Política

El presidente de Diputados evita el golpe por golpe

Sábado 28 de Marzo de 2020

Sobre el fin de otra semana en que el proyecto de necesidad pública tampoco tuvo luz verde para convertirse en ley desde el peronismo descargaron artillería pesada sobre el ex gobernador y actual presidente de la Cámara de Diputados de la provincia, Miguel Lifschitz, quien por ahora evita responder.

A la tensa relación entre el oficialismo y el oposición se sumó una novedad: la interpelación directa al otro gran protagonista de la política santafesina junto al gobernador Omar Perotti. Ayer, la vicegobernadora Alejandra Rodenas subió un video a las redes sociales en el que leyó una carta dirigida directamente hacia Lifschitz, y el consejo ejecutivo provincial del PJ le pidió que convoque urgente a una sesión extraordinaria para tratar la ley de necesidad pública y el proyecto de creación de un fondo de hasta 15 mil millones de pesos para enfrentar la pandemia de coronavirus (ver aparte).

El presidente del bloque justicialista en la Cámara baja, Leandro Busatto, planteó a La Capital que la oposición no comprende lo que sucede en Argentina y en la provincia. Y agregó: "El Poder Ejecutivo quedó preso de una interna dentro del Frente Progresista entre radicales y socialistas que pujan por el liderazgo en la oposición, que por lo que se vio en el Senado no están homogénea como parece, aunque coinciden en que el gobierno no avance".

En este marco, Busatto destacó el comportamiento del intendente de Rosario, Pablo Javkin. "Ha tenido una actitud muy digna, habla muy bien de él", evaluó.

Sucede que Javkin es un aliado del gobierno en esta cuestión: reclama desde diciembre —cuando naufragó la ley de emergencias en Diputados— que la Legislatura conceda al fin al gobierno provincial y a los municipios y comunas las herramientas que necesitan para aliviar sus finanzas.

El jueves el titular del Palacio de los Leones apuntó al ex senador por Rosario. "Tengo una gran diferencia con lo que está haciendo una parte del Frente Progresista —subrayó—. Lifschitz es alguien que gobernó la ciudad y la provincia y tiene mucha experiencia de gobierno, vivió la experiencia de la gripe A y sabe de lo que estamos hablando".

En tanto, desde el entorno de Lifschitz expresaron su preocupación por las críticas del oficialismo, a las que consideraron ofensivas. "Nos suena muy contradictoria con la convocatoria del gobierno, habíamos saludado como un gran gesto que se llame a todos los actores políticos de la provincia", señalaron a este diario.

El martes, después de más de tres meses sin verse, Perotti y Lifschitz compartieron una reunión en la que parecía haberse firmado una tregua ante la amenaza sanitaria. No obstante las negociaciones se truncaron, el trámite legislativo se empantanó y la temperatura de la política santafesina volvió a subir.

Una persona de extrema confianza del presidente de la Cámara de Diputados aseguró a este diario que no quieren entrar en el golpe por golpe con el gobierno. "La mejor forma de no aportar a eso es preservar la figura de Miguel, y demostrar con hechos voluntad de diálogo", opinó.

"Uno se pregunta cuál es el objetivo que busca el gobierno con estos ataques. Si la preocupación es el coronavirus, no se entiende cómo toda esta artillería puede colaborar para que salgan las herramientas que quiere el gobierno", comentaron.

Con todo, cerca de Lifschitz deslizaron que "se está conversando" en el FPCyS la convocatoria a una sesión de Diputados para la semana que viene. "Vamos con ánimo de poder avanzar", aseguraron.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario