Política

El ministro de Justicia defendió la baja de la imputabilidad

Garavano aseguró que la edad es "un tema central" de los cien puntos que tiene el proyecto de reforma del Régimen Penal Juvenil.

Lunes 14 de Enero de 2019

El ministro de Justicia nacional, Germán Garavano, defendió ayer el proyecto de reforma del Régimen Penal Juvenil para bajar a 15 años la edad de imputabilidad. En ese sentido, el funcionario señaló que la iniciativa del gobierno consiste en saldar una "deuda de la democracia" y plantea un régimen socioeducativo, reintegración social y trabajo.

   "Es un régimen que permitiría que el Estado, cuando un joven tome la senda del delito, poder sacarlo del espiral delictivo", afirmó el ministro.

   La reforma del Régimen Penal Juvenil para bajar a 15 años la edad de imputabilidad se enmarca en varias medidas en materia de seguridad que el gobierno ya anunció, como la compra de las pistolas Taser, la intención de expulsar del país a mil extranjeros que delinquieron y el proyecto que prevé que se tome una muestra de ADN a todas las personas que cometieron un delito doloso.

   Al respecto, Garavano señaló que está prevista una "inversión razonable" de entre 600 y 700 millones de pesos para los próximos siete años.

   Asimismo, el funcionario reconoció que el número de jóvenes no es una cifra alta en las estadísticas de inseguridad, pero advirtió que —sin embargo— cuando protagonizan hechos dramáticos, como homicidios o violaciones, generan una sensación de "impunidad".

   "La nueva ley prevé que, en los casos que son inimputables, los jueces puedan avanzar en quién es responsable y, si el joven es imputable o no, cuando hay homicidios o violaciones. Con robos es más difícil, pero es importante saber quién cometió y actuar en consecuencia, hoy eso queda en una nebulosa y no se termina de saber quién fue el responsable", argumentó.

Debate en puerta

El proyecto será enviado al Congreso nacional durante las sesiones extraordinarias que convocará el presidente Mauricio Macri en febrero próximo, que incluirá la intención de bajar a 15 años la edad de imputabilidad para los delitos más graves.

   "El Estado tiene que, una vez que se comete el delito, ver cómo lo saca al joven de de esa carrera delictiva y es importante fijar en 15 años, porque es dónde se registra ese salto", explicó.

   Acerca de las críticas a la iniciativa por parte de sectores de la oposición, Garavano afirmó que "aquellos que se dicen defensores de los jóvenes mantienen un statu quo en el que la solución es no hacer nada, o dejar a los jóvenes libres que cometan delitos".

   Por eso, planteó que la meta del oficialismo es que "el proyecto tenga, al menos, media sanción". Y agregó: "Si es aprobado, mejor, pero que se discuta".

   "Esperamos el apoyo de la oposición y la sociedad, y ojalá podamos generar una salida seria, profunda y planificada de mediano plazo para corregir esta situación que se ha mantenido en los últimos 30 años", sentenció.

   El proyecto que impulsa la Casa Rosada está dividido en cien artículos, distribuidos en 16 capítulos, con un anexo que define las funciones de la "Comisión de Implementación", que se prevé poner en marcha tras la aprobación de la ley.

   El texto fija que el flamante "Sistema de Responsabilidad Penal Juvenil se aplicará a los adolescentes mayores de 15 años y menores de 18 años al momento de la comisión del hecho".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});