Política

El "no peronismo" busca cómo aprovechar la diáspora del partido justicialista

El senador Ernesto Sanz cree que Mauricio Macri, al final del camino, participará de una interna entre los frentes Progresista o Renovador. El líder del PRO tomó distancia de un frente panradical.

Domingo 16 de Marzo de 2014

El espacio del no peronismo tiene ante sí una formidable oportunidad de convertirse en alternativa ante la división del justicialismo, que hoy se ve claramente reflejada en la decisión de Sergio Massa de jugar sus fichas por afuera del PJ. Ayer, el titular de la UCR, el senador Ernesto Sanz, pronosticó que el líder del PRO, Mauricio Macri, resolverá "al final del camino" participar en las elecciones primarias dentro del Frente Renovador o del Frente Progresista. Sin embargo, el propio Macri tomó distancia de la posibilidad de integrar un frente con radicales y socialistas.

"Lo veo a Macri tomando la decisión, en algún momento al final del camino, de participar en la interna con Massa o con nosotros. Y cuando digo nosotros hablo una discusión que la coalición tendrá que darse en algún momento, porque de nada sirve que opinemos hoy individualmente", sostuvo el mendocino.

Sanz señaló además que este frente que la UCR construye con el PS, la Coalición Cívica, Proyecto Sur, GEN y Libres del Sur "tiene la posibilidad de ingresar al ballottage" a partir de la división del peronismo. "Macri tiene un problema serio, que le va a costar mucho el armado nacional. Compite en ese armado con Massa y el espacio es para uno o para el otro, no es para los dos. Lo veo a Macri tomando la decisión, en algún momento al final del camino, de participar en la interna con Massa o con nosotros. Y cuando digo nosotros hablo una discusión que la coalición tendrá que darse en algún momento, porque de nada sirve que opinemos hoy individualmente", apuntó el mendocino.

Pese a blanquear la posibilidad de que Macri concurra a una interna con el Frente Progresista, el senador Sanz cuestionó las recientes fotografías de su rival interno, Julio Cobos, con el jefe de Gobierno porteño. "Me parece que las fotos pueden ser buenas en cuanto muestren tolerancia y respeto mutuo, pero pueden convertirse en malas en términos de señales políticas. Entonces hay que tener cuidado con las fotos", sostuvo Sanz, luego de que Cobos y el diputado cordobés Oscar Aguad posaran junto a Macri en ocasión de la Fiesta de la Vendimia en Mendoza.

El presidente de la UCR advirtió sobre los riesgos de este tipo de imágenes cuando el radicalismo está "tratando de administrar la diversidad y diferencias históricas" dentro de un frente junto a otras fuerzas políticas que, por el momento, no incluye al PRO.

En paralelo, Macri, tomó distancia de la posibilidad de avanzar en una alianza electoral con el frente panradical, mientras prepara su viaje a la ciudad de Nueva York, para participar de un homenaje a la ex secretaria de Estado Hillary Clinton.

"Nosotros tenemos nuestro partido que está muy activo, que se reúne en todas partes de la Argentina, y además valoramos que haga el esfuerzo todo ese sector por tener una propuesta unificada porque me parece muy bien más allá de que estamos convencidos que vamos gobernar", señaló el líder de PRO.

A pesar de las señales políticas de acercamiento desde ambos sectores, Macri insistió en que el PRO continúa con el "sueño de construir una tercera vía, en la que hay mucha gente que no ha participado en política". Y, en tal sentido, desde la muestra Expo Agro, que se realiza en San Nicolás, agregó que en el PRO quieren "algo diferente" y están "intentando liderar eso".

"Estamos todos construyendo una alternativa diferente, no diferente por lo que dice, sino por lo que ha hecho en términos de gobernar dialogando, rindiendo cuentas, gobernar cerca de la gente, haciendo y estamos preparando un plan basado en el mejor equipo que la Argentina haya tenido en los últimos 50 años, porque yo no creo que las cosas las resuelva una sola persona", insistió.

Macri tiene previsto viajar el próximo martes a la ciudad de Nueva York para participar de un homenaje a la ex secretaria de Estado Hillary Clinton que realizará el Congreso Judío-Americano de Estados Unidos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario