Política

El Papa negó haber invitado al gobierno y sindicalistas argentinos a una mesa de diálogo

Francisco se comunicó por teléfono con su amiga Alicia Barrios, periodista del diario Crónica, para desearle un feliz cumpleaños, y ante una consulta de ella le confirmó que la convocatoria a la mesa de diálogo es “todo un disparate”.

Domingo 09 de Febrero de 2014

El Papa Francisco desmintió hoy que haya convocado a una reunión a representantes del gobierno de Cristina Kirchner, de la Unión Industrial Argentina (UIA) y de la CGT, con el fin de dialogar sobre la situación económica del país, en un escenario de inflación y paritarias.

Fuentes oficiales le confirmaron a Noticias Argentinas que representantes de la OIT irán al Vaticano, pero que los dirigentes argentinos estarán entre las personas que habitualmente van a saludarlo y a besarle la mano en la plaza San Pedro.

Este domingo, distintos medios periodísticos informaron que el Papa Francisco había convocado a representantes del gobierno, del empresariado y del sindicalismo argentino a una mesa de diálogo en el Vaticano, de cara a las paritarias.

Habían señalado que el Pontífice iba a recibir el miércoles 19 de marzo al ministro de Trabajo, Carlos Tomada; el presidente de la UIA, Héctor Méndez; su vice Daniel Funes de Rioja, y el titular de la Unión Obrera de la Construcción (Uocra) y referente de la CGT oficialista, Gerardo Martínez.

Sin embargo, pasado el mediodía del domingo la noticia fue desmentida por el propio Francisco: según el sitio Infobae, el pontífice se comunicó por teléfono con su amiga Alicia Barrios, periodista del diario Crónica, para desearle un feliz cumpleaños, y ante una consulta de ella le confirmó que la convocatoria a la mesa de diálogo es “todo un disparate”.

Según el portal, para el miércoles 19 de marzo el Papa sólo tiene agendados dos encuentros con argentinos: uno, con el titular del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata), Ricardo Pignanelli, y el otro, con José María del Corral, especialista en educación, director del Colegio San Martín de Tours y uno de los dos encargados elegidos por el propio Francisco para dirigir su proyecto de la Red Mundial de Escuelas.

El miércoles 19 de marzo, además, se cumplirá un año de la asunción de Jorge Bergoglio en el papado, durante la cual, según Infobae, no habrá ningún tipo de celebración u homenaje por la ocasión, según le confirmó el propio pontífice a la periodista Barrios.

El 26 de noviembre pasado, Francisco recibió durante casi dos horas a la mesa directiva de la CGT oficialista, liderada por Caló, quien señaló que el Papa les pidió a los dirigentes gremiales “por la unidad de todos los argentinos”.

“Nos pidió a los dirigentes gremiales por la unidad de todos los argentinos y para ello nos pidió el compromiso como trabajadores”, explicó Caló luego de la reunión concretada en el Vaticano, en la que hablaron sobre distintos temas de la Argentina.

También, el metalúrgico señaló entonces que hubo un pedido de Francisco a favor la unidad del movimiento obrero, actualmente disperso en cinco centrales: la oficialista, que él lidera; la Azopardo, cuyo jefe es Hugo Moyano; la Azul y Blanca, que lidera el gastronómico Luis Barrionuevo, y las dos CTA, que encabezan Pablo Micheli (opositora) y Hugo Yasky (oficialista).

La primera versión

El Papa Francisco convocó hoy a representantes del Gobierno, del empresariado y del sindicalismo argentino a una mesa de diálogo en el Vaticano, de cara a las negociaciones salariales y en un escenario de depreciación del peso e inflación.

El encuentro entre el pontífice y funcionarios de la administración que encabeza Cristina Kirchner y dirigentes de la Unión Industrial Argentina (UIA) y de la Confederación General del Trabajo (CGT) oficialista, que lidera el metalúrgico Antonio Caló, se realizará el miércoles 19 de marzo.

Al mismo asistirán el ministro de Trabajo, Carlos Tomada; el presidente de la UIA, Héctor Méndez; su vice Daniel Funes de Rioja, y el titular de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra) y referente de la CGT oficialista, Gerardo Martínez, según citan los diarios La Nación y Perfil, que no descartaban la presencia de Caló.

Como Martínez es el representante del sindicalismo argentino en la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el encuentro con el Papa es presentado como una visita de la comitiva argentina, pero el trasfondo es reunirse para hacer frente a la conflictividad social que genera la inflación previa a las paritarias, tras la devaluación del peso respecto del dólar de un 20%. Tomada, Martínez y Funes de Rioja le llevarán una invitación oficial a Francisco para que inaugure la asamblea anual de la OIT, que se realizará a mediados de este año.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS