Política

El oficialismo presentó una denuncia contra seis jueces de Casación Penal

Tensión entre los poderes judicial y legislativo. El diputado Carlos Kunkel sostiene que hubo designaciones irregulares en la Cámara. Nueva embestida en la pelea con la Justicia.  

Sábado 29 de Junio de 2013

El diputado oficialista Carlos Kunkel presentó una denuncia penal contra seis integrantes de la Cámara de Casación Penal por la designación como juez subrogante permanente de Luis María Cabral, la que tildó de "irregular". Kunkel fundamentó su denuncia en que Cabral fue designado "para la cobertura de la vocalía en la Sala I de la citada Cámara" a través de un mecanismo "constitutivo del delito de nombramiento ilegal y de aceptación ilegal de cargo público, que concurre idealmente con el de abuso de autoridad".

La denuncia apunta contra los jueces Raúl Madueño, Liliana Catucci, Ana María Figueroa, Juan Carlos Gemignani, Eduardo Rafael Riggi y Mariano Borinsky, además del propio Cabral, a quien denunció por "aceptar esta irregularidad". Cabral es presidente de la influyente Asociación de Magistrados y promovió la inconstitucionalidad de la elección popular de los miembros del Consejo de la Magistratura, la que finalmente fue suspendida por un fallo de la Corte Suprema de Justicia.

La presentación de Kunkel se produce apenas un día después de que presentara junto a otros diputados oficialistas un proyecto de ley para transferir de la Corte Suprema de Justicia al Consejo de la Magistratura el manejo del presupuesto del Poder Judicial, la política salarial y la facultad de crear cargos y asignar personal en los tribunales, tal como se encuentra establecido en la Constitución nacional.

En su denuncia, Kunkel argumenta que "se violó la ley 26.376 durante el proceso de designación de Cabral como subrogante" y señala que "esta norma que reglamenta la forma en la que se designan las subrogancias no fue respetada por los jueces denunciados", una irregularidad que fue advertida por el fiscal general Jorge Auat y por el Cels.

Según se detalla en el escrito, la mencionada vacante "se debería haber cubierto por sorteo con un juez titular de la Cámara Federal de Casación Penal (como es sistema y costumbre con las restantes vacantes existentes) o, en su defecto, también por sorteo con otro magistrado en el orden que establece la ley 26.376".

"Queda claro que los magistrados aquí denunciados se apartaron de lo fijado por la norma, al establecer sine die la designación como subrogante en la Cámara del doctor Cabral —juez de un Tribunal Oral en lo Criminal— sin respetar el sorteo y el orden establecido para la cobertura de vacantes", señaló Kunkel en su presentación.

El diputado precisó que "los estándares establecidos por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, las subrogancias judiciales resultan de excepción y meramente transitorias" y explicó que, en el caso de Cabral, "se acordó la espuria designación permanente (sin términos) de un juez subrogante".

"Como agravante de esta situación, es necesario advertir que Cabral se desempeña como titular de la Asociación de Magistrados, cargo que utiliza para ejercer la presión que le permite mantener esta privilegiada designación", indicó el autor de la denuncia.

En este caso, agrega en el escrito, "se acordó la espuria designación permanente (sin términos) de un juez subrogante —que fue aceptada por el magistrado— en abierta confrontación con las resoluciones anteriores y con el legal procedimiento de prelación entre jueces de la propia Cámara de Casación o, en su defecto, del sorteo entre otros jueces de Cámara de la jurisdicción".

Modelo contrapuesto. Además, el legislador señaló que "esta asociación reúne a magistrados y funcionarios judiciales de todo el país, con el objetivo de velar por el cumplimiento de las normas que rigen el funcionamiento del Poder Judicial y mejorar su funcionamiento, lo opuesto a lo que Cabral muestra con sus actos al ejercer una subrogancia que no se ajusta a la ley".

La embestida del gobierno nacional contra la Justicia se produce a exactamente a una década de la renuncia del ex ministro de la Corte Julio Nazareno, quien encabezó el máximo tribunal durante casi nueve años en el gobierno de Carlos Menem, algo que fue recordado ayer por diversos funcionarios kirchneristas. Hoy, el oficialismo tiene en la mira a la mayoría de la Corte actual.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario