Política

El Pacto del Bicentenario quedó atado a un acuerdo con el campo

El gobierno nacional avanzó durante esta semana en la elaboración del denominado Pacto del Bicentenario, pero fuentes gubernamentales admitieron que el anuncio "está condicionado" a que se alcance un acuerdo en el conflicto con el campo.

Miércoles 21 de Mayo de 2008

El gobierno nacional avanzó durante esta semana en la elaboración del denominado Pacto del Bicentenario, pero fuentes gubernamentales admitieron que el anuncio "está condicionado" a que se alcance un acuerdo en el conflicto con el campo.

Una fuente de la Casa Rosada indicó que "así lo pidieron los demás sectores", que en la última semana se reunieron con la jefa de Estado y que formarán parte del acuerdo que impulsará medidas económicas, políticas y sociales que apuntarán a un virtual relanzamiento del gobierno de Cristina Kirchner.

Entre los lineamientos generales que pretende anunciar la jefa de Estado figuran la creación de un consejo económico y de un banco destinado a financiar proyectos de inversión y desarrollo, cuya base será el actual banco Bice.

También se cuentan medidas tendientes a "promocionar la producción agropecuaria en áreas estratégicas como el trigo, la carne y la leche", además de un acuerdo de precios y salarios entre empresarios y gremios, un compromiso del sector empresarial y bancario de invertir en mayor productividad y la "generación de puestos de trabajo" en el país.

A repatriar. La "repatriación de fondos privados en el extranjero para inversiones en el país" será otro de los ejes que buscará anunciar Fernández de Kirchner en el acuerdo, que —se aseguró en el gobierno— "no tiene plazo" ya que el 25 de mayo "está muy encima" como para cerrar antes el acuerdo con el campo y definir luego el pacto social.

Entre los lineamientos generales se mencionan también la sanción de una nueva ley de aseguradoras de riesgos de trabajo (ART) y el "blanqueo de capitales en el exterior para que puedan retornar a modo de inversiones".

La misma fuente indicó que se buscará que el Bice tenga "un rol similar al Bandes de Brasil: que ayude a acelerar el proceso de inversión pública" y "el fomento a las pymes, con créditos a tasas subsidiadas" por el Estado nacional.

Si bien "no hay prevista una reforma impositiva", trascendió que habría algunas exenciones a pymes que reinviertan sus ganancias en el proceso productivo o para fomentar el consumo interno.

La Casa Rosada considera que "el acuerdo con el campo será fundamental" porque el gobierno pretende "promocionar áreas estratégicas como la producción de trigo, carne y leche, en lugar de soja", en el marco de la denominada "crisis alimentaria mundial", que vaticina un fuerte impacto positivo para el sector.

Se impulsaría también una reforma a la ley de entidades financieras que permitiría que bancos comerciales actúen como bancos de inversión y puedan comprar empresas o ciertos porcentajes accionarios.

Ambicioso. El ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, estará al frente de un ambicioso Plan de Viviendas sociales, tema que la presidenta prometió esta semana a la Cámara de la Construcción cuando la recibió en la Rosada.

"El 25 de mayo está muy sobre la hora, pero no es un plazo inamovible", dijeron las fuentes que confiaron en alcanzar un acuerdo con el campo esta semana, si es que ese sector concreta el levantamiento del paro que viene llevando adelante.

El anuncio del Pacto del Bicentenario, que plantea una especie de relanzamiento de la política económica de cara a lo que resta de mandato hasta el 2010, quedaría pendiente para las próximas semanas, aunque aclararon, "no necesariamente" en otra fecha patria.

Más allá de la dilación en acuerdos con todos los sectores, el ministro de Justicia, Aníbal Fernández, negó ayer que el pacto por el Bicentenario que impulsa el gobierno haya fracasado y aclaró que la iniciativa "no tiene fecha de vencimiento como una botella de leche".

De esa manera, Fernández salió al cruce de quienes dan por terminado ese entendimiento que la presidenta quería anunciar el próximo 25 de mayo, en coincidencia con la fecha patria y para utilizar ese marco como un virtual relanzamiento de su gobierno.

Sin fracasos. "No (fracasó). La presidenta (Cristina Fernández) ya lo explicó durante la campaña en el Congreso y eso no tiene una fecha de vencimiento como una botella de leche. Esto tiene un plazo que tiene que ver con la intención y la vocación de la gente", explicó el ministro.

Anteayer, dirigentes opositores de la UCR, la Coalición Cívica y el partido SI criticaron que las negociaciones iniciadas por el gobierno dejaran de lado al Congreso y a los partidos políticos.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario