Política

El kirchnerismo descarta episodios de violencia el día de la jura de Macri

El secretario de Seguridad, Sergio Berni dijo que "no debería haber ningún tipo de desborde" y que desde el gobierno "trabajamos para que todo salga de manera pacífica durante esa jornada".

Martes 08 de Diciembre de 2015

El secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, aseguró ayer que "no debería haber ningún tipo de desborde" durante la ceremonia de traspaso presidencial del próximo jueves.

"No debería haber ningún tipo de desborde, trabajamos para que todo salga de manera pacífica", afirmó el funcionario.

Berni garantizó que se están tomando todos los recaudos necesarios para custodiar la zona comprendida entre el Congreso y la Casa Rosada, a fin de evitar que se produzcan incidentes entre los partidarios del presidente electo, Mauricio Macri, y los simpatizantes kirchneristas que se acercarán ese día a despedir a Cristina Fernández de Kirchner.

"Hasta que asuma el nuevo secretario de Seguridad, estoy a cargo de garantizar el orden", ratificó.

"Está previsto realizar un operativo importante, normal para las característica de evento al que vamos a concurrir, que incluye una movilización importante", explicó el funcionario kirchnerista.

La agrupación La Cámpora convocó a una concentración frente al Congreso a las 10, que se sumará a la movilización del día anterior en Plaza de Mayo.

Competencias. Berni aclaró que su responsabilidad será garantizar la seguridad en las calles pero que lo que suceda al interior de la Casa Rosada excede su competencia.

"La seguridad en el interior del Congreso depende del propio Congreso; de controlar la Casa Rosada se encarga la Casa Militar", dijo.

En tanto, consultado acerca de la idoneidad de la futura ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, Berni evitó adelantar una opinión al manifestar que "la evaluación es después de que asuma y se vea si da cumplimiento a lo que se ha comprometido en campaña".

Por último, el dirigente se refirió a los problemas que atravesó el peronismo en la definición de la estrategia electoral, especialmente en la provincia de Buenos Aires.

Lecturas. "Entiendo que hay que hacer una lectura, un profundo análisis de lo que ha sucedido y no repetir errores, porque tenemos que reconstruir una fuerza política y una posición ideológica", concluyó.

Por su parte, el presidente del bloque de diputados provinciales, Fernando Chino Navarro, subrayó ayer que "ningún argentino está trabajando para generar ninguna situación de violencia" y el deseo por parte de la dirigencia del Frente para la Victoria es que "el 10 de diciembre sea un día de paz y de tranquilidad".

De esta manera, el referente del Movimiento Evita contestó las versiones que desde el espacio Cambiemos sugieren que el kirchnerismo busca generar un clima de agresividad para el momento del traspaso.

Al ser consultado sobre la polémica respecto del escenario de traspaso de los atributos, que el macrismo pretende trasladar a la Casa Rosada, Navarro señaló que le "sorprende" que se discuta sobre esta cuestión y que "no colabora" con el objetivo de generar una transición política cordial.

Marketing. "Hay toda una actitud de marketing de parte de Cambiemos y del PRO que busca colocar al Cristina y al FpV como hostiles, como que estamos enojados y que vamos a poner palos en la rueda", remarcó Navarro.

Para el legislador kirchnerista, "ningún argentino está trabajando para generar ninguna situación de violencia".

"Queremos que el 10 de diciembre sea un día de paz, de tranquilidad, donde cada uno pueda aplaudir a su fuerza política y a sus dirigentes, y que podamos celebrar que Argentina da un paso adelante", agregó.

A su vez, Navarro explicó que quiere que a Macri "le vaya bien", y que el Frente para la Victoria va a plantear un rol de oposición constructiva.

"Que sepan los que van a asumir el 10 de diciembre que nosotros vamos a acompañar en todas aquellas medidas que beneficien a los argentinos, y ejerceremos el rol de oposición que nos dio el pueblo argentino con firmeza pero con mucho sentido común en aquello que no compartamos", explicó.

El referente del Movimiento Evita reafirmó que el jueves es un día para celebrar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario