Política

El moyanismo dio por terminado el triunvirato cegetista

Juan Carlos Schmid proclamó que el triunvirato que conduce la CGT y que él integra "está agotado"

Sábado 17 de Febrero de 2018

El miembro de la conducción tripartita de la CGT por el moyanismo, Juan Carlos Schmid, proclamó que el triunvirato que conduce la central obrera y que él integra "está agotado", mientras que Pablo Moyano sostuvo que la "fractura" ya está "oficializada" y que intentarán "elegir un nuevo secretario general" en marzo o abril.

   Schmid, quien forma parte del triunvirato cegetista junto a Carlos Acuña (barrionuevismo) y Héctor Daer ("Gordos"), se expresó así ayer, a tan sólo cinco días de la marcha convocada por el líder del sindicato de Camioneros, Hugo Moyano, a la que varios gremios le quitaron el respaldo, incluidos sus dos colegas de la conducción tripartita.

   "El triunvirato entró en una crisis profunda, el ciclo está agotado", sentenció el secretario general de Dragado y Balizamiento, al ser consultado sobre la división que sufre la CGT que se puso en evidencia a partir de la convocatoria a la marcha del próximo miércoles.

   En ese sentido, Schmid sostuvo que la crisis de la central obrera comenzó cuando "se desobedeció la medida de fuerza ordenada en diciembre pasado", en referencia al paro que se llevó a cabo el 19 de diciembre pasado pero que no contó con el acatamiento de los sindicatos del transporte, entre otros.

"Ya no tiene sentido"

Consideró que el triunvirato "está desautorizado para tomar acciones, ya no tiene sentido seguir al frente cuando hay miradas distintas de la realidad".

   En la misma línea, el secretario adjunto de Camioneros, Pablo Moyano, sostuvo que la "fractura" de la CGT está "oficializada" y adelantó que intentarán "elegir un nuevo secretario general" para la central obrera en marzo o abril.

   "Hace rato que la CGT está fracturada, ahora se oficializó. En marzo o abril llamaremos al Congreso de la CGT para elegir a un nuevo secretario general, ojalá sea alguien que esté del lado de los trabajadores", sostuvo el dirigente.

   De esta manera, anticipó la puja interna a la que se encamina el sindicalismo peronista para reorganizar su estructura, cuya crisis quedó expuesta con la convocatoria a la marcha de la semana próxima, para la cual el moyanismo no logró la adhesión de los sectores dialoguistas pero logró respaldo de sectores ajenos a la CGT, como las dos CTA y los movimientos sociales.

   Pablo Moyano dijo que los gremios que no adhieren a la marcha de protesta "no van porque son unos cagones", y los cuestionó por su cercanía con el gobierno nacional y la posibilidad de que acuerden aumentos salariales del 15 por ciento, como ya firmó días atrás el de Obras Sanitarias.

   "Les sacan dos tapas de Clarín en contra y se cagan, y salen corriendo a firmar un 15 por ciento de aumento. Nosotros no vamos a aceptar ni 15 por ciento ni cláusula gatillo". "Son los mismos que nunca se subieron al camión del reclamo por los derechos de los trabajadores y que en los noventa entregaron sus derechos", afirmó.

   Respecto de la marcha, Schmid aseguró que no está motivada por la pelea entre el presidente Mauricio Macri y Hugo Moyano : "Va mas allá de un reclamo sectorial, hay muchísimas razones para protestar", consideró.

Sobre el punto, Hugo Moyano dijo ayer: "¿Creen que necesito una marcha para defenderme? La marcha es para hacer un reclamo, va a haber 25 por ciento de inflación este año y quieren dar un 15%. La marcha es también para pedir un aumento de emergencia para los jubilados".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario