Política

El presidente Macri no vetará ley del aborto pese a presión de la Iglesia

Lo aseguró el Jefe de Gabinete, Marcos Peña. "Dar un debate republicano implica respetar ese acuerdo y, por supuesto, no vetar la ley", admitió.

Martes 10 de Julio de 2018

El jefe de Gabinete argentino, Marcos Peña, ratificó hoy que el presidente, Mauricio Macri, promulgará la legalización del aborto si resulta aprobada en el Parlamento, pese a los insistentes pedidos que expresaron autoridades de la Iglesia católica para que vete la iniciativa.
"Dar un debate republicano implica respetar ese acuerdo y, por supuesto, no vetar la ley", dijo Peña en la Casa de Gobierno argentina, donde Macri encabezó una reunión de su gabinete de ministros.
Peña, uno de los funcionarios más cercanos a Macri, confirmó la postura que tomará el jefe de Estado si finalmente el Congreso avala el proyecto de ley que contempla la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14 de gestación.
"Dar un debate republicano implica respetar ese acuerdo y, por supuesto, no vetar la ley" "Dar un debate republicano implica respetar ese acuerdo y, por supuesto, no vetar la ley"
Lo hizo después de que la Iglesia le exigiera a Macri que vete la norma si resulta aprobada por el Legislativo.
"Que la vete (la ley) si es que tiene una profunda convicción sobre el tema", desafió el lunes en una misa el arzobispo de la ciudad de La Plata, Víctor Fernández.
En el momento de promover el debate legislativo de la legalidad del aborto el pasado marzo, Macri se expresó en contra de la iniciativa pero a favor del debate parlamentario.
Peña negó que el Gobierno mantenga una mala relación con la Iglesia por haber promovido el tratamiento legislativo del tema. "No encontramos que haya una razón de fricción por habilitar el debate, algo que está en el centro de la vida republicana", agregó.

La Iglesia católica argentina aumentó en los últimos días la presión contra la legalización del aborto.
El domingo, miles de fieles asistieron a una misa en la Basílica de Luján. "Sería la primera vez que se dictara en la Argentina, y en tiempos de democracia, una ley que legitime la eliminación de un ser humano por otro ser humano", afirmó allí monseñor Oscar Ojea, una autoridad religiosa cercana al papa Francisco.
En la ciudad de Santiago del Estero, decenas de adolescentes que estudian en una escuela católica local marcharon luciendo el pañuelo celeste, la prenda emblema de quienes se oponen a la legalización del aborto.
Por su parte, especialistas médicos, juristas y representantes religiosos expusieron hoy su postura a favor y en contra del proyecto en un plenario de tres comisiones del Senado.
La reunión marcó el inicio en la Cámara de Senadores del debate de la iniciativa de interrupción voluntaria del embarazo, que ya cuenta con la aprobación de la Cámara de Diputados.
"El derecho a la vida desde la concepción está expresamente reconocido en normas de máxima jerarquía en nuestro país. El aborto es un delito", opinó el abogado Manuel García Mansilla, que expuso en contra de la iniciativa.
"Vi morir a decenas de mujeres por abortos inseguros. El cuadro clínico es el llamado síndrome tricolor: blanco, por la anemia; amarillo por la ictericia; y azul, por la cianosis", sostuvo a favor del proyecto Pedro Cahn, médico y director de la Fundación Huésped.
El Senado tiene previsto debatir el proyecto en el recinto el 8 de agosto. Si ratifica la votación de la Cámara de Diputados, entonces el proyecto será ley, pero si la rechaza, el tema será devuelto a los diputados para un nuevo estudio.
La ley vigente permite el aborto sólo en casos de violación o de riesgo de vida para la madre.
El aborto es en Argentina la primera causa de mortalidad materna, según cifras oficiales: unos 500.000 abortos clandestinos se realizan cada año en el país, de acuerdo a organizaciones civiles.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});