Política

El peronismo tomó nota del pedido de CFK para acotar las candidaturas

"Acá no se trata de hacer lo que uno quiera", sostuvo el secretario Legal y Técnico de la Presidencia, Carlos Zannini, encargado de ratificar en la cumbre el mensaje de la presidenta

Sábado 09 de Mayo de 2015

El congreso nacional del Partido Justicialista, que deliberó ayer en Parque Norte, aprobó hacer un "amplio" frente político con vista a las primarias (Paso) y ratificó el pedido de "humildad" que realizó la presidenta Cristina Kirchner para reducir el número de precandidatos oficialistas.

En presencia de los aspirantes presidenciales Daniel Scioli, Florencio Randazzo, Sergio Urribarri y Agustín Rossi, los 588 congresales, bajo la presidencia de Gildo Insfran y con la impronta de Cristina Kirchner, tomaron nota del planteo que hizo anteayer la mandataria.

"Acá no se trata de hacer lo que uno quiera", sostuvo el secretario Legal y Técnico de la Presidencia, Carlos Zannini, encargado de ratificar en la cumbre el mensaje de la presidenta, y subrayó que "no hay proyectos individuales".

Además, se pronunció por llegar a las Paso "de un modo prolijo y democrático", y pidió a los precandidatos que el que llegue a la Presidencia asuma el "compromiso" de ir en "contra de los buitres internos y externos", a favor de "los más humildes" y que representen "al proyecto nacional y popular".

Tras dar por iniciada la asamblea (arrancó al mediodía y duró menos de una hora), Insfrán afirmó que "el peronismo más que nunca debe estar unido" y subrayó que es necesario "que este proyecto continúe reinando en Argentina". Haciéndose eco a las expresiones de la presidenta, el mandatario formoseño pidió a los dirigentes que "tengan un baño de humildad", los instó a poner "las energías para que este proyecto siga vigente", y agregó: "Resignemos todo lo que tengamos en lo personal".

Scioli y Randazzo, principales competidores de la interna del Frente para la Victoria, aceptaron y coincidieron con el planteo de Cristina al ser consultados por la prensa antes del inicio de la reunión, aunque evitaron brindar definiciones concretas y ratificaron sus candidaturas.

Vocación frentista. En las formalidades, el congreso autorizó por unanimidad la integración de frentes de cara a las primarias nacionales del 9 de agosto y las generales del 25 de octubre, lo que fue celebrado por Zannini.

En su calidad de encargado del armado de los instrumentos legales para las primarias de agosto, previo a las elecciones generales de octubre, Zannini destacó la importancia de haber logrado una "herramienta para construir el más amplio frente político con la representación de los sectores populares".

El gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, fue el encargado de solicitar a los congresales la autorización para que el PJ pueda integrar alianzas. Antes había afirmado que "aquí está reunido el peronismo serio y en serio".

Asimismo, antes de poner a consideración la propuesta que se votó por unanimidad, el mandatario salteño dijo que "el peronismo no va a hacer alianza con sectores de poder" porque "no las necesita".

Con gigantografías de Perón y Evita, y otra de Cristina junto a Néstor Kirchner, el acto, que comenzó con la entonación de las estrofas del Himno Nacional, y concluyó con la clásica marcha peronista.

En uno y otro lado del palco se ubicaron Diego Bossio, Sergio Espinoza, Julio Domínguez, Wado de Pedro, Rossi, Randazzo, Urribarri, Scioli, Urtubey, los gobernadores Jorge Capitanich (Chaco) y José Luis Gioja (San Juan), además de Aníbal Fernández.

Fervor cristinista. La Cámpora, que ocupó un sector a la izquierda del salón, se sumó a la tradicional marcha, pero no lo hizo con el fervor que sí le puso a sus cánticos a favor de las figuras de Néstor y Cristina Kirchner, en los que pidieron "para Cristina la reelección".

Por otra parte, la diputada nacional por Salta Eva Isa fue la encargada de dar lectura al documento que encerró el espíritu de las consideraciones realizadas por la presidenta respecto a la "humildad" de la que deberían hacer gala los candidatos.

El texto remarcó que a poco de que el movimiento cumpla 70 años, los congresales reafirman "que el peronismo debe seguir los designios de la patria" y alertó, aunque sin dar nombres, sobre la existencia de "algunos oportunistas", al tiempo que destacaron "la lucha contra los fondos buitre" que lleva adelante la presidenta, y expresaron el "repudio" a los "injustos ataques" al país desde esos centros de poder económicos.

Pese a la advertencia, hasta ahora nadie se baja

Si bien los principales referentes del PJ respaldaron ayer el planteo presidencial de evitar una proliferación de candidatos oficialistas, hasta ahora ninguno siquiera amagó con bajar su postulación.

"Es una reflexión que no hace referencia a nadie en particular", señaló Daniel Scioli, quien coincidió con la presidenta en la "necesidad de tener responsabilidades y unidad". El precandidato presidencial dijo que la oposición representa un "círculo rojo, que contrasta con este círculo celeste y blanco", en referencia al oficialismo.

El ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo (también precandidato presidencial), respaldó las palabras de Cristina pero advirtió: "Que al que le quepa el sayo que se lo ponga". También dijo que coincide con la mandataria en que hay candidatos que tienen "protección" de los medios de comunicación y que él discute con Scioli "de manera respetuosa".

El ministro de Defensa, Agustín Rossi, otro que va por la Casa Rosada, afirmó que "la presidenta ha hecho una reflexión genérica y parece razonable" porque el Frente para la Victoria tiene "cinco candidatos a presidente y doce a gobernador", y pidió "estar tranquilos" porque "el proceso político va a decantar".

Otro de los precandidatos presidenciales que se mostró de acuerdo con las palabras de la mandataria fue Jorge Taiana, pero ratificó su candidatura.

El quinto competidor, el gobernador entrerriano Sergio Urribarri, evitó hablar con la prensa.

Competitividad.EN_SPACEPor parte, el director de la Ansés, Diego Bossio, advirtió: "Voy a ser el próximo gobernador de la provincia de Buenos Aires. Lo que dijo la presidenta lo comparto plenamente, los que tengan competitividad formarán parte de este espacio".

El intendente de Berazategui, Patricio Mussi, ratificó que él también es "precandidato" bonaerense y pidió dar "un debate" sobre el esquema electoral del oficialismo, aunque aclaró que hará "lo que quiera la presidenta, porque soy un soldado, a diferencia de otros".

A su tiempo, el presidente de la Cámara de Diputados y también postulante a la Gobernación, Julián Domínguez, convocó a "defender un proyecto de país que está más allá de las aspiraciones personales", y agregó: "la convocatoria (de Cristina) a la humildad es la actitud que tiene que regir la vida de todos los políticos".

No obstante, sostuvo que "siempre es mejor tener una fórmula que sintetice las expectativas de todos los compañeros; si eso no es posible, el proceso interno definirá quién tiene la trayectoria, las ideas y la disposición a cambiar lo que hace falta en la provincia".

A su turno, el jefe de Gabinete y precandidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires, Aníbal Fernández, propuso que quienes no miden favorablemente en las encuestas deben "dar un paso al costado".

Según Aníbal, "debieran ser dos fórmulas, no más que eso", para competir por la Presidencia, "y en la provincia, tres o cuatro", ya que la proliferación de candidaturas "lo único que genera es una dispersión inútil", consideró.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS