Política

El radicalismo santafesino rechaza toda chance de un acuerdo con el PRO

Los representantes provinciales del partido insistirán en la consolidación de una sociedad política con fuerzas progresistas. Hoy definen el marco de alianzas para enfrentar al kirchnerismo. 

Sábado 14 de Marzo de 2015

 El radicalismo decidirá hoy en Gualeguaychú (Entre Ríos) cómo salir del laberinto preelectoral en el que está inmerso: a través de un acuerdo con el PRO, con el Frente Renovador (FR) o por su cuenta. Además, deberá definir a su precandidato entre Ernesto Sanz y Julio Cobos. De las tratativas en tiempo de descuento se desprende que la mayoría de los 22 convencionales por Santa Fe insistirá en consolidar su estrategia histórica de sociedades políticas con fuerzas progresistas, jugada que podría incluir un guiño a la postulación de Margarita Stolbizer (GEN) a la Casa Rosada.

   La posición final a alumbrar por la convención nacional de la UCR requerirá de la mitad más uno de los 337 dirigentes habilitados para votar. Y, en ese contexto, el planteo que viene ganando terreno entre los representantes santafesinos colisiona frontalmente con la convicción de no pocos referentes de otras provincias que ven a una potencial alianza con el macrismo como la llave que les permitirá acceder a espacios clave, en algunos casos hasta a una Gobernación.

   El resultado de la convención también será determinante para las expectativas del Frente para la Victoria (FpV) de conservar el poder sin tener que ir a una segunda vuelta en las urnas.

   En ese contexto, la mayoría de los convencionales santafesinos ratificará principios, propuestas y compromisos que en su momento erigieron al Frente Amplio Unen (FAU) e instará a restablecer acuerdos con aquellas fuerzas políticas que los compartan.

   “No acompañaremos una sociedad con el PRO. Priorizaremos los espacios políticos naturales”, deslizó a La Capital un conocedor de los pliegues del radicalismo provincial, que advirtió sobre el frenesí que marcó el pulso de las horas previas a la cumbre entrerriana: “Hay un estado deliberativo nunca visto en años”.

   Otra fuente partidaria no dejó pasar el rol de Mario Barletta, precandidato a gobernador del Frente Progresista, quien “encarna un sector que cree que la alianza con el macrismo es el camino a seguir”.

   El propio Barletta, en declaraciones publicadas el lunes pasado por este diario, había potenciado las señales en ese sentido al evaluar el renunciamiento del diputado nacional Hermes Binner a la puja por la Presidencia. “(El ex gobernador) Era una piedra en el zapato para los que estaban analizando ir para acá o para allá”, enfatizó.

   El diputado provincial Darío Boscarol, afín a Barletta y otro de los pilares de ese posicionamiento, argumentó que el radicalismo debe tributar a “una construcción política que refleje que es posible desarrollar un nuevo modelo de país”.

   El primer paso en ese sentido lo dio el radical Jorge Boasso a fines de 2014, cuando aceptó ir como postulante a vicegobernador en la fórmula provincial que encabeza Miguel Del Sel.

   La posibilidad de sellar un acuerdo con el PRO viene siendo fogoneada por Sanz, presidente del radicalismo y precandidato presidencial. Apunta a acceder al menos a seis gobernaciones y a potenciar la performance de la UCR en el Congreso, legislaturas provinciales e intendencias. Incluso, a espacios expectables en un eventual gobierno nacional de Mauricio Macri.

   Si bien los santafesinos agrupados en el Movimiento de Acción Radical (MAR) mantienen una excelente relación con Sanz, consideran un error avanzar con un pacto con el macrismo, según avisó días atrás Julio Genesini, actual ministro de Trabajo provincial y convencional partidario.

   Frente a un debate que amenaza ser virulento, la santafesina Lilia Puig de Stubrin, titular de la convención nacional, aclaró ayer que “nadie está dispuesto a romper el partido”.

Decididos. Por lo pronto, 17 de los 21 convencionales santafesinos (Puig de Stubrin no cuenta por ser presidenta del cuerpo partidario) desembarcarán en Entre Ríos convencidos de su rechazo a la propuesta de sociedad política con el jefe de Gobierno porteño.

   Entre los representantes que sustentan esa posición se encuentran Genesini, Carlos Fascendini, Mariano Romero Acuña, Mario Silvestrini, Norberto Bianciotto, Carlos Montenegro, Elsa Virili, Lisandro Villar, Omar Mierke, Daniel Basile, Laura Spina, Enrique Winkler, Carlos Visens, Andrea Oberti y Mirian Talamone.

   De hecho, las departamentales Rosario y de la capital provincial de la UCR habían oficializado el jueves su negativa a avanzar en una alianza con el alcalde porteño y precandidato presidencial.

   “De eso no se vuelve. Es más: todavía estamos pagando el acuerdo de Ricardo (Alfonsín) con (Francisco) De Narváez de 2011”, concluyó un operador radical, listo para una deliberación tensa y prolongada en Gualeguaychú.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS