Política

El procurador de la Corte entró en la pelea entre la Casa Gris y la Justicia

Agustín Bassó redobló el desafío a Binner y ordenó apelar el fallo del caso Fraticelli. El jefe de los fiscales desafió al gobernador a que lo destituya. El socialista criticó su designación.

Viernes 27 de Noviembre de 2009

“Si el gobernador tiene tan claros sus conceptos debe recurrir a los mecanismos constitucionales para lograr mi destitución”, disparó el procurador general de la Corte Suprema santafesina, Agustín Bassó, quien además redobló ayer el desafío al ordenar apelar el fallo que absolvió al ex juez de Rufino Carlos Fraticelli y su ex esposa María Graciela Dieser por la muerte de su hija Natalia, en una nueva escalada de imputaciones entre el Ejecutivo y la Justicia, que tiene a la provincia sumida en un virtual conflicto de poderes.

Bassó salió a rebatir la objeción de Hermes Binner a su designación por haber ocurrido —según el gobernador— fuera de los límites constitucionales de la edad de 65 años y atribuyéndola a un “contubernio político”. Paralelamente, ordenó apelar el fallo del caso Fraticelli —cuyas derivaciones en la Justicia penal santafesina originaron las críticas del jefe de la Casa Gris—, en un requerimiento al fiscal de Cámaras de Venado Tuerto que podría hacer retornar la sonada causa a fojas cero.

Casi en simultáneo, Binner volvió a emprenderla contra la Justicia local. Dijo que hay “algunos funcionarios judiciales con una actitud poco democrática”, y que “hay dos modelos (de Justicia): uno que mira hacia atrás y otro hacia adelante”. Amplificó así la réplica que esbozó anteanoche en un comunicado donde refutó el pronunciamiento emitido el miércoles por la Corte Suprema.

En esa declaración el alto tribunal había respondido a los fuertes cuestionamientos lanzados a principios de semana por el mandatario a su regreso de Malasia y que dispararon la polémica que no parece tener fin. “Hay voces retrógradas que quieren reverdecer el pasado y a las que nosotros le decimos que no, que hay que pensar en el futuro, y la prueba del caso Fraticelli es muy clara”, sentenció ayer Binner.

También dijo que hay “una historia que no podemos dejar de olvidar que ha significado la constitución de la Corte Suprema en todo el período democrático que estamos viviendo, donde de un estudio se nombró a todos los jueces, donde no todos los jueces fueron buenos sino que hubo problemas muy graves con muchos” de ellos, aseveró.

El turno del fiscal. La réplica esta vez le correspondió al jefe de los fiscales santafesinos. Bassó no sólo hizo pública su decisión de instar al fiscal de Cámaras de Venado Tuerto, Fernando Palmolelli, para que apele la sentencia del caso Fraticelli, también difundió un comunicado en respuesta a las críticas que formuló el lunes Binner atribuyendo su designación a un contubernio entre el Poder Judicial y los pasados gobiernos justicialistas, a la vez que machacó sobre la inconstitucionalidad del nombramiento por haberse producido cuando Bassó tenía 67 años, ya en edad de jubilarse.

“La imparcialidad esperable de un magistrado no depende de su edad sino de sus condiciones personales éticas, las que pueden ser conservadas hasta el día de su muerte”, subrayó Bassó, quien le recordó a Binner que “en la designación del procurador de la Corte no interviene el Poder Judicial”, y especificó que en su nombramiento “se respetaron los recaudos constitucionales”.

Cuestión de edad. Según Bassó el gobernador “debió asesorarse” antes de opinar al traer a colación otros nombramientos de miembros de la Corte mayores de 65 años, como los casos de los ex ministros Héctor Prono, Juan Bernardo Iturraspe y otros magistrados que siguieron en sus cargos pasada esa edad, como Decio Ulla y Raúl Alvarez.

También argumentó que la Corte nacional declaró la inconstitucionalidad del artículo 88 de la Carta Magna santafesina, que establece dicho tope. “Tengo claro que quien no es profesional del derecho puede desconocer algunas cosas sobre él, pero para opinar sobre cuestiones jurídicas y en relación a la constitucionalidad de las normas, estimo que debió asesorarse”, ironizó el procurador.

Añadió que “si bien no cabe ignorar el efecto que el paso de los años produce naturalmente en una persona relativo a sus aptitudes física o psíquicas, tampoco corresponde extraer conclusiones apriorísticas que tengan como referencia una determinada edad”, concluyó Bassó.

Referencia K

Tras insistir en que sería un “desatino” plantear la renuncia de algún juez, Binner deslizó una frase que pareció toda una definición: “Si tuviera que cubrirse eventualmente una vacante en la Corte santafesina”, la Casa Gris lo hará “con el mismo sistema que utilizó el presidente de entonces Néstor Kirchner para renovar la Corte nacional”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS