Política

El progresismo busca reagruparse de cara a las elecciones de 2019

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz; la líder del GEN, Margarita Stolbizer; el diputado nacional Martín Lousteau y el ex legislador Ricardo Alfonsín iniciaron "conversaciones" para atender "la necesidad de volver a aglutinar un polo progresista en la Argentina", aunque todavía están "muy lejos de una propuesta electoral" para 2019.

Lunes 12 de Marzo de 2018

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz; la líder del GEN, Margarita Stolbizer; el diputado nacional Martín Lousteau y el ex legislador Ricardo Alfonsín iniciaron "conversaciones" para atender "la necesidad de volver a aglutinar un polo progresista en la Argentina", aunque todavía están "muy lejos de una propuesta electoral" para 2019.

"Hemos tenido conversaciones con Margarita, con Ricardo Alfonsín, con Martín Lousteau. Hay una demanda, una necesidad de muchos dirigentes de la política argentina y de sectores importantes de la sociedad que empiezan a buscar otras alternativas y que necesitan constituir un espacio que recupere las propuestas, las ideas de la izquierda democrática, del progresismo. Eso le hace falta a la Argentina", sostuvo el jefe de la Casa Gris.

El referente socialista remarcó que "el país no puede quedar en una discusión entre Cambiemos y el peronismo", ya que "hay otras expresiones políticas que tienen que tener representación nacional".

"En esa voluntad estamos empezando a conversar. Aún no hay nada definido. Estamos muy lejos de una propuesta electoral, pero entendemos todos la necesidad de volver a aglutinar un polo progresista en la Argentina", agregó Lifschitz.

Consultado sobre si el aliado de Stolbizer y líder del Frente Renovador, Sergio Massa, estaría incluido, Lifschitz estimó que el tigrense está "encaminado a reincorporarse al peronismo".

"Massa está mucho más encaminado a reincorporarse al peronismo o a intentar una experiencia con algún sector neoperonista que a integrarse a un frente progresista como el que estamos planteando", evaluó el gobernador socialista.

La última experiencia competitiva del progresismo en una elección presidencial fue en 2011, cuando el Frente Amplio Progresista (FAP) llevó el binomio Hermes Binner-Norma Morandini, que obtuvo el segundo lugar en los comicios con el 16,81 por ciento de los votos, pero muy lejos de los 54,11 puntos de la boleta de Cristina Kirchner-Amado Boudou. En aquella ocasión la alianza estuvo conformada por el Partido Socialista, el GEN, Unidad Popular, el Partido Nuevo y Libres del Sur.

Cuatro años más tarde, en 2015, el frente Progresistas llevó a Stolbizer de candidata a presidenta, y tuvo un muy bajo rendimiento electoral con el 2,51 por ciento de los votos en las generales de octubre.

Entre esas dos elecciones, la centroizquierda conformó el Frente Amplio Unen (Faunen), aunque el espacio no logró llegar a 2015 ante la insistencia de la líder de la CC-ARI, Elisa Carrió, por incluir en el armado a su par del PRO, Mauricio Macri, quien era resistido por la gran mayoría de la alianza. Ante la negativa, Lilita abandonó el Faunen, que terminó implosionando.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});