Política

"El próximo intendente va a salir del Concejo", aseguró Roberto Sukerman

Así lo afirmó quien fue el segundo candidato más votado el domingo y aspira a lograr la unidad del peronismo.

Martes 24 de Octubre de 2017

"Se va a producir un cambio importante en el Concejo Municipal", pronostica Roberto Sukerman, el día después de la elección que dejó al Frente Justicialista como segunda fuerza en la ciudad. La primera de esas transformaciones, sostiene, está relacionada con la pérdida de la primera minoría del oficialismo, lo que demandará nuevas alianzas; pero también con la "necesaria" unificación de grandes bloques dentro del Palacio Vasallo.
Del resultado de esa experiencia, y entre los nombres de quienes ocupen las bancas a partir del próximo 10 de diciembre, "va a salir el próximo intendente de Rosario", sostiene el referente del peronismo.
   Si algo caracterizó la composición de los últimos años del Concejo Municipal fue la creación de espacios unipersonales. Actualmente, 13 de los 18 bloques en que se divide el cuerpo legislativo cuenta con un solo integrante.
   Para Sukerman, esta gran dispersión que "indudablemente" dificulta el trabajo diario, está llegando a su fin.
"Ahora se viene un tiempo de pocos bloques, pero numerosos", sostiene y considera que esta nueva realidad va a generar otra forma de trabajo, en principio más ágil.
   Según destaca, a partir del 10 de diciembre, "la complejidad política va a estar dada porque el oficialismo ya no será ni la primera, ni la segunda minoría. Eso hará que el socialismo necesite acuerdos con distintos sectores para la aprobación de proyectos. Y será responsabilidad de todos poder colaborar con la intendenta para conducir los destinos de la ciudad hasta que finalice su mandato".
   En este sentido, advierte, "el primer problema que se le presentará a Fein es que, si bien hace todo el tiempo referencia a la necesidad de diálogo, no está acostumbrada a hablar con los distintos sectores que integran el Concejo".
Cambios
"Es necesario que la intendenta cambie su forma de actuar, escuche nuestras voces, porque representamos una parte importante del electorado y creemos que tenemos que ser escuchados".
Se dijo varias veces: uno de los grandes desafíos que tendrá el justicialismo local será lograr la unidad dentro del Palacio Vasallo.
Sukerman confía en que ese trabajo ya se está desarrollando incluso "desde antes del cierre de listas", lo que se plasmó después en la conformación del Frente Justicialista que el domingo se alzó con el 20 por ciento de los votos.
   "Después de las Paso se dejó en claro la necesidad del trabajo conjunto. Vamos a seguir avanzando en este sentido", apunta y destaca la presencia de Fernanda Gigliani en el centro de cómputos del frente.
   Obviamente, se trata de los primeros pasos. "Trataremos de ampliar eso, hablando con todos los sectores. No es una tarea fácil porque si hasta ahora no ha habido bloques unificados es porque no es una tarea sencilla. Pero estamos convencidos de que ese camino es lo mejor que podemos hacer por la ciudad".
   En este escenario, entiende, el justicialismo tiene que jugar un rol crítico hacia la Intendencia, pero a partir de la posibilidad de presentar proyectos alternativos. "Nunca fuimos un sector que puso palos en la rueda, siempre ayudamos acercando iniciativas. Y muchas fueron aprobadas pero nunca se reglamentaron", apunta.
   Avizora un cuerpo "donde se den verdaderos debates". Al fin y al cabo, de no mediar sorpresas, el Palacio Vasallo tendrá entre sus bancas a los próximos candidatos dispuestos a competir por la Intendencia.
   "Yo creo que el próximo intendente sale del Concejo Municipal y eso ayudará a jerarquizar la función del Concejo. Pero ese será un trabajo que vamos a tener por delante todo el año próximo, porque nadie tiene garantizado nada con miras al 2019", insiste Sukerman.
Así, todo indica que se vienen dos años intensos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario