Política

El oficialismo baja las retenciones pero el campo sigue oponiéndose

El oficialismo propuso anoche modificaciones al proyecto que establece el régimen de retenciones móviles, que apuntan a gravar con una alícuota diferencial alta a aquellos que producen a mayor escala y dejan afuera del gravamen al 85 por ciento de los pequeños y medianos productores.

Sábado 05 de Julio de 2008

El oficialismo propuso anoche modificaciones al proyecto que establece el régimen de retenciones móviles, que apuntan a gravar con una alícuota diferencial alta a aquellos que producen a mayor escala y dejan afuera del gravamen al 85 por ciento de los pequeños y medianos productores.

Al promediar el debate, que se extendía al cierre de esta edición, el titular del bloque del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, explicó los cambios impulsados por el kirchnerismo al proyecto oficial y aclaró que "con estas decisiones más del 85 por ciento de los productores queda fuera del alcance de la resolución 125".

El diputado santafesino precisó que los productores que comercialicen hasta 300 toneladas de soja pagarán una alícuota de retención del 30 por ciento, "es decir cinco puntos menos de lo que pagaban el 10 de marzo" y los productores agropecuarios que exporten entre 300 y 750 toneladas pagarán una alícuota de hasta el 35 por ciento.

En tanto, con estas modificaciones que se harán efectivas a través del sistema de compensaciones, los productores que comercialicen "hasta 1.500 toneladas, las primeras 750 serán tomadas con una tasa del 35 por ciento de retención". Rossi explicó además que se acordó ampliar la compensación por flete que alcanzará al norte de Córdoba, al norte de Santa Fe, al norte de Entre Ríos, a varios departamentos de la provincia de Buenos Aires y a toda la provincia de La Pampa.

Fuentes parlamentarias señalaron que la demora para iniciar la sesión se debió a la necesidad de ampliar consensos con los diputados del bloque oficialista y no descartan que la bancada pueda proponer modificaciones cuando la iniciativa del Poder Ejecutivo se debata en particular. Las fuentes también admitieron que el debate continúe incluso hoy, sábado, para terminar de sancionar la iniciativa.

En tanto, productores rurales —encabezados por el grupo Pampa Sur— y dirigentes de agrupaciones kirchneristas ingresaron desde temprano para presenciar el debate, ocupando los palcos del segundo y tercer piso. Al defender el proyecto en el recinto, el titular de la comisión de Agricultura, el cordobés Alberto Cantero Gutiérrez, afirmó que "con estas tres leyes venimos a dar certeza para reconstruir la producción".

Desde la oposición, que presentó su propio dictamen de minoría, el vicepresidente de la comisión de Agricultura, el radical santafesino Pedro Morini, pidió suspender la resolución 125 que estableció las retenciones móviles y "tomarse el tiempo con la responsabilidad que le compete a este Congreso". El legislador, que ofició de miembro informante de la minoría, anticipó su rechazo al proyecto oficial y pidió "la suspensión de la resolución 125 y tomar el tiempo suficiente con la responsabilidad que le compete a este Congreso para hacer las leyes que sirvan".

Por la Coalición Cívica, Francisco Ferro, anticipó que esa agrupación "va a votar en contra de la ratificación de la (resolución) 125" y reiteró el planteo impulsado por la oposición de suspender esa medida. El kirchnerismo consiguió sumar a diputados de otros partidos a cambio de que introdujeran modificaciones cuando llegue el momento de votar en particular.

Llamó la atención que sumaran al quórum los bonaerenses Felipe Solá —que mantenía disidencias y hasta presentó un proyecto alternativo— y Graciela Camaño. Paralelamente, se verificó una ruptura del bloque de diputados de la Concertación Plural (radicales K), que preside el marplatense Daniel Katz.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario