Política

El proyecto sobre el aborto legal ya causa cortocircuitos en el Senado

Naidenoff (UCR) y Pichetto (PJ) estiman que en tres semanas podría llegar la propuesta al recinto. Los que la rechazan piden "un debate serio"

Sábado 16 de Junio de 2018

El proyecto de ley sobre legalización del aborto que debe comenzar a debatir el Senado tras la media sanción de Diputados provocó ayer cortocircuitos entre los senadores que rechazan la iniciativa y reclaman más tiempo para dar "un debate serio" y quienes lo aprueban y abogan por "un tratamiento rápido".

El presidente de la comisión de Justicia y Asuntos Penales, el peronista Pedro Guastavino, afirmó ayer que el debate en la Cámara baja "ha sido muy intenso, con más de 800 exposiciones" y calculó que por eso seguramente en las comisiones del Senado habrá un análisis "más acotado".

Guastavino, responsable de una de las tres comisiones que podría conducir el debate en la Cámara alta, estimó que en dos o tres semanas podría llegar la propuesta de Diputados al recinto, antes del receso invernal.

El apuro, manifestado también por el jefe de los senadores del peronismo, Miguel Pichetto, y su colega de Cambiemos, Luis Naidenoff, provocó reacciones dentro los bloques del PJ y del propio oficialismo.

Ayer mismo las autoridades de Cambiemos y del PJ en el Senado comenzaron a acercar posiciones de cara a la organización del debate y estimaron que el proyecto tardará entre tres y cuatro semanas en llegar al recinto para la votación decisiva.

Se prevé que el próximo martes el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, referente del oficialismo, y Pichetto se reúnan con todos los jefes de bloques para definir a qué comisiones será girado el proyecto y cuánto deberá durar el debate.

La posibilidad de que el Senado se tome cuatro semanas para llevar el proyecto al recinto choca con las pretensiones de la tucumana Silvia Elías de Pérez, quien ya asoma como una de las abanderadas de Cambiemos en contra de la despenalización del aborto y quiere llevar el debate al interior del país.

En la misma línea están Silvia Giacoppo (UCR-Jujuy), y Marta Varela (PRO-Caba), quienes también objetaron la celeridad que se pretende da al asunto.

"Por qué el apuro?", se preguntó Giacoppo, y advirtió que en el interbloque oficialista y en la UCR "hay diferentes posturas, y no es un tema menor. Tiene que pasar por las comisiones que tenga que pasar y no podemos tratarlo a las apuradas".

Su colega de bancada, Elías de Pérez reclamó "un debate profundo en lugar de un trámite exprés" y hasta mencionó la posibilidad de revisar el proyecto, con lo cual debería volver a la Cámara de origen.

"Nos tenemos que permitir el tiempo necesario para poder debatir y convencer a nuestros pares, incluso llevar el tema a las provincias. Y si insisto en reclamar un debate profundo en lugar de un trámite exprés es porque es un tema de vida o muerte y hay que hablar seriamente, sin chicanas ni ironías", aseveró.

Marta Varela, del PRO, eligió Twitter para contradecir al jefe de la bancada de Cambiemos, Luis Naidenoff: retuiteó una frase del senador radical en la que advertía que el debate que se está dando es sobre "salud pública" y no sobre fe, y le replicó que para ella la discusión no pasaba "ni por la fe ni por la salud pública" sino por la "vida".

Disonancias en el peronismo

En el bloque del PJ también hubo voces disonantes, como la del senador por Formosa y vicepresidente de la bancada, Miguel Mayans, quien le lanzó una indirecta a su jefe de bancada, Pichetto, al advertir que "por más que haya 70 votos a favor, es un tema muy profundo y hay que dar una discusión profunda".

Pichetto dijo anteayer que el tratamiento en el Senado debe ser rápido, algo que fue respaldado por Naidenoff y senadores de otras bancadas como Fernando Pino Solanas, quien aseguró que "antes de las vacaciones de invierno se va a votar en el Senado".

El texto aprobado en Diputados aún no fue girado al Senado y por lo tanto resta definir qué comisiones serán las encargadas de llevar adelante el debate.

Guastavino informó que podrían ser tres las comisiones. Además de la que él preside, la de Legislación General, encabezada por Ada Itúrrez de Capellini (PJ-Santiago del Estero) y de Salud, presidida por el radical de Jujuy Mario Fiad.

De la cantidad de comisiones a las que sea girada la iniciativa, y si se da traslado también a la comisión de Presupuesto, donde el macrista Esteban Bullrich ya manifestó su rechazo al proyecto, dependerá la celeridad o no con que se llevará la discusión al recinto para ser convertida en ley.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario