Política

El PJ en el Senado adelantó su rechazo al desafuero de CFK

Pichetto dijo que no es procedente el trámite porque no hay sentencia firme. La posición del rionegrino es crucial para que la medida prospere

Viernes 08 de Diciembre de 2017

El pedido para quitarle los fueros a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, procesada por traición a la patria y encubrimiento agravado del atentado a la Amia por el juez Claudio Bonadio, ingresó ayer en la Cámara de Senadores y ya fue girado a la comisión de Asuntos Constitucionales, que deberá constituirse para poder abocarse a su tratamiento. Sin embargo, el bloque del Partido Justicialista que encabeza el rionegrino Miguel Angel Pichetto adelantó que no apoyará con sus votos la decisión del magistrado, quien acusa a la senadora por Buenos Aires de haber cometido un delito cuando firmó el Memorándum con Irán para, supuestamente, esclarecer el atentado contra la Amia, de 1994, que dejó 85 muertos y casi doscientos heridos.

Pichetto, jefe del flamante interbloque Argentina Federal, que reúne a 25 senadores del peronismo no kirchnerista, confirmó que el Senado rechazará el pedido de desafuero de la ex mandataria.

"En esta instancia procesal no hay ningún impedimento para que la Justicia avance. La gran mayoría considera que no procede el desafuero", dijo Pichetto. La opinión de Pichetto y de los senadores de su interbloque es determinante porque los 25 miembros de ese espacio alcanzan para bloquear cualquier votación de un pedido de desafuero en el recinto del Senado. Si a ellos se suman los ocho senadores que controla Cristina, la posibilidad del desafuero se aleja aún más.

Pichetto dijo además que "el desafuero de un senador procede ante una sentencia firme, como lo ha sentado la Corte en el fallo de (Carlos) Menem". "Es mi pensamiento personal", subrayó Pichetto, y agregó que "no hay posibilidad de que el Senado se aboque ahora porque estamos fuera del período ordinario" de sesiones.

Pichetto, muy distanciado de la ex presidenta, dijo además que Cristina "estuvo siempre cumpliendo los requisitos de la Justicia, acaba de asumir su banca y no hay riesgo de fuga".

Trámite

El trámite judicial del desafuero ingresó ayer a la tarde a la Cámara alta e inmediatamente fue girado a la comisión de Asuntos Constitucionales, que hasta el próximo 10 de diciembre encabeza el kirchnerista Marcelo Fuentes.

Sin embargo, para tratar el pedido de desafuero debe constituirse la comisión, y para ello los interbloques de Cambiemos y el flamante de Argentina Federal deben definir a las autoridades y el número de integrantes.

Una vez que eso ocurra, la comisión deberá reunirse y emitir dictamen favorable en un proceso de sesenta días desde ayer.

Según el artículo 2 de la ley 25.320, de fueros, "la solicitud de desafuero deberá ser girada de manera inmediata a la comisión de Asuntos Constitucionales, la que deberá emitir dictamen en un plazo de sesenta días". Previamente, el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, había afirmado que la decisión de Bonadio se analizará con "seriedad y responsabilidad".

"Ante el pedido de desafuero, corresponde estudiarlo con seriedad y fijar una posición no partidista sino institucional. No se trata de hacer política partidista, sino de que funcionen bien las instituciones. Ese es el cambio", añadió.

El jefe del interbloque Cambiemos, el radical formoseño Luis Naidenoff, anticipó que el oficialismo no avalará "pactos ni apresuramientos".

Pichetto y Cristina, cuando ambos compartían la misma bancada en 2005.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario