Política

El peronismo y el kirchnerismo definen la estrategia de la oposición

Continúa el debate, las negociaciones y la incertidumbre entre los legisladores que enfrentarán a Cambiemos en el Parlamento

Lunes 27 de Noviembre de 2017

Mientras que el oficialismo se prepara para iniciar su nueva temporada legislativa con un número cercano a los 110 diputados nacionales, aumentando en un 20 por ciento el caudal que reúne en la actualidad (hasta el 10 de diciembre próximo), en la oposición continúa el debate, las negociaciones y la incertidumbre.

Durante el año pasado, y el actual, el oficialismo se las arregló para sacar sus leyes con la ayuda de un nuevo sujeto político: el opositor "amigo". Intimo, en algunos casos. De ese modo, subsanó su debilidad numérica en ambas cámaras del Congreso. Pero luego de los comicios de octubre pasado, el opositor "amigo" perdió peso, se desarticuló y quedó absorbido dentro del caudal electoral amarillo.

Por su parte, la oposición neta, consistente y consecuente, expresada mayoritariamente hoy por el bloque FpV-PJ (además de la representación numéricamente marginal de la izquierda de inspiración trotskista, entre otras bancadas pequeñas), también derrotada en las urnas, aunque no por escándalo como la propuesta de la "avenida del medio", aspira a reunir entre 60 y 63 miembros. De ese número, medio centenar ya confirmó su decisión de integrarse y el resto está postergando su definición hasta el final (cuestión de días). Será en las próximas horas en las que el actual bloque peronista-kirchnerista defina, a futuro, su conformación, presidencia, tono político e, incluso, hasta su nombre.

Luego de varias consultas a diputados kirchneristas y aliados, de los que están en funciones y siguen y de los que van a jurar a principios de diciembre próximo, el fondo del debate se resume: dónde pararse para hacer política, si desde la defensa del ciclo 2003/15 o si desde el presente, y la proyección de futuro. Todos juran, de todos modos, que serán opositores netos y que no votarán ninguna de las leyes del paquete laboral y previsional que apura Cambiemos para fin de año.

Cómo pararse discursivamente desde la oposición no debería leerse como un certificado de más o menos cristinismo. Al cabo, la propia Cristina Kirchner configuró un nuevo formato (Unidad Ciudadana), donde parece primar un discurso político renovado.

En ese imaginario equilibrio peronista entre pasado, presente y futuro, para presidir el bloque suena fuerte el nombre de Agustín Rossi, quien ya se reunió con medio centenar de colegas. Por prestigio y experiencia, nadie en el peronismo lo pone en duda. Sin embargo, no es el único nombre. También algunos tiran a rodar el de Axel Kicillof.

El resultado electoral de Cristina tuvo luces y sombras: consiguió 38 puntos en la provincia de Buenos Aires (3,5 millones de votos), no obtuvo el objetivo principal que era ganarle al oficialismo, aunque si consiguió pararse como triunfadora frente las otras variantes peronistas anti K, que fueron arrasadas por la ola amarilla.

Por lo tanto, el centro de gravedad de la oposición se sitúa en la zona del kirchnerismo y sus distintas variantes. Pero, a su vez, no es despreciable la dispersión de expresiones provinciales del peronismo que aspiran a una representación nacional unificada. Aunque, por ahora, el PJ que toma distancia grande Cristina resulta apenas una expresión de deseo. ¿Qué sería el bloque de diputados de los gobernadores ?, ¿qué tipo de oposición expresaría?, ¿quiénes y cuantos son?, ¿qué punto de acumulación podría unificarlos?

Una variante de ese peronismo que intenta construir lejos de Cristina, aunque en este caso sin gobernador propio, también tiene su expresión en Santa Fe. La segunda diputada electa en la lista del FpV-PJ, Alejandra Rodenas, cabila en estas horas si se anota con un bloque propio (respetando la denominación de Nuevo Espacio Santafesino con el que fue a las internas) o si se incorpora a la bancada que muy probablemente conduzca Rossi. Para la ex jueza, si Rossi fuera confirmado en ese puesto, crecen sus chances de incorporarse.

Pero un conglomerado de peronistas territoriales de Santa Fe, que impulsaron a la ex jueza en la interna y que fueron derrotados, la quieren ver con su bloque propio y no integrada a los kirchneristas. El problema es que Rodenas no tendría casi acompañantes para esa aventura. Sólo la diputada (continúa mandato) Silvina Frana, de la ciudad de Santa Fe, podría considerar la posibilidad de abandonar el barco del actual FpV, aunque sus valoraciones dependen del interlocutor.

Finalmente, Lucila De Ponti, la diputada santafesina que se escindió del bloque del FpV (ingresó a la cámara en 2015 con una lista conformada por Cristina) continuará en su nueva bancada del Movimiento Evita, ahora disminuida a cuatro miembros (todos ingresantes en 2015 en nóminas del FpV). El Evita también promete jugar de opositor, aunque mira con buenos ojos los pasos a dar por el ahora disminuido bloque del Frente Renovador (FR).

A propósito del FR, ya sin la presencia de Sergio Massa (como diputado ni como proyecto presidencial), caminará al ritmo que le imponga Graciela Camaño, la titular del bloque. Algunos auguran que volverá a sus fuentes peronistas.

Rossi y Camaño jugaron juntos muchas partidas en el Congreso hace una década. ¿Volverá esa dupla para darle volumen y consistencia a una oposición que arranca debilitada frente a un oficialismo con todo a su favor?

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario