Política

El Papa advirtió sobre los riesgosdel protocolo que impulsa Bullrich

Francisco sumó su voz a un coro de objeciones que incluye a defensores de los derechos humanos, organizaciones sociales y políticos, incluso oficialistas.

Martes 18 de Diciembre de 2018

El Papa Francisco advirtió ayer acerca de los posibles excesos de la legítima defensa al afirmar que "todo uso de fuerza letal que no sea estrictamente necesario para ese fin solo puede ser reputado como una ejecución ilegal, un crimen de Estado".

El Sumo Pontífice realizó esas afirmaciones en un documento entregado a los miembros de la Comisión Internacional Contra la Pena de Muerte, con los que mantuvo una reunión privada en el Vaticano, en el día de su cumpleaños número 82 (ver aparte).

La alusión de Francisco al abuso policial no fue menor: en la Argentina la polémica quedó instalada a partir del protocolo firmado por la ministra de Seguridad nacional, Patricia Bullrich, que regula el uso de armas de fuego por parte de las fuerzas federales.

El Papa, además, subrayó en el texto que "la defensa del bien común exige colocar al agresor en la situación de no poder causar perjuicio", por lo que "los que tienen autoridad legítima deben rechazar toda agresión, incluso con el uso de las armas, siempre que ello sea necesario para la conservación de la propia vida o la de las personas a su cuidado".

El Santo Padre agregó que "toda acción defensiva, para ser legítima, debe ser necesaria y mesurada", al tiempo que advirtió de que "un acto que proviene de buena intención puede convertirse en ilícito si no es proporcionado al fin".

En ese sentido, agregó: "Si uno, para defender su propia vida, usa de mayor violencia que la precisa, este acto será ilícito".

"Si rechaza la agresión moderadamente, será lícita la defensa, pues, con arreglo al derecho, es lícito repeler la fuerza con la fuerza, moderando la defensa según las necesidades de la seguridad amenazada", evaluó el Papa.

El Santo Padre hizo esos comentarios días después de que el presidente Mauricio Macri avalara por decreto un protocolo de actuación policial ideado por Bullrich, que fue criticado por defensores de los derechos humanos, organizaciones sociales y dirigentes de partidos políticos, entre ellos del propio oficialismo.

Posición firme

El gobierno de Macri, en tanto, aseguró que el anteproyecto del Código Penal que presentará en marzo próximo en el Congreso nacional incluye un artículo que le da más fuerza al nuevo protocolo de uso de armas para fuerzas federales. Se trata, específicamente, de un nuevo inciso en el artículo 34, dedicado a los casos que no serán punibles.

Según el controvertido protocolo, los agentes de las fuerzas federales podrán usar armas letales frente al delito sin necesidad de dar la voz de alto y sin agresión directa previa.

La resolución, firmada el 27 de noviembre pasado (entró en vigencia un día después) dispone que en cumplimiento de su deber se utilizarán armas de fuego "cuando resulten ineficaces otros medios no violentos".

Paralelamente, Francisco les pidió a todos los Estados que continúan aplicando la pena de muerte "que adopten una moratoria con miras a la abolición de esta forma cruel de castigo".

"La suspensión de las ejecuciones y la reducción de los delitos conminados con la pena capital, así como la prohibición de esta forma de castigo para menores, embarazadas o personas con discapacidad mental o intelectual, son objetivos mínimos con los que los líderes de todo el mundo deben comprometerse", argumentó.

De ese modo, el Papa recordó que en la nueva redacción del Catecismo de la Iglesia Católica se declara "inadmisible", en cualquier caso, la aplicación de la pena de muerte.

"A nadie puede quitársele la vida ni la esperanza de su redención y reconciliación con la comunidad", subrayó Francisco.

Cumpleaños

El presidente Mauricio Macri saludó ayer vía Twitter al Papa Francisco, quien cumplió 82 años. "En un nuevo aniversario de su cumpleaños deseo hacerle llegar mis mejores deseos de felicidad @Pontifex_es", escibió el jefe del Estado, en referencia al usuario que utiliza su Santidad en esa red social. Jorge Bergoglio nació el 17 de diciembre de 1936 en Flores, en la Capital Federal.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});