Política

El kirchnerismo redobló la ofensiva para que Fayt deje la Corte Suprema

Aníbal Fernández, Rossi y Sileoni cuestionaron la permanencia del juez. El gobierno insiste en que no está en condiciones físicas y mentales para ejercer su cargo.

Martes 12 de Mayo de 2015

El kirchnerismo redobló ayer su ofensiva contra la Corte Suprema de Justicia al insistir con sus reclamos para que el juez decano de la Corte Suprema, Carlos Fayt, "de un paso al costado" y fustigar al titular del máximo tribunal, Ricardo Lorenzetti, al sostener que "no quiere ser presidente, le gustaría más ser rey".

En tanto, la comisión de Juicio Político de la Cámara de Diputados se reunirá hoy bajo la presidencia de la camporista Anabel Fernández Sagasti con el fin de considerar la solicitud del kirchnerismo para iniciar un "proceso investigativo" que determine la "capacidad psicofísica" de Fayt, de 97 años de edad.

Lejos de atenuarse, la ofensiva oficialista sobre la Corte se intensificó en las últimas horas luego de que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner criticara a través de su cuenta en Twitter la continuidad del juez decano.

En su habitual conferencia de prensa en las puertas de la Casa de Gobierno, Aníbal Fernández advirtió que a Fayt "deberían dejar de torturarlo" sus colegas del máximo tribunal y criticó que a "un hombre de 97 años" se lo someta "todos los días a un tironeo innecesario, de estas características".

Asimismo, el ministro coordinador también puso en duda el audio de la entrevista radial realizada a Fayt al sostener que "no" le consta que sea él y no existe "ninguna garantía de que el doctor esté bien".

Por su parte, el ministro de Defensa y precandidato presidencial kirchnerista, Agustín Rossi, aconsejó a Fayt que "lo mejor que podría hacer es, con 97 años, retirarse" por "el bien" del máximo tribunal y "del Poder Judicial".

Dignidad. Rossi le pidió al ministro que "su retirada sea lo digno que fue su paso por la Corte, al menos hasta la firma de aquella acordada" que habilitó su permanencia en el máximo tribunal luego de los 75 años, el límite que fija la reforma de la Constitución de 1994.

El ministro de Educación, Alberto Sileoni, también se sumó a las voces del oficialismo que cuestionan la continuidad del magistrado y sostuvo que "hay momentos en que hay que dar un paso al costado".

"Fayt tiene una trayectoria enorme de casi 70 años. Soy abogado, y estudiaba de sus libros, es un hombre que ha estado desde hace 60 o más años en la vida pública, pero hay momentos en que hay que dar un paso al costado", señaló.

Sileoni afirmó que la Corte actual en la Argentina "es muy pequeña", y que se necesita "que todos los integrantes tengan plenas capacidades para abordar temáticas complejas".

"La discusión es si en un tribunal pequeño, y no debemos olvidarnos que no están (Enrique) Petracchi, (Carmen) Argibay y (Raúl) Zaffaroni, por distintas causas, puede una persona en ese estado (el de Fayt) seguir ejerciendo la magistratura. No se trata de la vida, se trata de la posesión de plenas capacidades", agregó.

Tras escuchar el mensaje que el juez Fayt grabó en esa misma emisora el sábado, Sileoni expresó que "admira de que una persona de 97 años esté en esas condiciones", pero insistió con que "esa no es la discusión".

"Esta Corte hoy es muy pequeña y necesitamos que todos los integrantes tengan plenas capacidades para abordar temáticas complejas. Esto es lo que estamos discutiendo hoy en la Argentina. Estamos discutiendo si en esas condiciones se puede ejercer de ministro de la Corte", aseveró el ministro de Educación.

Otro de los que fue blanco del kirchnerismo fue Lorenzentti, quien fue cuestionado por el jefe de Gabinete, quien planteó que no tiene problema "en que Lorenzetti quiera ser presidente", pero que "se presente por un partido político y compita".

Al respecto, el diputado kirchnerista Carlos Kunkel acusó a Lorenzetti de incurrir "en situaciones realmente vergonzosas para la institucionalidad argentina", y remató que el juez "no quiere ser presidente, le gustaría más ser rey".

Asimismo, Kunkel insistió en acusar al presidente del máximo tribunal de "falsear" un documento público —por la acordada con la que selló su reelección nueve meses antes de lo previsto—, lo que consideró "un hecho gravísimo".

"Que en el acto se diga que fue (Carlos) Fayt el que propuso a Lorenzetti, cuando ni estuvo presente y después en el acta aparece una firma temblorosa en un lugar donde no estaba, es gravísimo", enfatizó.

Macri lo defiende en twitter

El jefe de Gobierno porteño y precandidato presidencial del PRO, Mauricio Macri, defendió ayer al integrante de la Corte Suprema de Justicia, Carlos Fayt, y aseguró que “no hay democracia posible sin respeto a la división de poderes”. El postulante presidencial habló por primera vez del tema luego de varios días de polémica por las acusaciones del gobierno nacional al juez de la Corte, a quien le reclama demostrar su idoneidad para el cargo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS