Elecciones 2019

El macrismo santafesino ya se prepara para una campaña con viento de frente

El macrismo santafesino se apresta a relanzar su campaña para las generales de octubre próximo, un desafío, a la luz de los resultados arrojados por las primarias del domingo pasado, comparable a salir a navegar de cara a una sudestada.

Miércoles 14 de Agosto de 2019

El macrismo santafesino se apresta a relanzar su campaña para las generales de octubre próximo, un desafío, a la luz de los resultados arrojados por las primarias del domingo pasado, comparable a salir a navegar de cara a una sudestada.

Fiel a su estrategia, ayer comenzó a circular entre la dirigencia y la militancia santafesina de Juntos por el Cambio un spot motivacional con imágenes de Muhammad Ali y Joe Frazier, quienes en la década del 70 protagonizaron tres grandes combates de box que quedaron en la historia de ese deporte. "La clave está en ser capaces de pararnos una vez más. El 27 de octubre peleamos el último round", concluye el video.

Levantar la moral tras la reciente paliza electoral es la prioridad del macrismo, al tiempo que ya comienzan las primeras reuniones para delinear lo que será la inminente campaña en territorio santafesino.

Pero la mochila es pesada: el escrutinio provisorio reflejó que la fórmula Mauricio Macri-Miguel Pichetto cayó frente al binomio Alberto Fernández-Cristina Kirchner (Frente de Todos) por diez puntos de diferencia, en la provincia, y por 20 en Rosario. Y la corrida financiera del lunes sumó kilos al equipaje.

La recomposición interna de cara a octubre pasaría, según deslizaron a La Capital fuentes macristas, por un replanteo de la campaña en sí misma (todavía a sincronizar con la dirigencia nacional) y una mejora en la fiscalización, que el domingo quedó —en gran parte— en manos de voluntarios. Esa labor, más allá del empeño puesto por sus protagonistas, contrastó con la militancia de mayor experiencia electoral desplegada por otras fuerzas políticas a lo largo y ancho de la provincia.

A su vez, la fase de catarsis incluye relecturas de la reciente performance en las urnas. Para la dirigencia santafesina de Juntos por el Cambio, el revés en Rosario y el Cordón Industrial era previsible: el sur provincial viene siendo castigado con dureza por la crisis. Basta con repasar el historial de despidos y cierres de comercios e industrias (en su mayoría pymes).

La sorpresa llegó con el resultado obtenido en el centro-oeste de Santa Fe. Si bien el macrismo logró imponerse, no lo hizo con la diferencia esperada en función de que esos departamentos sintonizaron, once años atrás, con la lucha contra retenciones impositivas, que unió a todo el sector agropecuario contra el primer gobierno de CFK. En rigor, esa zona caracterizada por el desarrollo sojero cuenta con menor densidad poblacional.

Todo indica que el reto será más arduo con una conducción nacional obligada a garantizar gobernabilidad, en paralelo el siguiente round electoral.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario