derechos entre el trabajador a distancia y el presencial.

Viernes 31 de Julio de 2020

El teletrabajo o trabajo a distancia ya tiene ley que lo regule. El Senado lo hizo ayer al aprobar el "Régimen legal del contrato de teletrabajo", con 40 votos positivos y 30 negativos. Desde 1929, cuando el Congreso estableció la jornada de ocho horas, luego la indemnización por despido, el aguinaldo, y una larga saga que, con avances y retrocesos, se profundizó a partir de 1945 ahora la Argentina hace punta (a nivel mundial) en establecer los alcances del vínculo entre empleadores y empleados que cumplen sus tareas desde su propio domicilio, u otro sitio distinto a la sede de la empresa que lo contrata.

La ley iguala en derechos al trabajador a distancia respecto del presencial, obliga a la desconexión —teléfono, internet, mail u otros modos de comunicación electrónica— fuera del horario establecido para la jornada diaria, posibilita al trabajador aceptar o no de manera voluntaria la modalidad a distancia a la vez que le concede el derecho de revertir su decisión ( volver al modo presencial) en el caso de que la experiencia hogareña le resulte inconveniente o perjudicial, siempre de acuerdo a su propia valoración.

En el artículo 9 (de un total de 19) se estable: el empleador deberá proveer los "elementos de trabajo", en referencia a los recursos tecnológicos, mobiliarios; y también a una "compensación de gastos" — artículo 10— por conectividad y consumos de servicios que afronte el empleado en su domicilio. Siempre conforme a las pautas que surgen de la negociación colectiva de cada sector.

Tal vez la mayor novedad en materia de ampliación de derechos surge del artículo 6, "tareas de cuidados". El trabajador podrá adecuar su jornada laboral si acredita tener a su cargo —o compartido— uno o más menores de 13 años, personas con discapacidad, o adultos mayores que requieran atención y convivan con el trabajador. Podrá incluso interrumpir su jornada para realizar estas tareas.

Daniel Lovera, senador informante del proyecto (FdT), explicó que la regulación se hace imprescindible porque "contrariamente a los que algunos dicen el teletrabajo no es sólo una tarea que hagan trabajadores de rubros muy específicos y de alta jerarquización, nosotros nos estamos ocupando del empleados que tienen que poner a funcionar su computadora y su teléfono sobre la única mesa que tal vez tiene la casa, luego de correr las tasas del desayuno y que también será la misma mesa que usan los chicos para hacer la tarea de la escuela, para el almuerzo y la cena".

Por su parte, y con un discurso durísimo, Gladis González, del PRO de la provincia de Buenos Aires, fustigó el proyecto, "estamos poniendo un obstáculo al trabajo, es una ley que atrasa. Los trabajadores valoran no viajar, quedarse en sus casas y preservar el aire puro menos contaminación". Y luego predijo, "las empresas se van a ir a otros países que ponen menos trabas". Y la bonaerense remato, "dejemos de mirar al pasado, miremos al futuro".

Por su parte, Mariano Recalde, senador especialista en derechos laboral, cerró el debate en nombre del oficialismo, y expresó: "Los representantes empresarios siempre dijeron lo mismo, desde hace casi cien años, ante cada derecho laboral que se consagra, se viene el apocalipsis, las empresas se van a fundir". En 1929, cuando se aprobó la jornada de ocho horas, "la UIA sacó un comunicado y dijo que la medida no podrá ser adoptada, no podremos competir con los países extranjeros, tendremos que cerrar".

Y luego agregó, "desde 2006 a 2015, cuando se aprobaron más de 60 leyes que ampliaron los derechos de los trabajadores, las empresas en actividad en la Argentina pasaron de 355 mil a 568 mil. Es una falacia decir que cuando aumentan los derechos de los trabajadores baja la ocupación laboral, la historia demuestra que es justamente al revés".

Finalmente, el santafesino Roberto Mirabella (FdT) fundamentó en el recinto su apoyo a la ley: "Legislamos en el mismo sentido que nos indica la Constitución nacional, ante nuevos requerimientos nacen nuevos derechos", fundamentó. Su compañera de bancada, la también santafesina María de Los Angeles Sacnun acompañó con el voto positivo. En contrario, el senador por la minoría provincial, Carlos Reutemann votó negativo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Segui Leyendo

Opinión

Etica, ¿estás?

El descuido de la ética pública y la ausencia de mecanismos que la garanticen explica y predice que actuales o potenciales funcionarios públicos sean tentados a caer en prácticas de corrupción, por lo que el rescate y fomento de la ética construye, reconstruye, fortalece, motiva y crea una identidad en la administración pública que conduce a una mayor responsabilidad funcional, contribuyendo a evitar o disuadir actitudes y posicionamientos reñidos con la ética y la corrupción, así como, consecuentemente con ello, la recuperación de la confianza ciudadana en sus instituciones públicas.

Por Roberto Fermín Bertossi - Experto Coneau / Cooperativismo

Dejanos tu comentario