Política

El PJ tucumano apeló el fallo que anuló las elecciones provinciales

Lo hizo ante la Cámara que declaró la nulidad de los comicios. El oficialismo también prepara un per sáltum ante la Corte. Alperovich calificó como “un atentado a la democracia” el dictamen judicial.

Viernes 18 de Septiembre de 2015

Mientras se encamina a presentar un recurso de per sáltum ante la Corte Suprema de Justicia, el Partido Justicialista tucumano apeló ayer el fallo que anuló los comicios que tuvieron lugar en esa provincia el pasado 23 de agosto.

El recurso de casación fue presentado por los apoderados del PJ ante la Cámara en lo Contencioso Administrativo de la provincia, que deberá resolver si ratifica o no su decisión de invalidar las elecciones.

En caso de aceptar el recurso, la Cámara deberá girar la apelación a la Corte Suprema de Tucumán, y si la rechaza, el PJ ya adelantó que irá en queja al máximo tribunal tucumano.

En paralelo a este trámite, el Frente para la Victoria tucumano se apresta a presentar un recurso de per saltum con el fin de que la nulidad de los comicios provinciales sea tratada directamente por la Corte Suprema de la Nación, mientras el gobernador, José Alperovich, admitió la posibilidad de una intervención federal.

Alperovich calificó de "atentado a la democracia" al fallo de la Sala I de la Cámara en lo Contencioso Admnistrativo, que anuló las elecciones provinciales y ordenó que se realicen nuevos comicios, debido a las irregularidades detectadas durante la votación del 23 de agosto pasado.

Para el mandatario kirchnerista, "es imposible llamar a nuevas elecciones provinciales en 40 días", cuando caducarán todos los mandatos provinciales, lo que pondrá a Tucumán en una situación de acefalía.

"No se puede cumplir en 40 días, el 28 de octubre quedaría acéfala la provincia. Para llamar a un nuevo proceso electoral se necesitan 90 días, por lo menos", aseguró el gobernador Alperovich durante una conferencia de prensa.

Para el mandatario, quien debe entregar el mando el 29 de octubre próximo, "la decisión de los jueces" camaristas Salvador Norberto Ruiz y Ebe López Piossek "fue por cuatro notas periodísticas" e insistió en que la sentencia supone "un atentado la voluntad popular de todos los tucumanos, de los que votaron para un lado o para otro".

"¿Adónde hubo fraude? Es imposible hacer trampa con 110.000 votos de diferencia, todas las urnas se abrieron y se corroboró, con la firma de los fiscales de la oposición", enfatizó Alperovich.

Consultado sobre si el gobierno de Cristina Kirchner podría disponer la intervención federal de Tucumán en virtud de la situación de acefalía, el gobernador kirchnerista respondió: "Todo es posible".

Por su parte, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, no descartó la posibilidad de intervenir Tucumán, al expresar que "existe material" suficiente para tomar esa decisión, aunque aclaró que "primero" se irá "por la vía judicial" hasta llegar incluso a la Corte Suprema de la Nación.

A su vez, calificó de "disparate jurídico" el fallo que anuló las elecciones tucumanas, acusó a los magistrados que lo adoptaron de cometer el "delito de prevaricato" y vaticinó que será la Corte Suprema de Justicia de la Nación la que "resolverá" la situación.

"Es uno de los disparates jurídicos más grandes de la historia argentina. Esto termina inexorablemente en la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que va a tener que intervenir y resolver estas cosas", afirmó Fernández.

El funcionario sostuvo que la Sala I de la Cámara en lo Contencioso Administrativo de Tucumán tomó una decisión "ridícula, sin sentido, de una gravedad institucional inusitada y destituyente".

"Es una de las más flagrantes y gravosas formas del forum shopping, seguramente por la amistad que tienen con (el candidato opositor José) Cano", subrayó, y se quejó de que "es un forum shopping de los amigos haciéndole favores a los amigos, rompiendo la institucionalidad tucumana".

Puntos salientes de una sentencia polémica

La Sala I de la Cámara en lo Contencioso Administrativo de Tucumán declaró la invalidez de "la totalidad del proceso electoral celebrado en la provincia en fecha 23/08/2015", debido a "la magnitud de las anomalías registradas".

En primer lugar, el extenso fallo de los camaristas de la Sala I declara que "este tribunal es competente para entender en la presente causa, de acuerdo a lo normado por el artículo 15 de la ley 6.944 y el artículo 32 de la ley 6.238 (ley orgánica del Poder Judicial)".

Con posterioridad, la resolución establece que "el conjunto de elementos hasta aquí reseñados, su entidad, gravedad y trascendencia pública colocan al tribunal, irremediablemente, ante la ineludible obligación de invalidar la totalidad del proceso electoral celebrado en la provincia en fecha 23/08/2015".

"La magnitud de las anomalías registradas durante la celebración de los comicios y los días posteriores impiden la construcción de una valoración diferente", añade.

El tribunal resalta "el contexto de una elección marcada por episodios violentos en diversas localidades del interior, que decantaron en acciones que van desde intimaciones, agresiones y daños materiales, a sustracción y quema de urnas y disparos de armas de fuego".

A la vez, puntualiza que "se estructuró y aceitó un complejo y enorme aparato clientelar a la vista de toda la ciudadanía, documentado por los más diversos medios de difusión, por veedores foráneos (observadores de la UNLP) e incluso —lo que es altamente significativo—, por las propios participantes de la contienda electoral".

Como conclusión, determina que "el cúmulo de irregularidades y anomalías graves acaecidas durante la jornada del 23/08/2015 y los días posteriores, ante su entidad y trascendencia, no pueden ser desatendidas en tanto involucran una clara conculcación o la vulneración de valores fundamentales convencional y constitucionalmente previstos e indispensables para considerar que se está en presencia de una elección libre y auténtica de carácter democrático".

"A consecuencia de ello, corresponde declarar la nulidad de la totalidad del acto eleccionario, debiendo el Poder Ejecutivo realizar una nueva convocatoria a elecciones", dictamina la Sala I en lo Contencioso Administrativo.

El máximo tribunal aún no tiene pensado intervenir

La Corte Suprema de la Nación no dará ningún paso para tomar ya mismo el caso de Tucumán. El debate judicial deberá agotarseen la Justicia tucumana, es decir, deberá esperarse un fallo del Superior Tribunal provincial.
  Fuentes del alto tribunal nacional confiaron que los jueces no están dispuestos a aceptar un per saltum.
  Los tiempos se acortan, porque mientras la oposición reclama que se cumpla con el fallo de la Cámara Contencioso Administrrativo y se llame a una nueva elección, el gobernador Alperovich descartó esa opción y confirmó que el gobierno apelará ente la Corte provincial.
  Por otra parte, el apoderado del Frente para la Victoria en Tucumán, Marcelo Caponio, adelantó ayer que buscarán la “destitución” de los camaristas Norberto Salvador Ruiz y Ebe López Piossek, que declararon nulas las elecciones en esa provincia.
  “Vamos a seguir hasta las últimas consecuencias contra estos dos jueces, ya sea con denuncias penales o juicio político para su destitución. No pueden estar frente al Poder Judicial nunca más”, señaló el dirigente tucumano.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS