Política

El oficialismo hace silencio y la oposición insiste con el juicio político a Boudou

Massa y Morales quieren que el vicepresidente sea juzgado y removido por el Parlamento por el caso Ciccone. El titular del Senado apelará su procesamiento.

Lunes 30 de Junio de 2014

Luego de que el juez federal Ariel Lijo procesara el viernes pasado al vicepresidente Amado Boudou por el caso Ciccone, ni la presidenta Cristina Fernández de Kirchner ni las principales referencias del kirchnerismo salieron a comentar el fallo judicial. Frente al silencio del oficialismo, la oposición reclamó ayer que la jefa del Estado se exprese públicamente sobre el procesamiento del vicepresidente e insistió en la necesidad de avanzar en el juicio político contra el funcionario nacional.

Además, el dirigente socialista Hermes Binner sostuvo que si desde la Presidencia "no se toman medidas claras y ejemplificadoras" contra el vicepresidente, "la desconfianza se acrecienta".

Mientras Boudou seguía en el Caribe, en el marco de una gira oficial por Cuba, la diputada nacional del GEN Margarita Stolbizer sostuvo que la jefa del Estado "debería estar intimándolo a que vuelva a la Argentina porque no puede estar representándonos" y tendría que exigirle la renuncia.

En tanto, el jefe del Frente Renovador, el diputado Sergio Massa, insistió en que todos los sectores de la oposición, "sin tratar de ponerse una cucarda más o menos, tenemos que demostrarle a la sociedad que somos capaces de avanzar en conjunto con un juicio político".

En la misma línea, el senador nacional por Jujuy Gerardo Morales afirmó que "están dadas las condiciones para que se inicie el trámite del pedido de juicio político".

Sin embargo, Stolbizer advirtió que "salida de Boudou la debería resolver la presidenta" porque "todos saben que la oposición no cuenta con el número para tomar decisiones".

En este sentido, Massa manifestó que "el juicio político es la herramienta que tiene el Parlamento", por lo que llamó a "coordinar con las fuerzas de la oposición" y pidió avanzar con el juicio político al vicepresidente "sin hacer especulaciones" de cara a las elecciones 2015.

El ex intendente de Tigre también adelantó que les solicitó a los legisladores Adrián Pérez, Graciela Camaño y Darío Giustozzi que avancen en la estructuración del juicio político a Boudou y que se consolide la independencia del Poder Judicial.

Por su parte, el socialista Binner consideró que el vicepresidente "debe apartarse del cargo para no seguir dañando al gobierno y socavando la credibilidad en las instituciones".

El diputado advirtió que "si no es así, la división entre política y sociedad civil se profundizará aún más y resultará cada vez más difícil concretar los necesarios consensos nacionales".

Para Massa, pedir la renuncia de Boudou "sin más, es un error" ya que significa "lavarse las manos frente a la gente", por lo que afirmó que "la tarea más importante de la oposición es la del juicio político y la de remoción".

"Es una herramienta que tiene el Parlamento y lo que hay que hacer es coordinar con las fuerzas de la oposición", afirmó el diputado nacional. La jefa del GEN dijo que le "preocupa que este hombre, el vicepresidente Boudou, esté en el extranjero representándonos" y se preguntó: "¿Cuál es el papel o el papelón que está haciendo la Argentina representada por un funcionario, un vicepresidente, denunciado por corrupción?".

El juez Lijo procesó el viernes pasado a Boudou por el delito de "cohecho y por negociaciones incompatibles con la función pública" en relación con la quiebra y el salvataje estatal a la ex Ciccone Calcográfica y la defensa del vicepresidente tiene previsto presentar a fines de esta semana una apelación.

Lijo procesó a todos los imputados del caso, ya que además de Boudou estaban José María Núnez Carmona; el dueño de The Old Fund, Alejandro Vandenbroele; el ex funcionario de la Afip Rafael Resnick Brenner; el cofundador de la empresa Nicolás Ciccone, y su yerno, Guillermo Reinwick, todos sin prisión preventiva.

En este contexto, la defensa de Nicolás Ciccone anunció que pedirá nulidades con el objetivo de que caiga parte de la causa, debido a que fue llamado a declarar como testigo y ahora se encuentra procesado, lo que significa que el juez estima que participó de la comisión de un delito.

Mientras se producen las apelaciones, tiene pendiente tomarles declaración indagatoria a Guido Forcieri, ex jefe de Gabinete del Ministerio de Economía cuando Boudou estaba al frente de la cartera.

Mancha

El diputado nacional Facundo Moyano señaló ayer que el vicepresidente, Amado Boudou, procesado en la causa Ciccone, “tiene que renunciar para no manchar a la presidenta” Cristina Fernández de Kirchner. “Boudou tiene que renunciar. Y después, por supuesto, tenemos que avanzar en el juicio político”, aseveró Moyano.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario