Política

El ministro de Justicia Garavano solicitó a Macri que acepte la renuncia a Oyarbide

Garavano estimó que “lo importante es que esta persona salga del lugar” que ocupa para avanzar en transparentar la Justicia y sostuvo que “hay que sacar la parte de un show mediático

Sábado 09 de Abril de 2016

El ministro de Justicia, Germán Garavano, reveló que le recomendó en forma “enfática” al presidente Mauricio Macri aceptarle la renuncia al juez federal Norberto Oyarbide, a quien consideró “funcional” a todos los gobiernos, y argumentó que el procedimiento de juicio político “demora meses” y no se sabe “cuándo y cómo termina”.

   “Si el Poder Ejecutivo le acepta la renuncia, el juez está afuera, no tiene más fueros y puede ser investigado como cualquiera de nosotros”, planteó frente a reclamos como el de la diputada Elisa Carrió, quien advirtió que se consagraría la “impunidad” si la Casa Rosada le acepta la dimisión al magistrado “más corrupto de la Argentina”.

   Garavano estimó que “lo importante es que esta persona salga del lugar” que ocupa para avanzar en transparentar la Justicia y sostuvo que “hay que sacar la parte de un show mediático” que significaría el juicio político que —dijo— es “un proceso engorroso que dura meses”.

   Al razonar que el magistrado tomó la decisión de dimitir para evitar el juicio político que “tiene visos de avanzar” en su contra, remarcó que su “recomendación enfática al presidente” fue que le “acepte la renuncia” a Oyarbide.

   “Para el gobierno hubiera sido más cómodo, que fue lo que hicieron todos los gobiernos anteriores, negociar con Oyarbide; es decir, «ahora lo tengo a Oyarbide, es mío». Pero este gobierno le pone un corte y dice: «que Oyarbide se vaya, aunque sea mío no lo quiero, no queremos jueces nuestros, queremos jueces que hagan cumplir la ley»”, subrayó.

   Cuando se le preguntó si el magistrado fue “funcional” a todos los gobiernos, Garavano no dudó en responder que lo fue “siempre” por lo que insistió en que “es muy importante” que el juez se aleje de su cargo porque, esgrimió, “un juicio político empieza y no se sabe cuándo y cómo termina”.

   “Mi recomendación enfática al presidente, en todos los casos, es que acepte la renuncia y que todos aquellos jueces que no estén cómodos —incluso con esta frase de (el titular de la Corte, Ricardo) Lorenzetti, en términos de acabar con la impunidad y que la Justicia se ponga los pantalones largos—, tienen las puertas abiertas para presentar la renuncia”, aseveró.

   El ministro de Justicia de la Nación reiteró: “Lo que nosotros queremos es tener una Justicia mejor”. Garavano calculó que la renuncia, que Oyarbide le presentó anteayer en su carácter de titular de la cartera de Justicia “le va a llegar la semana entrante” al presidente Macri para su consideración.

   En tanto, el diputado del PRO y miembro del Consejo de la Magistratura Pablo Tonelli sostuvo que la aceptación de la renuncia de Oyarbide no significa que “si cometió algún delito quede libre de ser juzgado”.

   Tonelli analizó que “la aceptación de la renuncia es un camino más corto y breve, y en beneficio del servicio de la Justicia”, ya que ahora se puede “permitir cubrir la vacante más rápidamente”. Expresó que “si (Oyarbide) cometió algún delito, pese a la aceptación de la renuncia, no significa que quede libre de ser juzgado por un juez penal, así que puede perfectamente ser juzgado”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario